PUBLICIDAD

El Paso

Persisten problemas para grupo We Build the Wall

Fundador y compañía enfrentan demanda por difamación contra una reserva natural sin fines de lucro

Jeremy Schwartz y Perla Trevizo, / Texas Tribune y ProPublica

martes, 03 mayo 2022 | 06:00

The Texas Tribune | Trabajadores de Kolfage en el muro fronterizo

PUBLICIDAD

Austin, Texas— Brian Kolfage llegó a Texas hace tres años prometiendo ayudar a cumplir la promesa del presidente Donald Trump de construir un muro “grande y hermoso” a lo largo de la frontera entre Estados Unidos y México. Después de declararse culpable de cargos federales de fraude el mes pasado, Kolfage deja atrás dos pequeños tramos de cercas que están envueltos en peleas legales, ambientales y de permisos.

Kolfage, un veterano de la Fuerza Aérea de 40 años, enfrenta más de cinco años de prisión después de declararse culpable de defraudar a los donantes con cientos de miles de dólares en donaciones para el esfuerzo del muro. A pesar de la resolución del caso penal, Kolfage y su grupo We Build the Wall aún enfrentan una demanda por difamación presentada por el Centro Nacional de Mariposas, una reserva natural sin fines de lucro en el Valle del Río Grande a la que acusó de promover el sexo y la trata de personas sin pruebas. Además, el gobierno federal presentó una demanda con respecto a uno de sus proyectos de muro, alegando que fue construido en posible violación de un tratado internacional entre los EU y México.

PUBLICIDAD

ProPublica y The Texas Tribune informaron en 2020 sobre la erosión severa en la base de la cerca de 3 millas en las afueras de Mission, objeto de una demanda federal, que según los expertos podría provocar que la estructura se derrumbe en el Río Grande si no se repara. Los medios también informaron sobre la larga historia de acoso e intimidación en línea de Kolfage, que se intensificó con sus proyectos de muro fronterizo.

La controversia continúa en torno a los dos legados físicos del esfuerzo We Build the Wall de Kolfage: la valla de bolardos en la orilla del Río Grande y un tramo de media milla de valla en las afueras de El Paso.

El Gobierno Federal confirmó en documentos judiciales que la barrera del Río Grande sigue en riesgo de caer y que podría cambiar el límite internacional. Los abogados del Gobierno están negociando un acuerdo en una demanda presentada contra el proyecto. Según las audiencias judiciales, podría requerir que los constructores de muros modifiquen las barreras, como agregar puertas para ayudar a prevenir inundaciones, pero parece poco probable que resulte en la eliminación de la cerca que buscan los oponentes.

Un abogado de la empresa constructora, Fisher Industries, negó las acusaciones del Gobierno en su respuesta a la denuncia, según documentos judiciales, y no respondió a una solicitud de comentarios.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search