string(54) "pierden-tiguas-otro-round-en-la-corte-20190216-1478852"
El Paso

Pierden Tiguas otro round en la Corte

Juez federal desestima demanda vs el Estado de Texas

Roberto Carrillo Arteaga
El Diario de El Paso
domingo, 17 febrero 2019 | 06:00

Un juez federal desestimó una contra demanda presentada por el Ysleta Del Sur Pueblo (Tribu Tigua), en un juicio enfrentan al gobierno de Texas sobre una supuesta violación a los derechos constitucionales en su batalla legal por realizar juegos de azar en sus instalaciones.

El juez Philip R. Martínez de la Corte de Distrito del Oeste de Texas, con sede en El Paso, dictaminó el pasado lunes 11 de febrero el desestimar la contra demanda interpuesta por el equipo legal de los Tiguas, y conceder al procurador Ken Paxton de Texas la razón en el litigio. 

"Después de las debidas consideraciones, la Corte opina que la moción de (Ken) Paxton debe ser concedida", dijo el magistrado Martínez, en un nuevo capítulo de la batalla legal que se ha extendido por décadas.

La contra demanda presentada en la Corte el pasado mes de Diciembre señala al gobierno de Texas de "violó la cláusula de Protección Equitativa que establece la Constitución de los Estados Unidos".

Sin embargo, en su reciente dictamen el juez Martínez citó el Acto de Restauración fechada en el año 1987 y que especifica que "Todas las actividades de juegos que están prohibidos por las leyes del estado de Texas son prohibidos del mismo modo en reservaciones y en territorios de la tribu".

"La Corte está consciente de que la orden judicial tendrá un impacto sustancial en la comunidad del pueblo. En consecuencia, el tribunal se une al dictamen de los jueces que han instado a las Tribus obligadas por el Acta de Restauración a solicitar al Congreso que modifique o reemplace el Acta de Restauración si desean realizar juegos de azar en su Reservación", suscribió el juez Martínez.

La Acta de Restauración cita directamente a Ysleta del Sur Pueblo, y a la Tribu Alabama-Coushatta. 

Sin embargo, como la Tribu Alabama-Coushatta no estaba inmersa en el caso federal contra los Tiguas, el dictamen de la juez Cardone no les afectó al momento de abrir el Naskila Entertainment Center cerca de Livingston, Texas en Mayo del 2016, pero una orden judicial los marginó del mismo modo a seguir operando juegos de azar de la Clase II.

En el documento presentado en la contra demanda por Ysleta del Sur Pueblo, el Concejo Tribal, Michael Silva investido como Gobernador Tribal o "Pueblo" o "La Tribu" solicitaron que la Oficina del Procurador del Estado de Texas demuestre que el Bingo es ilegal bajo las leyes de Texas para ejercer el mandato de detener su implementación en las instalaciones del Centro de Entretenimiento Speaking Rock, propiedad de la Tribu.

La batalla legal data del año 1999 en donde la Tribu instaló máquinas de Bingo Electrónico en su Casino ubicado en Ysleta, en el extremo Este de El Paso, basados en su derecho soberano e independencia que les confiere incluso tener su propio gobierno tribal.

La más reciente demanda, entablada el 7 de Junio del 2017 por la Oficina del Procurador General de Texas, busca la prohibición permanente para que los Tiguas no ofrezcan actividades de juegos a azar.

En el plano legal la posición de Texas es que Speaking Rock ofrece juegos ilegales, en una apreciación que se contrapone a la Tribu.

En el año de 2001 la juez federal Kathleen Cardone emitió una orden que prohíbe la celebración de sorteos, en un fallo que puntualiza que los Tiguas estaban obligados a no realizar juegos de azar conocidos como Clase II, o de lo contrario enfrentarían multas de hasta 100 mil dólares por día.

Cabe señalar que la ley estatal define como juegos de Clase II a aquellos que, como el Bingo, no requieren ayudas electrónicas. También se incluye en esta categoría a aquellos juegos de cartas no bancarizados, precisamente en los que no se juega contra de la casa. Dicha categoría excluye cualquier tipo de máquina tragamonedas.

Ante los largos litigios la Tribu ha mantenido abierto el centro de entretenimiento Speaking Rock como sede de conciertos y de entretenimiento, además de ofrecer diferentes juegos catalogados como sorteos.

En marzo de 2015, el senador estatal José Rodríguez y la representante estatal Senfronia Thompson presentaron las propuestas de enmienda constitucional SJR 51 y HJR 129, que proponen autorizar los juegos de azar en las tierras tribales de los Alabama-Coushatta y los Tigua.

En las enmiendas propuestas por Rodríguez y Thompson, destaca la inequidad actual que existe hacia las tribus mencionadas y que fueron reconocidas por el gobierno federal bajo la Ley de Restauración de 1987, ya que desde 1993 la tribu tradicional Kickapoo de Texas no tiene ninguna prohibición para ofrecer juegos de azar.

Actualmente el único casino que opera en Texas, es el de los Kickapoo Lucky Eagle, localizado en Eagle Pass.

La actual prohibición de juegos de azar Clase II incluye a todo el territorio de la tribu Ysleta del Sur Pueblo, incluyendo el Socorro Entertainment Center, lo que ha visto afectada la economía de los Tiguas, que se han visto enfrascados en un largo litigio.

En 1990 el Casino Speaking Rock empleaba a mil 500 personas, pero en la actualidad solamente se da trabajo a alrededor de 450 empleados, dentro del territorio tribal donde viven 3 mil 462 personas, según el censo del 2015. 

[email protected]