El Paso

Por fin, viene Kamala

Tras rehusarse a visitar la frontera, estará en El Paso mañana; tratará crisis migratoria

Roberto Carrillo / El Diario de El Paso

jueves, 24 junio 2021 | 06:00

Associated Press

A más de noventa días de que recibiera el encargo presidencial de resolver la crisis migratoria, la vicepresidenta Kamala Harris visitará El Paso en su primera gira en la zona fronteriza con México.

La funcionaria ha recibido críticas de los dos partidos por no haber estado en esta zona a pesar de que encabeza la respuesta del Gobierno de Joe Biden a un fuerte incremento en la inmigración.

En El Paso, el anuncio generó diversas opiniones, algunas encontradas, entre líderes comunitarios y funcionarios electos, quienes coinciden en la necesidad de atención del Gobierno federal ante la problemática que se vive en la frontera por la pandemia y temas migratorios.

“Le damos la bienvenida desde luego, ya era tiempo de que nos visitara y que escuche a nuestra comunidad, por lo menos esa es nuestra expectativa, esa es la única forma en que entenderá lo que está sucediendo aquí”, dijo Fernando García, director de la Red Fronteriza de Derechos Humanos (BNHR).

Harris visitará El Paso acompañada del secretario de Seguridad Nacional (DHS), Alejandro Mayorkas.

El tema fronterizo ensombreció este mes la primera gira de Harris al exterior, a Guatemala y México, donde se reunió con los presidentes de ambas naciones, así como con funcionarios y activistas. 

Durante la gira concedió una entrevista a NBC News, en la que desestimó no haber estado en la frontera, pese a que en por esta zona han sido detenidos hasta 180 mil migrantes en un mes.

Ante la crisis migratoria, incluso algunos demócratas de centro se sumaron a los republicanos en sus llamados para que Harris visitara la zona fronteriza. 

El representante demócrata Henry Cuellar, cuyo distrito se extiende del sur de San Antonio hacia la frontera sur, escribió una carta a Harris este mes, en la que la invitó a “observar la actual crisis humanitaria y compartir la perspectiva de los estadounidenses que viven allí”.

“Creo que es crucial que usted se reúna con las partes interesadas y los habitantes, tome en cuenta sus preocupaciones y aproveche las experiencias que han vivido para poner en marcha políticas más efectivas”, escribió.

 Petición concreta

Se desconocen los planes de Harris durante su visita a la zona, pero un centro de detención de inmigrantes en El Paso, en el puesto militar de Fort Bliss, ha suscitado críticas de activistas que han descrito las condiciones inseguras del lugar y denuncias de abusos contra algunos de los miles de niños que se encuentran ahí.

“Que ella venga y conozca que tenemos miles de niños en la base militar de Fort Bliss, miles de niños que están encarcelados y que no deben de ser liberados. Esa es una petición concreta que le hacemos”, sostuvo Fernando García.

El director de la BNHR sostuvo que es necesario que la vicepresidenta vea que muchas de las pólizas migratorias implantadas por el ex presidente Donald Trump siguen vigentes, y que deben ser desechadas.

“Espero que ella anuncie la suspensión del Título 42, una estrategia ilegal para expulsar personas del país sin el debido proceso”, dijo García.

Para Carlos Marentes, director del Centro de Trabajadores Agrícolas Fronterizos, la visita de Harris es positiva ante la necesidad de que la administración del presidente Biden tome cartas en diversas problemáticas que afectan a esta frontera.

“Pienso que la visita de la vicepresidenta es una buena oportunidad para que se dé cuenta de cuál es la realidad que priva en la frontera, y que efectivamente hay problemas muy graves que competen al Gobierno federal, ya que los gobiernos locales o estatales no tienen la capacidad legal o moral para resolver los problemas que tenemos”, dijo Marentes.

Para el líder social y agrario, la necesidad de abrir la frontera entre Ciudad Juárez y El Paso es urgente, ya que la unión entre ambas ciudades tiene mayor repercusión que la que se percibe fuera de la localidad.

“Es un absurdo mantener cerrada la frontera, sobre todo con la situación de la pandemia, ya que no se puede aislar a El Paso de su contraparte, que es Ciudad Juárez.

Marentes sostuvo que es necesario implementar mejores estrategias de vacunación para los ciudadanos mexicanos que tienen visa láser para cruce fronterizo, incluso para permitirles que reciban la vacuna del Covid-19 en El Paso.

“Si hay problemas en la estrategia de vacunación en Ciudad Juárez, esta es la oportunidad de ganar esa inmunidad que se necesita para derrotar al Covid-19, y ojalá la vicepresidenta se dé cuenta y pueda orientar al presidente o al Gobierno federal sobre esta situación”, agregó.

Reacciones contrarias

El gobernador Greg Abbott ha culpado a las políticas de inmigración de la administración de Biden por el aumento de inmigrantes en la frontera sur del estado, y anunció a principios de este mes que Texas tomará medidas para construir su propio muro fronterizo.

En un comunicado emitido el miércoles, Abbott llamó a Harris el “zar fronterizo” y promocionó la Operación Estrella Solitaria, una iniciativa para ampliar la presencia de las fuerzas del orden público en la frontera.

Por su parte el senador republicano John Cornyn dijo el miércoles que “la vicepresidenta Harris debería ir a donde está la acción. Ni siquiera va al lugar más popular de la crisis fronteriza de Biden”, sostuvo el senador de Texas al referir que la “crisis” se vive en la zona de Rio Grande, y no en El Paso.

Por su parte el senador Ted Cruz acusó a la administración Biden-Harris de ser “la última milla de una red de tráfico de personas y drogas ilegales que los carteles están explotando”.

“Sólo se necesitaron más de medio millón de inmigrantes ilegales para ingresar a los Estados Unidos, que se incautaran más de 400 mil libras de drogas, que 19 senadores estadounidenses viajaran a la frontera sur, para que 92 días después de ser nombrada zar de la crisis fronteriza al fin Kamala Harris visitara la frontera sur”, sostuvo Cruz. 

close
search