El Paso

Protestan contra centros de detención para niños

Protestan contra centros de detención para niños

Jaime Torres / El Diario de El Paso

Jaime Torres Valadez / El Diario de El Paso

domingo, 04 octubre 2020 | 06:00

Coreando la frase ‘¡Liberen a los niños ahora!’, más de un centenar de manifestantes encabezados por la Red Fronteriza por los Derechos Humanos (BNHR) exigieron a la agencia del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE) el cierre y liberación de los pequeños detenidos en los centros de detención que opera. 

“Me siento con mucha energía para venir a protestar y pedir esta justicia para las mujeres y familias de los niños que están en los centros de detención. No queremos más separación de familias, no queremos más abusos a la dignidad humana de nuestros migrantes”, afirmó Dulce Carlos, presidenta de la BNHR.

Para ella, al igual que el resto de los asistentes, la actitud mostrada por ICE es algo ‘muy indignante’ que violenta los derechos humanos de quienes salieron de su país con el único fin de trabajar y mejorar la calidad de vida de sus familias.

De acuerdo a los manifestantes en este centro, el cual fue construido recientemente, mantienen encerrados a 11 niños, lo que consideran una violación a sus derechos. 

Durante cerca de una hora y después de haber recorrido varios kilómetros a caballo y en automóvil, los manifestantes colocaron una manta de gran tamaño a la entrada del centro en señal de clausura temporal, en la que se imprimió la leyenda “Liberen a los niños ahora”, mientras elementos del Sheriff vigilaban sus acciones.

“Esto no tendría que suceder en cualquier sociedad justa y respetable, no se puede encarcelar a niños pero eso es lo que está haciendo este país, que se jacta de que se ha distinguido por el respeto a los derechos humanos en el mundo”, dijo Fernando García, director de la agrupación pro derechos humanos.  

Tras denunciar el encarcelamiento de menores instó a las autoridades a cerrar este tipo de reclusorios construidos con los impuestos de los norteamericanos a pesar de las impugnaciones y protestas a lo largo de los años, “nunca nos preguntaron que si queríamos esta cárcel de niños por lo que estamos exigiendo que los liberen y que se cierre este centro, es la demanda central”, dijo en tono enérgico.

Añadió que sus demandas también se extienden al enojo y molestia por la serie de denuncias e informes de abusos sexuales perpetrados en contra de las mujeres recluidas en cárceles como éstas.

Otra de las injusticias y violaciones es la esterilización que se está dando en un centro de detención, radicado en el estado de Georgia, donde se interviene clínicamente a las mujeres para evitar que resulten embarazadas.

“Estamos alzando la voz por todos esos abusos que están cometiendo donde están esterilizando a las mujeres para que ya no puedan tener hijos y consideramos que eso es un abuso porque nadie puede privar a otra persona de tener hijos”, expresó Susana Herrera, quien consideró esta política como criminal y antihumana.

Para los manifestantes la comunidad migrante no representa un problema sino parte de la solución por lo que consideran que una reforma migratoria para que sean legalizadas miles de familias que se encuentran en este país y de esta forma evitar la construcción de estos centros de detención.

“Vamos a seguir haciéndolo... ahora estamos protestando pero a la vez preparándonos no sólo para denunciar la detención sino preparándonos para empujar lo que es la solución, la solución es una solución humana y real. Ya no hay vuelta de hoja, quien gane la presidencia tiene que pasar la reforma migratoria, no la criminalización de los migrantes”, agregó García.

“Yo pienso que desafortunadamente el Gobierno está enriqueciéndose con el sufrimiento de los inmigrantes, que antes era únicamente con los adultos que cruzaban la frontera, pero ahora el negocio más redituable es el de tener a niños en detención”, dijo Herrera.

Consternada dijo que lamentablemente las autoridades no han escuchado sus ruegos ni mucho menos los empresarios que administran estos centros, quienes han rechazado cualquier conversación con ellos, argumentando que como empresas privadas no tienen responsabilidad de hacerlo.

Sin embargo los protestantes manifestaron que la lucha continúa y aprovecharán cualquier foro para expresar su inconformidad al tiempo que exigirán a representantes, congresistas y demás autoridades que su mensaje llegue a Washington.

En cuanto al reciente anuncio de ICE sobre el reinicio de las ‘temerosas’ redadas en diferentes partes del país, mencionó que esto es algo indignante que se hagan estas amenazas a la gente y aprovecharse en tiempos donde las familias deben permanecer unidas y seguras por la pandemia del coronavirus por la que atravesamos.

“Se están aprovechando tal vez por la situación de que las familias están en sus casas, ahorita que las personas no están saliendo a trabajar, que muchos padres están atendiendo a sus hijos con la educación en línea, entonces eso se presta para localizar a estas familias”.

“Como migrantes pasamos por muchos procesos desde la llegada a los puentes internacionales y los corralones donde no hay condiciones óptimas de salud y donde se cometen toda una serie de abusos. Es algo aberrante que no se puede permitir, por eso levantamos nuestra voz a favor de las familias, mujeres y niños”, se dijo.

Y es que el decir de las autoridades de que cuentan y tienen las medidas sanitarias necesarias de esta contingencia de salud, es una mentira, denunciaron los inconformes tras denunciar que es simplemente algo que ellos están utilizando para cubrir el trabajo sucio que ellos hacen durante esta emergencia sanitaria.

Aunque las autoridades se han mantenido cerradas a los planteamientos de estas organizaciones, los protestantes dijeron tener confianza en que este tipo de caminatas no son en vano y tienen la esperanza de ir frenando los abusos, “vamos a luchar constantemente y sí se puede, externó Adriana Cadena, coordinadora de la Alianza de Texas por una Reforma Migratoria (RITA). 

A su vez Marco Raposo, director del Ministerio de Paz de Justicia de la Diócesis de El Paso, reiteró su apoyo y salió en defensa de los migrantes y refugiados que han sido víctimas de abuso por parte de las autoridades migratorias. 

Asimismo mostró su inconformidad por la construcción de este tipo de centros carcelarios que ha sido utilizados como jaulas para mantener a los niños alejados de sus padres, por lo que se pronunció por un cambio en la política y un alto a la separación de familias.