El Paso

Prefieren maestros renunciar a Distritos

Muchos se niegan a regresar a clases presenciales ante el miedo de contagios masivos de Covid-19, informan

Archivo / Muchos se niegan a regresar a clases presenciales ante el miedo de contagios masivos de Covid-19, informan

Roberto Carrillo / El Diario de El Paso

lunes, 12 octubre 2020 | 06:00

Ante el riesgo de contagio por la pandemia causada por el Covid-19, personal docente de la región fronteriza ha considerado renunciar a su vocación educativa en caso de que sean obligados a presentarse a trabajar, confiaron a El Diario de El Paso distintos maestros que prefirieron hablar en anonimato.

Mientras en El Paso se ha registrado el récord de 546 casos de Covid-19 tan sólo el día sábado, en los distintos distritos escolares el plan de reiniciar las clases presenciales es tema de preocupación de los educadores que han decidido incluso rehuir al riesgo de infección, en caso de ser llamados a sus aulas en medio de la crisis de salud.

Mientras “Diana” se despidió de sus alumnos de educación elemental la semana pasada, su esposo “Joseph” es firme ante la convicción de proteger a su familia que cuenta con 2 menores de edad bajo su techo.

Ambos maestros han ponderado la decisión de decir adiós a la docencia, a pesar de lo difícil que puede ser realizar otra labor diferente a la que han desempeñado en los últimos años.

“Hasta que haya una vacuna mi esposa no va a ir a la escuela, y en caso de que se le ordene lo contrario, ella va a renunciar”, dijo ‘Joseph’ que al igual que su esposa tuvo un respiro de alivio cuando se anunció la postergación del regreso a las aulas, y la pausa por la intercesión que correrá del 12 al 16 de noviembre.

“La decisión estaba tomada cuando se nos informó que teníamos que ir a nuestras escuelas a preparar la llegada de los alumnos que han decidido regresar a clases presenciales, pero así como ellos tienen derecho a recibir su instrucción frente a frente, nuestro derecho también es a no exponernos, aunque esto suponga el perder nuestro trabajo”, dijo ‘Diana’, sobre la situación apremiante que viven en el ámbito laboral.

En la víspera el Distrito Escolar Independiente de El Paso informó su intención de postergar el regreso a clases, lo que causó opiniones encontradas, incluso con miembros de la Mesa Directiva.

“No fui informado con anticipación de la última demora para la instrucción cara a cara, ni di mi consentimiento”, dijo el representante Daniel Call, del Distrito 7 de EPISD.

 “También creo que hay una mejor manera de manejar esto; y por ello en la próxima reunión de la Mesa Directiva, propondré un bono de 500 dólares a los maestros que quieran regresar al salón de clases para recibir instrucción en persona”, sostuvo el representante Call.

 “Creo que hay muchos maestros que seleccionarían esta opción y podrían estar de acuerdo con las familias que también quieren que sus hijos regresen al aula. También creo que el costo del bono se pagará solo con los estudiantes que de otra manera se retirarían del Distrito si continúa la enseñanza 100% virtual”, sostuvo.

Dicha opinión de Call tiene sustento ante la pérdida de alumnos en un ritmo “alarmante”, de acuerdo al representante.

 “Si no encontramos una manera de darles a los padres una razón para mantener a sus hijos en el distrito, pronto el Distrito no tendrá otra opción que despedir empleados”, afirmó el funcionario.

Sin embargo, profesores como ‘Joseph’ sostienen que la región fronteriza tiene una identidad muy diferente al estar inmersa en una pandemia.

“Creo que nosotros, como comunidad, intentamos compararnos con otras partes de Texas; Dallas, Houston y Austin. Pero no somos ellos, somos los únicos que tenemos fronteras con un país, dos estados y tres ciudades”, dijo el profesor de nivel preparatoria. 

