Pospone juez audiencia con el tirador de Walmart

A sus 21 años, Patrick Crusius enfrenta 22 cargos por homicidio capital

Sabrina Zuniga / El Diario de El Paso
martes, 08 octubre 2019 | 06:00
Archivo | Autoridades llevarán el caso como un ataque de odio y un caso de terrorismo interno

Debido a un conflicto en el horario del abogado defensor, Patrick Wood Crusius, acusado de perpetrar el fatal tiroteo en El Paso, será presentado ante la Corte de Distrito 409 para su primer audiencia el 10 de octubre a las 2:00 pm; anteriormente autoridades habían calendarizado el día 9 de octubre.

Crusius, de 21 años, enfrenta cargos por homicidio capital y tendrá una audiencia de lectura de cargos este jueves bajo la dirección del juez de Distrito Sam Medrano.

Esta será la primera aparición del supuesto perpetrador en la Corte Pública desde el tiroteo. Crusius fue arrestado minutos después de que abriera fuego contra 48 personas en el Walmart cerca del centro comercial Cielo Vista, de los cuales, 22 perdieron la vida y 26 resultaron heridos.

El caso de Crusius fue transferido al juez Medrano, después de que la jueza Angie Juárez Barill se rehusó al caso de asesinato capital contra el principal sospechoso del atentado.

Medrano es conocido por también haber enjuiciado a varios individuos acusados de homicidio, como Daniel Villegas, quien fue exonerado en octubre del 2018 luego de llevar una acusación de homicidio capital en sus hombros por 25 años.

Juárez Barill anunció su renuncia al caso de asesinato capital de Patrick Crusius en un comunicado emitido a una semana después de que fuera asignada por el Consejo de Jueces.

“El 17 de septiembre de 2019, al final de la tarde, me notificaron que me asignaron el caso de Patrick Wood Crusius. En todos los casos, cada juez debe considerar si hay alguna razón por la cual tal asignación no puede ser aceptada. Estas son las mías”, declaró en un comunicado Juárez Barill. “Conocía a uno de los fallecidos y la familia”, agregó.

De acuerdo con la declaración de arresto, Crusius les dijo a los oficiales que buscaba dispararle a “mexicanos” en el ataque armado. Por lo que el Buró Federal de Investigaciones, (FBI) ha decidido llevar el caso como un ataque de odio y un caso de terrorismo interno.

Los nombres de las víctimas mortales fueron incluidos en su acusación, con el nombre de María Eugenia Legarreta –víctima chihuahuense– en ser el primero en nombrarse, ya que, de acuerdo con la investigación, la mujer fue la primera en recibir los disparos del arma semiautomática de Crusius, dejándola sin vida en la escena.