PUBLICIDAD

El Paso

Propuesta migratoria de Biden busca emular ¡la de Trump!

En un giro a la política estadounidense, un plan todavía no aprobado contempla restringir el número de personas que reciben asilo

Eileen Sullivan/Michael D. Shear/The New York Times

domingo, 04 diciembre 2022 | 06:00

Ivan-Pierre Aguirre/The New York Times | Fila de migrantes son procesados en El Paso

PUBLICIDAD

Washington— La administración Biden está considerando nuevos límites sustanciales en la cantidad de migrantes que podrían solicitar asilo en los Estados Unidos, según personas familiarizadas con la propuesta, que ampliaría las restricciones de manera similar a las que el ex presidente Donald Trump implementó por primera vez a lo largo de la frontera.

El plan es uno de varios que están siendo debatidos por los principales asesores del presidente Joe Biden, ya que el país enfrenta una gran cantidad de cruces ilegales en la frontera. Prohibiría que los migrantes que huyen de la persecución busquen refugio en los Estados Unidos a menos que otro país, como México, les haya negado primero un puerto seguro.

PUBLICIDAD

Las personas familiarizadas con las discusiones dijeron que la nueva política, si se adopta, podría entrar en vigencia este mismo mes, justo cuando el gobierno deja de usar una regla de salud pública que la administración Trump implementó al comienzo de la pandemia de coronavirus y se convirtió en una política clave para gestionar el aumento en los cruces durante el mandato de Biden.

Un juez federal ordenó a la administración que deje de usar la regla de salud el 21 de diciembre.

Pero la idea de prohibir que los migrantes busquen asilo golpea directamente el corazón de décadas de derecho estadounidense e internacional que ha dado forma al papel de Estados Unidos como un lugar de seguridad para las personas desplazadas y temerosas en todo el mundo.

Y se basa en un enfoque adoptado por Trump y Stephen Miller, el arquitecto de la agenda de inmigración del ex presidente. Ansioso por mantener a los migrantes fuera de Estados Unidos, el gobierno de Trump impuso lo que llamó una prohibición de tránsito y se negó a considerar las solicitudes de asilo de migrantes que no habían buscado refugio en otros países mientras se dirigían a la frontera de Estados Unidos.

Las similitudes han enfurecido a los defensores de los derechos humanos, que recuerdan la condena a gritos de Biden a las políticas de inmigración de su predecesor durante la campaña de 2020.

“Que la administración de Biden resucite esa política horrible sería hacerle el juego a Stephen Miller”, dijo Eleanor Acer, directora de protección de refugiados en Human Rights First, que emitió un informe en 2020 sobre las repercusiones de la prohibición de tránsito. “Es casi como si Stephen Miller todavía estuviera en la Casa Blanca tratando de bloquear el asilo de las personas que buscan protección contra la persecución”.

Las personas familiarizadas con el debate interno cuestionaron que la administración Biden piense en adoptar una política similar a los programas de Trump.

También dijeron que el enfoque no es definitivo y no se ha presentado a Biden o Alejandro N. Mayorkas, el secretario de seguridad nacional, para una decisión.

Una persona informada sobre las discusiones dijo que de adoptarse, se implementaría una nueva política junto con mayores oportunidades para que los inmigrantes ingresen legalmente a Estados Unidos.

La persona, que pidió permanecer en el anonimato porque las discusiones a puerta cerrada continúan, dijo que el objetivo de las políticas de Trump era mantener a la gente fuera mientras la administración de Biden intenta encontrar una manera de dejar entrar legalmente a aquellos con reclamos válidos sin abrumar la frontera.

Los funcionarios de la administración han destacado una política reciente que comenzó a rechazar a los inmigrantes venezolanos más rápidamente si intentaban cruzar ilegalmente a los Estados Unidos. Pero la política también estableció una vía humanitaria legal para 24 mil venezolanos elegibles.

La combinación de las dos políticas, dijeron los funcionarios, ha llevado a una caída significativa en el número de venezolanos que ingresan ilegalmente al país.

Los funcionarios de la Casa Blanca se negaron a comentar específicamente sobre la posibilidad de nuevas restricciones amplias al asilo. Pero varias personas familiarizadas con la propuesta dijeron que era una de las múltiples ideas que se estaban considerando.

Otros incluyen el aumento de los procesamientos de personas que cruzan ilegalmente y la expansión de una práctica que acelera las deportaciones de personas que no dicen que temen regresar a su país.

Cualquier indicio de renovar parte de la política de prohibición de tránsito de la era Trump sería un paso extraordinario para un presidente que hizo campaña para restaurar el proceso de asilo que su predecesor prácticamente desmanteló.

Lee Gelernt, un abogado de la Unión Estadounidense de Libertades Civiles (ACLU) que luchó contra la prohibición de tránsito de Trump en un tribunal federal, dice que la nueva política que se está considerando sería tan objetable como la regla de salud pública, conocida como Título 42, que se ha utilizado para mantener a los migrantes fuera de el país.

“Si la administración de Biden simplemente sustituye la prohibición de tránsito ilegal y anti asilo de Trump por el Título 42”, dijo Gelernt, “demandaremos de inmediato, como lo hicimos con éxito durante la administración de Trump”.

Muchos candidatos republicanos aprovecharon la inmigración durante sus campañas intermedias como un tema para energizar a sus votantes de base, describiendo la frontera como fuera de control y criticando a Biden y su administración por el fuerte aumento de los cruces fronterizos durante los últimos dos años.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search