string(58) "patrulla-la-frontera-comando-de-veteranos-20190305-1486087"
El Paso

Patrulla la frontera comando de veteranos

Con armas largas y equipo táctico apoyan tareas de vigilancia entre Anapra y Sunland Park

Karla Valdez
El Diario de El Paso
martes, 05 marzo 2019 | 06:00

Con armas largas, chalecos y uniformes tácticos, es como un grupo de veteranos vigila la frontera en el área de Anapra/Sunland Park en lo que ellos llaman un equipo de respaldo de la Patrulla Fronteriza (USBP). 

Ante la llegada de cientos de migrantes, en su mayoría centroamericanos, los miembros del grupo United Constitutional Patriots, se encargan de mantener la frontera vigilada mientras los agentes federales atienden a estas personas. Su presencia recuerda a los ‘Minutemen’, una milicia que vigiló la frontera en Arizona en 2005.

“Básicamente estamos aquí para ayudar a la Patrulla Fronteriza. Nuestro trabajo es respaldarlos y es lo que hacemos”, dijo John Horton, comandante del grupo.

En entrevista con El Diario de El Paso, Horton explicó que todas las personas en este grupo son veteranos del Ejército de Estados Unidos, en su mayoría de las Unidades de Fuerzas Especiales. 

Desde hace una semana y media montaron un campamento a unos metros de la valla fronteriza y han sido testigos del ingreso de poco más de 2 mil personas por la zona.

“Es devastador ver cómo llegan y cómo traen a niños y bebés sólo para ser explotados, porque para eso los traen”, indicó el veterano.

Asegura que estas familias están siendo enviadas a la frontera, como parte de una estrategia para que pandilleros, narcotraficantes y otros criminales puedan ingresar al país desapercibidos. 

“Voy a decir que las gentes que han llegado no son criminales, están buscando un hogar y lo único que han hecho es cruzar ilegalmente. Pero sabemos que miembros de MS13 y traficantes están por llegar y son inteligentes al mandar primero a las familias para poder esconderse detrás de una persona que carga un bebé”, enfatizó. 

Horton explicó que no está en contra de la migración, siempre y cuando sea de manera legal y no como estos grupos de migrantes lo están haciendo.

“Nunca he tenido problemas con que la gente venga aquí (Estados Unidos), pero cuando lo hacen ilegalmente saturan los sistemas y eso afecta a nuestra propia gente”, comentó.

Esto en referencia a que habitantes de la región les han comentado que los hospitales están llenos porque todos los días reciben a decenas de migrantes. 

“Hemos visto que estas personas llegan con muchos problemas médicos y por eso los sistemas médicos en Texas y Nuevo México están colapsando, la propia gente de aquí nos lo ha dicho”, reiteró. 

No es el primer grupo civil en la frontera 

Ramiro Cordero, vocero de USBP, explicó que no es la primera vez que grupos civiles deciden acampar en áreas cerca de la frontera para vigilar. 

“En 2005 hubo un grupo similar llamado Minuteman. Estos grupos están ejerciendo su derecho que tiene cualquier ciudadano de apostarse en áreas públicas o en las que los dueños de esas áreas les permitan estar”, dijo en referencia a la organización que patrulló los límites de Arizona y Sonora.

Cordero resaltó que estos grupos no tienen la autoridad para realizar arrestos ya que no están relacionados con USBP y sólo se trata de civiles que por voluntad propia decidieron organizarse. 

“No trabajan para nosotros. Tenemos cierta comunicación con ellos como con cualquier otro civil”,  señaló.

El vocero indicó que la labor que ellos realizan ha sido buena, ya que dan aviso a USBP de cosas que observan, como lo podría hacer cualquier otra persona. 

“Hasta cierto punto sí nos han ayudado, en el sentido de que nos hablan y nos comunican de actividad que está ocurriendo en el área, pero esto no es diferente a lo que haría cualquier otro residente de las áreas aledañas a la frontera”, comentó.

En referencia a la portación de armas por los miembros de este grupo, Cordero mencionó que es un derecho constitucional y eso les da la libertad de hacerlo.

“La Segunda Enmienda de la Constitución les da el derecho de portar armas y no podemos nosotros ponernos en una situación donde le digamos a una persona que no puede portar armas porque es su derecho y no podemos decir nada”, resaltó.

Cordero dijo que tienen la confianza en que estas personas tienen criterio  para saber cómo y cuándo utilizar un arma de fuego.

“Estamos esperanzados que tienen un criterio para usarlas y te repito, ellos no pueden incurrir en ninguna actividad policiaca o de resguardo de la frontera porque sólo nosotros tenemos la autoridad para hacerlo”, explicó. 

Agregó que se tienen pláticas con ellos, para indicarles cuál es la autoridad que tiene USBP y qué es lo que ellos como civiles pueden hacer, para no entorpecer el trabajo de los agentes. 

Protegen de forma pacífica 

Por último, Horton indicó que aunque la gente pudiera pensar lo contrario, no están apostados en la frontera como parte de un pasatiempo o para dañar a migrantes.

Su trabajo es serio y es por ello que son el único grupo civil con licencia en el estado de Nuevo México y con un registro ante el Gobierno federal que les permite realizar estas tareas. 

“Es verdad que estamos armados, pero nuestra intención no es dispararle a nadie. Tenemos un derecho constitucional para traer armas y sólo las usaremos si es necesario. Estamos para proteger la frontera de forma pacífica”, dijo.

El comandante de este grupo comentó que buscan a otros estadounidenses que igual que ellos quieran proteger la frontera, pero enfatizó que buscan gente responsable y no personas que causen problemas. 

“Queremos gente con sentido común, que pueda trabajar con nosotros y con la Patrulla Fronteriza, que puedan seguir órdenes. Porque lo que nos digan los agentes eso vamos a hacer, aquí no hay Rambos, que quieran venir a disparar por todos lados, no lo voy a permitir y mis comandantes de campo tampoco”, aseguró. 

Cualquier persona interesada en unirse a este grupo o apoyarlos con donaciones en especie o monetarias puede comunicarse con Horton al (615) 517-9599 o a través de su página de Facebook www.facebook.com/United-Constitutional-Patriots 

“Ahí hay una cuenta de Paypal y pueden hacer donaciones. También necesitamos tiendas de campaña, cobijas, comida o viejas cuatrimotos, me pueden llamar para ponernos de acuerdo”, dijo.

Agregó que las personas que no puedan hacer donativos, pueden ayudarlos con una oración para él y su equipo.

“Necesitamos oraciones porque lo que hacemos es peligroso, pero no nos iremos hasta que se construya el muro”, concluyó. [email protected]