El Paso

Por noveno mes, extienden cierre parcial de la frontera

Los compradores mexicanos no podrán cruzar a El Paso, rompiendo una tradición en la frontera

Omar Morales / El Diario

Roberto Carrillo / El Diario de El Paso

jueves, 19 noviembre 2020 | 06:00

La nueva orden que extiende la restricción de cruces no esenciales entre Estados Unidos y México ha causado pesar en residentes fronterizos que buscan la manera de sobrellevar la crisis de salud que afecta a su economía.

La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) de México confirmó la medida que ahora se extiende al menos por otro mes, por lo que aquellas personas que no sean residentes legales permanentes o ciudadanas estadunidenses no podrán cruzar a los Estados Unidos.

“Tras revisar el desarrollo de la propagación de #COVID19 en ambos países, y debido a que diversos estados se encuentran en (naranja) del Semáforo Epidemiológico, (México) planteó a (Estados Unidos) la extensión por 1 mes más de las restricciones al tránsito terrestre no esencial en su frontera común”, publicó la cancillería mexicana en sus redes sociales.

La medida básicamente restringe los cruces internacionales a personas que cuentan con visas de turista. Los ciudadanos norteamericanos y residentes legales en EU deben justificar sus viajes a través de la frontera, pero se les permite retornar al país.

Con este nuevo aplazamiento de la orden, la restricción suma ya nueve meses desde que fue instaurada desde el pasado a miércoles 20 de marzo, y que afecta directamente a aquellas personas que buscan internarse por la vía terrestre a los Estados Unidos.

“Nos afecta mucho sin duda, ya que vamos a seguir sin trabajo, pues si no hay quien venga a hacer compras, no hay trámites de importaciones”, dijo Arturo Gaytán, despachador de una agencia comercializadora.

“El panorama se ve muy difícil para nosotros, pero sin duda es peor estar conectado a un respirador o con oxígeno en el hospital; creo que ya nos estamos imponiendo a la nueva normalidad”, afirmó Gaytán.

En tanto, la restricción de viajar a Ciudad Juárez ha hecho que algunos comerciantes locales se beneficien por la medida.

“Aunque las ventas han bajado por la pandemia, hay algunas personas y negocios a las que sí nos ha beneficiado que la gente de México no cruce al lado americano, ya que ahora buscan los servicios y mercancías que nosotros podemos ofrecer”, sostuvo Ricardo Yáñez, propietario de un taller de hojalatería y pintura automotriz.

“Aunque no es una diferencia muy extrema, la misma gente me dice que antes iban a Juárez a recibir el servicio que nosotros ahora les damos”, afirmó.

En tanto, para los ciudadanos mexicanos que por sus actividades profesionales mantienen un apartado postal en la ciudad de El Paso, poder recibir envíos se vuelve una labor complicada.

“La nueva orden sí me afecta mucho porque pido muchas cosas que no consigo en Juárez, o si las encuentro están muy caras”, dijo el fotógrafo Jorge Cuevas.

“Tengo un ‘mailbox’ (apartado postal) en El Paso y batallo para que me las traigan porque yo no puedo cruzar, son los materiales que uso para mi cuarto oscuro, como químicos, negativos y material fotográfico”, agregó.

La orden original fue activada el 21 de marzo por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), para evitar la propagación del Covid-19 a través de la frontera.

Dicha orden ha sido extendida cada mes por espacio de 30 días más, mientras permanece la alerta sanitaria que ha ocasionado la pandemia, y que hasta la fecha no permite la entrada al país a viajeros no esenciales, en su mayoría mexicanos que atraviesan la frontera para compras, diversión o visitas familiares.