Pasará seis meses en prisión por arrollar a DJ

Pedro Manuel Reyes, de 22 años, aceptó llegar a un acuerdo con la fiscalía y así evitar ir a juicio

Karla Valdez/El Diario de El Paso
jueves, 14 febrero 2019 | 06:00

Luego de haber atropellado intencionalmente a un DJ paseño en 2018, el responsable fue sentenciado a seis meses de cárcel por el incidente que casi le cuesta la vida a Christian Swift Ortiz. 

Durante una audiencia el pasado martes Pedro Manuel Reyes, de 22 años, aceptó llegar a un acuerdo con la fiscalía y así evitar ir a juicio, por lo que Reyes se declaró culpable por el cargo menor de uso no autorizado de un vehículo ante la juez Selene Solís, a cargo de la Corte del Distrito 243 del Condado de El Paso.

Como parte del acuerdo, el gobierno ofreció retirarle a Reyes el cargo por accidente que provocó lesiones serias que existía en su contra. 

Los hechos se registraron la madrugada del 5 de agosto, a las afueras del bar Dewey’s Corner Pub, ubicado en el 812 de la avenida Piedras. 

Una de las cámaras de vigilancia del bar grabó el momento Ortiz estaba subiendo su equipo a su vehículo tras una tocada en el centro nocturno, cuando repentinamente fue atropellado por el conductor de la camioneta, quien huyó del lugar. 

A través de redes sociales Rico Vélez, dueño del bar y amigo del también conocido como DJ Swift, difundió las imágenes del atropello y solicitaba la ayuda de la comunidad para dar con el responsable.

Tras poco más de un mes del accidente que le provocó a Ortiz de 36 años, varias lesiones entre ellas un pulmón colapsado, hígado lacerado, fracturas de costillas y pelvis, vertebras dislocadas, se logró el arresto de Reyes. 


Culpaba al DJ del accidente


De acuerdo con documentos oficiales en poder de El Diario de El Paso, Reyes admitió en un mensaje de texto que envió a una mujer llamada ‘Zayra’, que el había atropellado a Ortiz, pero al mismo tiempo aseguró que todo era culpa del DJ. 

Aunque los documentos no especifican porque Reyes, decía que Ortiz había tenido la culpa del accidente. 

Una testigo de apellido Rodríguez, indicó a los detectives del caso que ella estaba en el estacionamiento del bar cuando escuchó un fuerte golpe y luego el patinar de unas llantas.

La mujer explicó que cuando se acercó al lugar de donde vino el fuerte sonido, pudo ver cuando una camioneta pickup blanca Toyota Tundra con rines negros que era conducida por un hombre hispano huía de la escena.

La testigo agregó que mientas la camioneta se daba a la fuga, pudo ver a Ortiz tirado en el piso frente a un auto. 

Otro testigo de apellido Molina, quien es cliente del bar comentó que el estaba afuera en el callejón cuando la camioneta arrolló a Ortiz y luego se fue rumbo al Este de la ciudad. 

Detectives de la Policía de El Paso (EPPD) descubrieron que la camioneta pickup era propiedad del negocio V&E Cutoms, ubicado en el 4550 de la avenida Hércules.

Cuando éstos acudieron al lugar se entrevistaron con Reyes y se enteraron que dicha camioneta estaba en Vado, Nuevo México. 

Los documentos indican que el propietario del lugar confirmó que Reyes había sido la última persona en usar esa camioneta.

Por último, se establece que luego de revisar la camioneta, los detectives se percataron que ésta tenía daños que consistían con el accidente.