“Nuestra población combinada nos convierte en el metroplex/borderplex más grande de Texas. No tenemos control de lo que hace Nuevo México o México, pero todos sabemos que tenemos estudiantes que viajan de un lado a otro. La apertura de la escuela aumentará la tasa de transmisión”, sostuvo el maestro paseño.

“Tampoco creo que los padres estén pensando en cómo será esto cuando volvamos a clases presenciales. Ya que los niños comerán almuerzos en bolsa y no podrán salir del campus. Muchos estudiantes estarán en la misma habitación todo el día, pero si el señor Call puede hacer que funcione el sistema donde puedo enseñar desde casa, sería genial, no veo por qué los profesores no tienen otra opción. Siento que el Distrito trata a los maestros como estudiantes y no como profesionales”, sostuvo.

Razones de peso

 Mientras en el Distrito Escolar Independiente de Ysleta (YISD) ya suman al menos 7 maestros que han renunciado a sus puestos, el riesgo de contagio de Covid-19 ha hecho que algunos mentores prefieran adelantar su retiro o simplemente reconsiderar sus carreras.

“No me sorprende el número de maestros que han renunciado, y siendo franca no creo que éste sea el final. Creo que habrá más casos así”, dijo Arlinda Valencia, presidenta de la Mesa Directiva de la Asociación de Maestros de Ysleta.

En YISD se ha programado el regreso a clases para el 19 de octubre, ante lo cual la asociación de maestros que dirige Valencia ha pedido mayores precauciones a las autoridades educativas.

“Pedimos a la Mesa Directiva de YISD que haga pruebas de detección del Covid-19 a todos los maestros y asistentes antes de regresar a la instrucción cara a cara, así como a todos los empleados que tengan contacto directo con los estudiantes”, sostuvo Valencia en representación de los maestros de Ysleta.

“Creo que si se realizan dichas pruebas y se demuestra que están libres de Covid-19, eso nos dará una capa adicional de confianza y tranquilidad para entrar a las escuelas sabiendo que uno está libre de Covid-19 al igual que sus colegas”, agregó.

Foco de infección

El martes pasado se reveló el caso positivo de un empleado del Distrito Escolar Independiente de Socorro, situación que motivó el cierre del Centro de Servicio del Distrito para realizar una sanitización de sus instalaciones.

Sin embargo, el miércoles se reportaron 4 nuevos casos que han dado nuevos motivos para que SISD pida a la Agencia de Educación de Texas una prórroga para el regreso a clases presenciales.   

“En colaboración con la autoridad de Salud local y los distritos del área, hemos presentado una exención a la TEA solicitando una extensión de nuestro plan de transición de regreso a la escuela para mantener seguro al SISD”, dijo José Espinoza, superintendente de SISD.

“Estamos trabajando en los detalles y proporcionaremos actualizaciones”, sostuvo el funcionario.

“Con el reciente aumento de casos y la continua propagación de Covid-19 en la comunidad de El Paso, SISD está tomando medidas proactivas para implementar medidas adicionales para mantener seguro a SISD”, sostuvo el Distrito en un comunicado.

Monitoreo de casos

De hecho, EPISD habilitó un reporte diario de casos positivos de Covid-19, que a la fecha contabiliza 137 casos positivos, de los cuales 71 son reportados en personal administrativo y del cuerpo docente, mientras tanto los 66 casos confirmados son de estudiantes.

Del mismo modo el Distrito Escolar Independiente de Socorro solicitará una exención de transición adicional a la TEA, mientras continúa monitoreando cuidadosamente la salud de la comunidad estudiantil y administrativa.

En espera de la aprobación de la TEA y de la Junta Escolar del SISD, el Distrito continuará brindando instrucción remota a todos los estudiantes.

 “Si la salud de la comunidad local mejora a los niveles establecidos, en asociación con el Departamento de Salud Pública de El Paso y los distritos escolares locales durante este período, las escuelas reabrirán para atender a los estudiantes que deseen regresar al campus en una fecha anterior”, suscribió.

rcarrillo@diariousa.com