Paseña, una de las detenidas por CBP en Montana al hablar español

‘Su acento es muy fuerte’, les dijo el agente que las detuvo

Roberto Carrillo Arteaga/El Diario de El Paso
lunes, 18 febrero 2019 | 21:19
Cortesía | El incidente se registró en mayo de 2018

El pasado 14 de Febrero la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) presentó una demanda en contra de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP), después de que uno de sus agentes detuvo a  dos mujeres,  ciudadanas estadounidenses, por hablar español en una tienda de Havre, Montana.

Los hechos ocurrieron el 16 de mayo del 2018, cuando la paseña Ana Suda y la californiana Martha Hernandez, entraron a una tienda de conveniencia y se comunicaron entre sí en idioma español.

Fue entonces que Paul A. O'Neal, agente de la Patrulla Fronteriza les detuvo y les pidió  sus identificaciones porque las escuchó hablar en dicho idioma.

En la demanda se especifica que el agente O’Neal comentó que el acento de Hernandez era“muy fuerte”, y después les preguntó sobre su lugar de  nacimiento, y que su petición era "muy en serio".


Grabaron el incidente


Una vez que las mujeres acreditaron ser ciudadanas estadounidenses, decidieron grabar con sus teléfonos celulares al oficial al momento que le cuestionaron por qué las había detenido y exigido identificarse.

"Señora, la razón por la que le pedí su identificación es porque vine aquí y las oí hablando en español, algo que no se suele escuchar por estos lados”, dijo el agente en el video que se hizo viral.

Cuando una de las mujeres detenidas le preguntó si la decisión de cuestionarles era por sus perfiles raciales, el agente sostuvo:

“No, no tiene nada que ver con eso. Es el hecho de que estaban hablando español dentro de una tienda en un estado donde se habla inglés de forma predominante, ¿está bien?", sostuvo el agente en el video.

Hernandez y Suda fueron detenidas en el lugar por un tiempo aproximado de 40 minutos, consta en la demanda.

Al lugar se presentó el supervisor de O'Neal, a quien Suda le preguntó: "¿Nos habrían detenido si hubiéramos estado hablando en francés?"

“No. No hacemos eso”, respondió el supervisor, de quien no se conoce su nombre, según consta en la demanda fue presentada ante el Tribunal de Distrito de Estados Unidos del distrito de Montana.


‘Se violó la Cuarta Enmienda Constitucional’


En el documento se señala el hecho de que la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza violó la Cuarta Enmienda Constitucional al no tener una causa probable para detener a las mujeres.

"(CBP) violó el derecho constitucional de las mujeres a una protección igualitaria pues el agente dijo que las estaba interrogando porque las escuchó hablar en español, lo cual se utilizó como un sustituto para referirse a su raza", consta el documento de la demanda.

En la demanda se incluyen los nombres del agente O’Neal, Kevin K. McAleenan, comisionado de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza, y a otros 25 sujetos que no pudieron ser identificados por su nombre.

Havre es ciudad agrícola al norte de Montana, a 56 kilometros de Canadá, y donde reside una oficina regional de la CBP


No es la primera vez


En la demanda se asienta que esta no fue la única experiencia que las mujeres tuvieron con agentes de la Patrulla Fronteriza, ya que en Febrero pasado Hernandez y Suda bailaban en un centro nocturno cuando un agente de la Patrulla Fronteriza, vestido de civil, les fotografió con su telefono y envio la imagen a varios de sus colegas con el texto: “Hay dos mexicanas en el bar”.

En la demanda ACLU  señala que de los agentes que recibió el texto dijo que las mujeres fotografiadas eran amigas de su esposa.

Ambas afectadas relatan que la experiencia fue humillante y que había provocado que otros residentes de la ciudad donde residen las eviten en la vida diaria.

"Mi hija tiene miedo de hablar en español y ahora responde en inglés cuand le habla en español porque tiene miedo”, dijo Suda en un video piblicado por ACLU..

“Este hecho cambió nuestras vidas, creo que para siempre”, señaló.