El Paso

Preparan estilistas su retorno al mercado

Realizan seminario ‘Peluquería y Política de Belleza’

Jaime Torres Valadez/El Diario de El Paso

jueves, 18 noviembre 2021 | 06:00

Jaime Torres/El Diario de El Paso | El curso se impartió en la academia ‘PIPO’, al que asistieron estudiantes y profesionistas

pie

El curso se impartió en la academia ‘PIPO’, al que asistieron estudiantes y profesionistas

credito fotos

Jaime Torres/El Diario de El Paso

Para reforzar el conocimiento y establecer estrategias de como expandir los alcances de la industria de los salones de belleza, la barbería y peluquería, luego de la embestida provocada por la pandemia del Covid-19, la Academia del Diseño de Cabello –PIPO– llevó a cabo el seminario denominado ‘Peluquería y Política de Belleza’.

El curso, abierto a los especialistas en el arte del diseño del cabello, fue impartido por Joshua Ford, barbero profesional, radicado en el estado de Washington, y quien vino exprofeso a enseñar y motivar a los alumnos y trabajadores locales en el manejo y diseño del cabello con el fin de que continúen sus estudios.

“Vengo a compartir mis experiencias y a decirles a quienes que por alguna razón abandonaron sus estudios y profesión que sigan adelante; tengan confianza y esperanza”.

De acuerdo con especialistas en la rama del cabello, la pandemia provocó que propietarios de salones de belleza, peluquerías y barberías redujeran su personal por arriba del 60 por ciento.

Los profesionales de belleza entre estilistas, barberos, manicuristas y asistentes, se dijo, se vieron afectados por el cierre y recortes laborales.

Se estima que cerca del 50 por ciento mantienen sus trabajos, otro porcentaje menor se retiró para operar en sus casas mientras que cerca del 15 por ciento perdió su empleo. Además este panorama desalentó a muchos a continuar sus estudios. 

La contingencia también motivó a un gran número de estudiantes, trabajadores e incluso dueños de negocios, a dejar de lado su licencia y dedicarse a otras actividades en el mejor de los casos, otros simplemente se quedaron sin empleo.

Ante esta situación Ford decidió salir de su ciudad y empezar a compartir sus conocimientos entre los alumnos y trabajadores de la industria del cabello, con el fin de que retomen el camino.

El Paso, Texas, fue el lugar del arranque de esa iniciativa gracias a la invitación de Héctor Barragán, propietario de la emblemática academia PIPO, en la que han graduado miles de alumnos fronterizos.

“Me gusta El Paso, es un lugar bonito y me siento muy bien”, dijo Joshua Ford, luego de impartir su primera clase en uno de los salones de la academia, ubicada en el 3000 Pershing, en la zona central.

Durante el seminario, el graduado de Trained Barber College, situado en la ciudad de Houston, Texas, aleccionó a los alumnos sobre los nuevos cortes, técnica, herramientas y materiales a utilizar en su profesión.

Pero uno de los motivantes dentro del seminario fue sin duda las palabras del instructor para animar a los alumnos a continuar en su carrera e invitarlos a tomar su propio negocio y crear su propia marca.

“Esta profesión es muy gratificante y satisfactoria cuando se le inyecta ese amor y pasión”, expreso Ford, con 12 años de experiencia en el oficio y dos como barbero profesional.

Recordó que durante años estuvo buscando su pasión y esa chispa que lo mantuviera motivado, “estaba perdido no sabia que ofrecer y cual era mi propósito”, manifestó, quien en un tiempo tuvo el gusto de cortar y estilizar el cabello para poder ayudar a los demás.

Indicó que fue hasta que entró a la escuela de barbería cuando se dio cuenta de que ese era su propósito de vida… “Me di cuenta que esto quería hacer por el resto de mi vida”, dijo, el también veterano de  las fuerzas armadas de los Estados Unidos.

En su exhortación a los aspirantes y alumnos que buscan concretizar el arte del manejo del cabello recomendó: seguir adelante, realicen sus sueños y no dejen de leer y estudiar. Esta profesión es de un continuo aprendizaje, remató el entrenador.

Para Héctor Barragán, el haber tenido en casa a Ford, fue una experiencia motivadora para los asistentes al curso. “Yo quisiera tenerlo muchas más veces aquí para que instruya y motive al estudiantado”, expresó el también profesional de la barbería y cortes de cabello. “Es muy importante promover la cultura de la capacitación y en la academia PIPO nos esforzamos en ello”.

close
search