Presume Trump victoria inexistente

Asegura que ganó round sobre muro; le dan menos de un tercio de lo que pidió

Associated Press
jueves, 14 febrero 2019 | 06:00

Washington— Incluso antes de ver un pacto final o acordar sellarlo, el presidente Donald Trump operó el miércoles para hacer parecer el acuerdo del Congreso sobre seguridad fronteriza como una victoria política, sin importar que contenga solo una fracción de los miles de millones para un “Gran muro, poderoso” que ha estado exigiendo durante meses.

Se esperaba el miércoles que Trump acepte a regañadientes el convenio, lo que evitaría otro cierre del Gobierno y le daría lo que los republicanos han estado describiendo como un “enganche” en su promesa central de campaña.

El miércoles dijo que todavía está esperando que los legisladores le presenten ley final antes de tomar una decisión. Pero no se esperó para cantar victoria, argumentando en la Casa Blanca que “mientras hablamos” se está construyendo un muro.

De hecho, las obras en una primera extensión de la barrera –14 millas en el Valle del Rio Grande de Texas– comienzan este mes, tras ser aprobadas por el Congreso hace aproximadamente un año junto con dinero para renovar y fortalecer algunas vallas existentes. Pero estos trabajos están muy lejos del vasto muro que prometió durante su campaña como “algo tan alto que te mareará”.

En un tono como si estuviera nuevamente en modo de campaña, le dijo a un grupo de oficiales de la ley el miércoles: “Va a ser un gran y poderoso muro... El muro está muy, muy en camino”.

Tal vez arrastrado por su propio entusiasmo, agregó: “Tendrá que estar en muy buena forma para cruzar el muro. Creo que podrían escalar el Everest mucho más fácil”.

Los funcionarios de la Casa Blanca advirtieron que aún tenían que ver el texto legislativo definitivo, que los negociadores completaron casi al final del miércoles. Y Trump tiene un historial de rechazar los tratos después de señalar que los aprobaría. Pero, a menos que se produzcan cambios importantes o adiciones tardías, se esperaba que aceptara, según los funcionarios de la Casa Blanca y otros republicanos cercanos a la Casa Blanca que hablaron bajo condición de anonimato porque no estaban autorizados a discutir el asunto públicamente.

Suponiendo que no haya sorpresas en el texto final, “creo que lo va a firmar”, dijo el miércoles el representante conservador Mark Meadows, republicano por Nueva York, un aliado cercano del presidente. Sin embargo, advirtió que “sería un suicidio político” si Trump firmara el acuerdo y luego no tomara medidas para obtener fondos adicionales para el muro usando sus poderes ejecutivos.

Aprobar el acuerdo marcaría una importante concesión por parte de Trump, quien lleva meses insistiendo en que la situación en la frontera sur representa una crisis de seguridad nacional que exige un muro inexpugnable. También insistió en que no aceptaría nada menos que $5.7 billones (miles de millones) para la barrera, una demanda que forzó el cierre parcial de 35 días que dejó a cientos de miles de trabajadores federales sin cheques de pago y a los republicanos afectados por la culpa. Nadie quiere que se repita el cierre.

El acuerdo tentativo que alcanzaron los legisladores esta semana proporcionaría menos de $1.4 billones (miles de millones) para las barreras fronterizas y al mismo tiempo mantendría al Gobierno financiado hasta fines de septiembre.