PUBLICIDAD

El Paso

Pactan EU e Irán intercambio de prisioneros y liberación de fondos petroleros

Quedan libres 5 estadounidenses; acuerdo todavía podría desmoronarse

De la Redacción

jueves, 10 agosto 2023 | 19:24

PUBLICIDAD

Washington— Irán sacó el jueves a cuatro estadounidenses de la famosa prisión Evin del país y los puso bajo arresto domiciliario en el primer paso de un acuerdo importante pero tenue entre los dos adversarios de mucho tiempo, según personas familiarizadas con las negociaciones.

La Casa Blanca aplaudió el movimiento de los estadounidenses encarcelados, pero se negó a explicar los términos de su acuerdo más amplio con Irán y dijo que las negociaciones "siguen en curso y son delicadas". Aquellos familiarizados con el asunto dijeron que se espera que Irán otorgue la libertad a cinco estadounidenses en total, incluida una persona en arresto domiciliario antes del anuncio, a cambio de la liberación por parte de Washington de varios iraníes encarcelados y la liberación de $ 6 mil millones en ingresos petroleros iraníes retenidos en Corea del Sur.

La misión de Irán ante las Naciones Unidas dijo que los dos países acordaron "liberar e indultar recíprocamente a cinco prisioneros".

"El traslado de estos prisioneros fuera de prisión marca un paso inicial significativo en la implementación de este acuerdo", dijo la embajada en un comunicado.

Dadas las ácidas relaciones entre Estados Unidos e Irán, el complejo acuerdo aún podría desmoronarse, dijeron personas familiarizadas con las negociaciones, que hablaron bajo condición de anonimato para discutir información confidencial.

"He pasado por múltiples intentos fallidos de liberar a los rehenes estadounidenses retenidos en Irán. No creo que suceda nada hasta que suceda", dijo Jared Genser, abogado de la familia de Siamak Namazi, un estadounidense iraní que había estado detrás rejas en Teherán durante casi ocho años, la duración más larga que la república islámica ha encarcelado a un estadounidense.

Otros prisioneros trasladados a arresto domiciliario fueron Morad Tahbaz, un iraní estadounidense que también tiene ciudadanía británica y Emad Shargi, un estadounidense con doble ciudadanía iraní, según Genser. Ambos fueron arrestados en 2018.

El cuarto y quinto estadounidenses detenidos en Irán permanecen sin identificar a pedido de sus familias.

“Aunque acogemos con beneplácito la noticia de la liberación de estos individuos de la prisión al arresto domiciliario, en primer lugar, nunca deberían haber sido encarcelados”, dijo el portavoz del Departamento de Estado, Matthew Miller. “Seguimos trabajando diligentemente para llevar a estas personas a casa con sus seres queridos. Se les debe permitir salir de Irán y reunirse con sus seres queridos lo antes posible”.

Babak Namazi, hermano de Siamak, dijo en un comunicado que la familia estaba "agradecida" pero que seguiría luchando por la liberación total de los detenidos.

"Si bien este es un cambio positivo, no descansaremos hasta que Siamak y otros regresen a casa", dijo. "Hemos sufrido tremenda e indescriptiblemente durante ocho horribles años y solo deseamos volver a reunirnos como familia".

Estados Unidos e Irán habían estado negociando los términos de la liberación de un prisionero durante meses. El desarrollo del jueves marca un raro punto brillante en las relaciones entre Estados Unidos e Irán, que se han caracterizado por una profunda desconfianza y el fracaso en revivir un acuerdo nuclear que el presidente Biden prometió renovar cuando se postuló para presidente.

Desde que Biden llegó al poder, Teherán se ha negado repetidamente a hablar directamente con Washington, requiriendo que terceros ayuden a negociar las discusiones. Qatar desempeñó un papel importante en la facilitación de las discusiones entre las dos partes sobre la liberación de los detenidos y en la organización de las conversaciones, dijo una persona familiarizada con las negociaciones. Suiza, Omán, los Emiratos Árabes Unidos e Irak también jugaron un papel.

La parte del canje de prisioneros que desbloquea $6 mil millones ya está recibiendo críticas de algunos en el Congreso, aunque no involucra fondos estadounidenses. Bajo un arreglo complejo, Estados Unidos, que impuso severas sanciones a Irán, permitió que países como Corea del Sur, Turquía e India compraran su petróleo, pero impidió que Teherán accediera directamente a los fondos. En cambio, el dinero tenía que usarse para artículos no sancionables como alimentos y medicinas. En los últimos años, Irán perdió por completo el acceso a esos fondos.

El acuerdo emergente permitirá que el dinero se transfiera a una nueva cuenta en Qatar a la que Irán pueda acceder.

“Los qataríes están trabajando con el Departamento del Tesoro para crear este canal humanitario que permitirá a Irán acceder a los fondos de Corea del Sur para alimentos y medicinas”, dijo Ali Vaez, un experto en Irán del International Crisis Group.

El senador James E. Risch de Idaho, principal republicano en el Comité de Relaciones Exteriores del Senado, criticó el posible acuerdo y dijo en las redes sociales que el "descongelamiento" de los fondos "incentiva la toma de rehenes y proporciona una ganancia inesperada para la agresión del régimen".

“El gobierno de Biden debe castigar a quienes utilizan a los estadounidenses como peones políticos y trabajar para poner fin a esta práctica”, dijo.

Con información de The Washington Post

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search