El Paso

Prohíbe Texas casi todos los abortos

Entra en vigor ley ‘del latido del corazón’: de las más restrictivas del país

Neelam Bohra / The Texas Tribune

jueves, 02 septiembre 2021 | 06:00

Associated Press | Docenas de manifestantes externaron su oposición a la SB 8 en el Capitolio estatal

La iniciativa del Senado 8 (SB 8), uno de los proyectos de ley de aborto más restrictivos de la nación y que prohíbe el procedimiento a partir de las seis semanas de embarazo, entró en vigor a la medianoche del miércoles 1 de septiembre después de que la Corte Suprema de los Estados Unidos no actuara ante una apelación de emergencia interpuesta el martes por los proveedores de servicios de aborto en Texas.

La ley texana prohíbe los abortos siempre que un ultrasonido pueda detectar lo que los legisladores definieron como un “latido del corazón” fetal, aunque los expertos médicos y legales dicen que este término es engañoso porque los embriones no poseen un corazón en esa etapa de desarrollo.

Los proveedores y los grupos de defensa del derecho al aborto dicen que esto afectaría al menos al 85 por ciento de los abortos que se realizan en el estado. Muchas personas no saben que están embarazadas durante las primeras seis semanas.

Pero el Estado no haría cumplir la ley. En cambio, la SB 8 proporciona la aplicación solo por parte de ciudadanos privados que demandarían a los proveedores de servicios de aborto y cualquier persona involucrada en ayudar o incitar a un aborto después de que se detecte un “latido del corazón”.

Este mecanismo podría permitir que la SB 8 evite entrar en conflicto con el fallo Roe vs. Wade, la decisión de la Corte Suprema de 1973 que legalizó el aborto con algunas restricciones.

Los abogados de Planned Parenthood Federation of America y Whole Woman’s Health, otro proveedor de servicios de aborto involucrado en el caso, dijeron que la incertidumbre en torno a la ley ha creado “caos en el terreno”.

Los médicos y proveedores planearon permanecer en Whole Woman’s Health Clinics en Texas hasta las 11:59 pm –10:59 en El Paso– del martes para proporcionar abortos antes de que la ley entrara en vigencia y las salas de espera de las clínicas estuvieran “llenas de pacientes y sus seres queridos”, dijo la organización en Twitter.

Whole Women’s Health argumentó ante los jueces en un expediente judicial que la SB 8 “incuestionablemente contraviene el precedente de este tribunal y causará un daño evidente a partir de la medianoche de esta noche, con la prohibición del aborto después de seis semanas en todo Texas”, algo que nunca se ha permitido que ocurra en ningún otro estado de la nación en las décadas transcurridas desde el caso Roe.

“Por causas ajenas a su voluntad, miles de texanas embarazadas perderán el acceso al aborto protegido constitucionalmente en cuestión de horas, a menos que este Tribunal actúe”, agregó el grupo. “Los proveedores del servicio y sus pacientes necesitan ayuda urgente”.

Se molesta Biden

El presidente Joe Biden denunció la implementación de la SB 8 el miércoles por la mañana.

“Mi administración está profundamente comprometida con el derecho constitucional establecido en el caso Roe vs. Wade hace casi cinco décadas y protegerá y defenderá ese derecho”, dijo Biden, pero no aclaró ningún curso de acción.

Planned Parenthood intentará mantener abiertas las clínicas, dijo la abogada Julie Murray. Pero existe la posibilidad de que algunas clínicas de aborto comiencen a cerrar, comentó Helene Krasnoff, vicepresidenta de litigios y leyes de políticas públicas.

Marva Sadler, directora sénior de servicios clínicos de Whole Woman’s Health, explicó que las clínicas tendrán que empezar a rechazar pacientes el miércoles.

Sadler dijo que la organización también ha tenido problemas para contratar y retener empleados a medida que el futuro del aborto en Texas se vuelve turbio.

