PUBLICIDAD

El Paso

Pese a críticas, frena Biden cruces ilegales

Los cruces ilegales de inmigrantes de las cuatro naciones cayeron de 84 mil 190 en diciembre a 2 mil 50 en febrero

The Washington Post

viernes, 17 marzo 2023 | 06:00

Associated Press | Migrantes en el muro

PUBLICIDAD

Las restricciones fronterizas establecidas por la administración Biden a principios de enero han provocado una gran caída en la cantidad de inmigrantes cubanos, haitianos, nicaragüenses y venezolanos que cruzan ilegalmente a Estados Unidos este año, según datos de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) publicados el miércoles.

Los cruces ilegales de inmigrantes de las cuatro naciones cayeron de 84 mil 190 en diciembre a 2 mil 50 en febrero, según muestran los datos de CBP.

PUBLICIDAD

Las cifras brindan un impulso a los funcionarios de la administración de Biden en un momento en que sus medidas fronterizas enfrentan desafíos judiciales y críticas fervientes de republicanos y demócratas.

La oposición republicana se hizo visible en una audiencia del Comité de Seguridad Nacional de la Cámara el miércoles en McAllen, Texas, un evento cuyo propósito declarado fue culpar al secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, por provocar una crisis en la frontera. 

Los republicanos se turnaron para criticar a la administración por la afluencia migratoria récord durante los primeros dos años en el cargo del presidente Biden, ignorando las reducciones de los últimos dos meses.

Los miembros demócratas se saltaron la reunión por completo y acusaron a los republicanos de organizar una plataforma para “ganar puntos políticos”, mientras algunos miembros del partido del presidente criticaron a Biden por adoptar políticas de aplicación que comparan con las de la administración Trump.

Biden ha dado un giro hacia el centro político en la aplicación de la ley sobre inmigración este año, movimientos que parecen diseñados en parte para apuntalar una vulnerabilidad política de la Casa Blanca antes de las elecciones de 2024. La administración también se está preparando para un posible aumento de la migración después del 11 de mayo, la fecha que fijó para la expiración de las restricciones de salud relacionadas con la pandemia a lo largo de la frontera.

El jefe de la Patrulla Fronteriza de los Estados Unidos, Raúl Ortiz, dijo a los republicanos durante la audiencia del miércoles que la falta de consecuencias en la aplicación de la ley, como enjuiciamientos penales y repatriaciones, fomenta los cruces ilegales y perjudica la seguridad fronteriza.

Los republicanos le preguntaron repetidamente a Ortiz, un veterano del Ejército que ha estado con la Patrulla Fronteriza durante más de tres décadas, que dijera si las políticas de Biden tenían la culpa de la cantidad récord de cruces ilegales contados por la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos durante los primeros dos años del presidente en el cargo. Ortiz evitó las críticas directas de sus superiores, pero dijo que las tendencias migratorias responden a factores de “empuje y atracción” que incluyen las tendencias económicas mundiales, así como las percepciones de los migrantes sobre el riesgo que enfrentan de ser devueltos.

“La aplicación de la ley es bastante simple”, dijo Ortiz. “Tienes que tener capacidad, y tienes que tener consecuencias. Y cada vez que no tengas consecuencias, ciertamente verás algunos aumentos”.

Algunos republicanos cuestionaron a Ortiz sobre el descubrimiento de lo que llamaron un artefacto explosivo en la frontera en enero. La representante Marjorie Taylor Greene, de Florida, dijo que los agentes de la Patrulla Fronteriza estaban “en riesgo de ser volados en pedazos por los cárteles”. El representante Morgan Luttrell, de Texas, preguntó por qué nadie le dijo al Congreso o al público estadounidense al respecto.

Ortiz al principio dijo que no podía proporcionar información sobre el supuesto incidente. Más tarde tuiteó que los agentes habían encontrado “una pelota con cinta adhesiva llena de arena”. Publicó una foto y dijo que el descubrimiento nunca representó una amenaza.

El representante J. Luis Correa, de California, miembro del Comité de Seguridad Nacional y demócrata de alto rango del Subcomité de Seguridad Fronteriza, dijo que evitó la audiencia porque sintió que era partidista, no un esfuerzo conjunto para dar forma a la política de inmigración. Correa dijo que esta semana visitó la ciudad fronteriza de Laredo, Texas, donde vio a migrantes de Ecuador en un centro de detención que enfrentan una posible deportación.

“Puedes ver su esperanza y su desesperación”, dijo. “Si le das a la gente la oportunidad de entrar legalmente al país, aprovecharán esa oportunidad”.

Biden se postuló para el cargo prometiendo un enfoque más humano para la aplicación de la ley de inmigración y rápidamente revocó muchas de las políticas de su predecesor, incluida la construcción del muro fronterizo y un programa que requería que los solicitantes de asilo esperaran sus audiencias en México.

Sin embargo, en los últimos meses, la administración Biden ha adoptado un enfoque más duro.

A principios de enero, Biden anunció un acuerdo que permite a las autoridades enviar hasta 30 mil migrantes de Cuba, Haití, Nicaragua y Venezuela de regreso a la frontera con México por mes. Su administración compensó esas medidas al permitir que la misma cantidad de migrantes de los cuatro países busquen ingresar legalmente al país a través de la expansión de un programa humanitario conocido como “Parole”.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search