El Paso

Por pandemia, enfrentan panorama devastador

Algunos restaurantes y bares sólo ofrecen servicio para llevar

Jaime Torres / El Diario de El Paso

jueves, 22 octubre 2020 | 06:00

Los efectos derivados de la pandemia del coronavirus han tenido un impacto devastador en la economía de bares y restaurantes a nivel local. En el mejor de los casos, sus propietarios han tenido que recortar a su personal o cerrar temporalmente, mientras que otros han optado por el cierre definitivo.

Durante estos siete meses la situación ha sido crítica para decenas de empresarios, quienes han tenido que implementar sistemas creativos y novedosos para poder subsistir, como lo dijo Abraham Serrato, propietario de la cadena local de restaurantes Tacos El Chinampa, especializado en la elaboración de la comida mexicana.

“Vivimos tiempos difíciles, críticos. Operar en estas condiciones es un sacrificio no solo para nosotros, sino para todo el comercio en general, pero se hace lo posible para que funcione”, comentó, tras enfatizar que la debacle económica les ha representado pérdidas de hasta el 65 por ciento en sus ventas.

Expresó que gracias al apoyo de los clientes que tienen desde hace 10 años, como empresa joven en la ciudad, y a la ayuda del Gobierno, han logrado mantenerse. Pero, sobre todo, ha hecho prioridad cuidar tanto a empleados como consumidores, implementando los protocolos de seguridad que exigen las autoridades del Sector Salud.

Indicó que la igual que otros comercios del giro, desde que se activó la emergencia sanitaria han mantenido sus comedores cerrados al público y se han mantenido exclusivamente con la venta a través de la ventanilla, es decir, del llamado “drive thru”, y los pedidos en línea, a través de sus plataformas digitales.

“Esta emergencia nos ha obligado a implementar sistemas digitales y ser innovadores en nuestra estrategia de mercadotecnia para mantenernos en el mercado y continuar ofreciendo empleos a nuestra gente”, expresó.

 Menos personal

A la fecha la cadena local ha recortado poco más de 60 plazas de las 100 que tenía en el pasado. Tanto meseros, cocineros y lavaplatos como personal de intendencia perdieron sus empleos por el cierre y se acogieron al sistema estatal de desempleo. Por ahora solo 35 empleados atienden las cuatro sucursales. 

“Nos preocupa como están las cosas. Vemos con preocupación cómo están las estadísticas y por ello hemos tomado la decisión de mantener cerrados nuestros locales para evitar la propagación del Covid-19, manifestó el hijo de Abraham ‘El Chino’ Serrato, fundador de los tacos ‘El Tenampa’, en Ciudad Juárez. 

Otro de los sectores afectados, los cuales también han sufrido perdidas de arriba del 60 por ciento, son las negociaciones de bares y cantinas, obligados a cerrar desde hace varios meses. Aquellos que cuentan con servicio de cocina pueden operar, pero las nuevas reglas les impiden hacerlo a más del 50 por ciento de su capacidad y deben limitar sus tiempos de operación.

“Sí hemos resentido pérdidas porque la gente está acostumbrada a llegar después de las nueve de la noche y ahora estamos cerrando justo a esa hora. En la mañana no vienen”, dijo Lorenzo Chávez, cocinero del Bar & Grill El Rey Muerto, quien recientemente se integró a la negociación, ubicada en el cruce de Montwood y George Dieter.

Indicó que, al igual que otros negocios, trabajan con una plantilla de empleados del 30 por ciento en comparación al total que laboraba antes de la pandemia. Solo un cocinero y dos personas preparadoras de cocteles y bebidas en la barra atienden a los clientes.

Expresó que luego del incremento de contagios en la ciudad, resintieron otra baja en sus ventas, por lo que esperan que en un par de semanas la estadística baje para poder operar en un mayor horario, tal y como le prometieron las autoridades. “Esperaremos a que bajen los números –de contagios– y poder abrir hasta las dos de la mañana como antes”.

 ‘Pega’ a sitios tradiciones

El restaurantes tradicional Café Mayapán, ubicado sobre la avenida Texas, anunció hoy el cierre temporal de su comedor para contribuir a la baja de la estadística del coronavirus, que ha alcanzado cifras de contagios por arriba de los 700 en los últimos días.

“Debido al alto aumento de casos de Covid-19 en toda la ciudad, Café Mayapán ha decidido cerrar por una semana 10 / 10-10 / 17 para una limpieza profunda para garantizar la seguridad de los clientes”, fue el mensaje enviado a través de sus redes sociales. “¡Te veo pronto!”

“Tratamos de no ser parte de las estadísticas porque ahorita con esto es muy riesgoso. Vivimos en una incertidumbre porque no sabemos dónde podemos adquirir el virus, por lo que hay que ser muy cuidadosos”, expresó Serrato, quien todos los días desde las cuatro de la mañana participa en la preparación de los alimentos que ofrece a sus comensales, siguiendo y respetando los protocolos de seguridad.   

Al igual que el resto de los comerciantes, dijo que con ese 35 ó 40 por ciento que obtienen de las ventas ha logrado mantener abierto el negocio y estar activos, “gracias a la clientela que ha sido fiel y que acude con frecuencia a cada uno de los cuatro restaurantes, ubicados en distintos puntos de la ciudad”.

De acuerdo con las autoridades, la industria de la comida y la bebida han sido los sectores más golpeados, y aunque los gobiernos los han apoyado financieramente se dice que más del 40 por ciento han cerrado sus puertas lo que ha afectando de igual forma a miles de trabajadores del sector.