El martes por la mañana, Sadler compartió que estaba “absorta” ayudando a tratar a más de 100 pacientes en la clínica de la organización en Fort Worth mientras los texanos se apresuraban a someterse a abortos en lo que muchos temían era el último día en que el procedimiento sería legal.

Frenan a antiabortistas

Mientras tanto, una jueza de Distrito del Condado de Travis, Amy Clark Meachum, emitió una orden de restricción temporal en un caso separado, en la que se le prohíbe a la organización antiabortista Texas Right To Life; John Seago, su director legislativo, y otros, “organizar, alentar y presentar demandas” contra el abogado de Dallas y la organización sin fines de lucro.

Pero el alcance del fallo era limitado y Seago respondió que era “innecesario” porque no tenía planes de demandar.

Pero Seago y Texas Right to Life, la organización antiaborto más grande del estado, planean comenzar a demandar quienes ellos creen que violan la SB 8. La organización incluso ha creado un sitio web para denunciantes, donde cualquiera puede presentar información anónima sobre abortos ilegales.

En agosto, un tuit viral llamó la atención sobre el sitio web, lo que llevó a miles de personas de todo el mundo a inundarlo con consejos fraudulentos. Seago dijo que el sitio web todavía está activo, pero que “agradeció la publicidad” que recibió su página en Internet.

Incluso si la Corte Suprema bloqueara la ley después del 1 de septiembre, Seago dijo que los proveedores de servicios de aborto aún podrían ser considerados “legalmente responsables” por los abortos realizados después de que la ley entró en vigencia, pero antes de que el tribunal superior emitiera su fallo.

Los proveedores y los médicos también están preocupados por demandas frívolas que podrían arruinarlos financieramente a ellos y a sus empleados. Las personas que presentan demandas bajo SB 8 no tienen que proporcionar una conexión personal con la persona a la que demandan. Seago dijo que Texas Right to Life no planea presentar demandas frívolas.

Presión legislativa

Durante la última década, la Legislatura de Texas ha intentado “grandes cambios” similares para eliminar el acceso al aborto, dijo Kari White, profesora de trabajo social en la Universidad de Texas en Austin e investigadora del Proyecto de Evaluación de Políticas de Texas.

El Proyecto de Ley 2 de la Cámara de Representantes, una medida de 2013 que finalmente fue rechazada por la Corte Suprema, requería que las clínicas de aborto cumplieran con estándares hospitalarios específicos y redujo el número de clínicas de aborto en Texas de más de 40 a 19 para 2016.

Cuando comenzó la pandemia, la orden ejecutiva del gobernador Greg Abbott que prohíbe todas las cirugías que no sean médicamente necesarias restringió en los hechos el aborto y fue objeto de litigio durante semanas. Durante ese tiempo, hubo un aumento de 12 factores en la cantidad de pacientes atendidas en Colorado Planned Parenthood of the Rocky Mountains, una de las clínicas de aborto más cercanas fuera de Texas.

Un proyecto de ley separado que actualmente están considerando los legisladores estatales, el Proyecto de Ley del Senado 4, evitaría que los médicos o proveedores administren medicamentos que induzcan el aborto a pacientes que tienen más de siete semanas de embarazo.

 Advierten vacío legal

La implementación de SB 8 “abriría un gran vacío legal en la protección ofrecida por Roe v. Wade”, dijo Lawrence Gostin, profesor de derecho constitucional en la Universidad de Georgetown.

“La mayoría de las mujeres en Texas que pueden pagarlo se someten a abortos fuera del estado”, dijo Gostin. “Pero para las mujeres pobres y rurales, los efectos sobre su salud física y mental podrían ser devastadores”.

Una mujer, Elise, que pidió que se ocultara su apellido porque teme ser acosada, dijo que era una estudiante de posgrado en la Universidad de Texas cuando se sometió a un aborto hace cuatro años y tenía seis semanas de embarazo. Ella dijo que si SB 8 hubiera estado vigente en ese momento, es posible que no hubiera podido someterse al procedimiento.

“Habría cambiado por completo el rumbo de mi vida y no estaría donde estoy”, comentó. 

close
search