El Paso

Piden no dejar de denunciar violencia doméstica

El CASFV permanecerá abierto para las víctimas de este tipo de agresión

Ivanna Leos / El Diario de El Paso

domingo, 29 marzo 2020 | 06:00

El Centro contra la Violencia Sexual y Familiar en El Paso (CASFV), pidió no retener las denuncias por violencia doméstica durante los días de cuarentena ante la pandemia de Covid-19. Los refugios seguirán operando y las victimas podrán recibir ayuda por vía telefónica.

Hasta hoy, las autoridades sanitarias estadounidenses reportaron 92 mil 932 casos de Covid-19 en Estados Unidos en donde la mayoría de los estados permanecen en cuarentena obligatoria para todos sus residentes.

La preocupación de los centros de ayuda contra la violencia sexual y doméstica radica en el estrés que se puede generar en los hogares de las familias paseñas ante el paro de labores, la falta de ingresos y el cambio de rutina.

De acuerdo con Sandra Nevárez, directora de El Centro contra la Violencia Sexual y Familiar en El Paso, aunque las llamadas para recibir ayuda no han tenido un‘grave’ aumento, persiste la preocupación de que las victimas convivan con sus agresores bajo el mismo techo y durante tanto tiempo.

“La inquietud es que las víctimas están en la casa con sus agresores, y muchas veces los agresores manipulan la información de la cuarentena para hacerles creer que no pueden salir por ningún motivo. Usan el poder y el control”, dijo Nevárez.

En un informe, la ONU Mujeres alertó que, en este contexto de emergencia, “aumentan los riesgos de violencia contra las mujeres y las niñas, especialmente violencia doméstica, debido al aumento de las tensiones en el hogar y puede, también, aumentar el aislamiento de las mujeres”.

Nevárez dio a conocer que las principales causas son el estrés generado por la falta de ingresos al limitarse los empleos por la contingencia, la costumbre de permanecer, al menos, 8 horas laborales fuera de casa y hacerse cargo de todas las tareas del hogar y el cuidado de niños pequeños las 24 horas del día. De acuerdo con la ONU, las personas sobrevivientes de violencia pueden enfrentar obstáculos adicionales para huir de situaciones violentas o para acceder a órdenes de protección y/o servicios esenciales que pueden salvar vidas, debido a factores como las restricciones de la circulación o la cuarentena.

“Claro que va a haber tensión y frustración para las familias y mas cuando ya hay de por medio un antecedente de violencia.  Lo preocupante es que la situación pueda escalar a situaciones mayores como violencia sexual y física, añadió, la directora de CASFV.

El Centro contra la Violencia Sexual y Familiar en El Paso permanecerá abierto para las victimas bajo todas las instrucciones de salud pública, y atenderá a las victimas que requieran ayuda por llamada telefónica.

“Nuestros refugios siguen y seguirán activos. Nos preocupa que las victimas sientan no pueden pedir ayuda porque estamos en cuarentena. Tanto para agresores como para víctimas, seguiremos dando nuestro servicio”, dijo Nevárez.