El Paso

Opinan paseños sobre alza a tarifa eléctrica

En audiencias públicas

Danielle Prokop/El Paso Matters

miércoles, 15 septiembre 2021 | 06:00

El Paso Matters

Los habitantes de El Paso todavía tienen tiempo para decirles a los funcionarios de El Paso Electric cómo se sienten acerca de los aumentos de tarifas de dos dígitos propuestos por la empresa de servicios públicos para las facturas de electricidad de los hogares.

Cada cuatro años, la ley de Texas requiere que las empresas de servicios públicos evalúen las tarifas que cobran a los hogares, las empresas y los gobiernos por la electricidad. 

El Paso Electric se encuentra actualmente en medio de ese proceso y está llevando a cabo reuniones públicas ordenadas por la Ciudad en cada distrito del Cabildo para explicar las razones de los posibles aumentos de tarifas.

El caso de tarifas presentado en junio aún debe mostrarse a los reguladores estatales de la Comisión de Servicios Públicos de Texas para su aprobación.

El Ayuntamiento tiene autoridad para establecer tarifas para personas dentro de los límites de la ciudad, un poder otorgado al organismo según la ley estatal, el Código de la Ciudad y el acuerdo de franquicia con El Paso Electric. 

El Ayuntamiento votó de forma unánime a finales de junio suspender las tarifas propuestas. El personal de la Ciudad, los abogados y los consejeros externos están revisando la presentación de 6 mil páginas y se espera que la Ciudad publique su propia propuesta de tarifas en algún momento de octubre.

El Paso Electric presentó una apelación de la decisión del Concejo municipal ante la Comisión de Servicios Públicos de Texas, quien tiene la última palabra. A menudo, los reguladores estatales aceptan una tasa determinada por las partes.

Esa audiencia está programada para enero, lo que significa que las nuevas tarifas no se determinarán hasta marzo o abril de 2022, dijo James Schichtl, vicepresidente de Asuntos Regulatorios y Gubernamentales de El Paso Electric.

Hay dos reuniones públicas más esta semana. La primera es una reunión en persona a las 5:30 pm el miércoles en Carnitas Querétaro, ubicada en el 9077 Gateway West Blvd., para los electores del Distrito 3 del Concejo municipal. La otra es una reunión virtual el jueves a las 6 pm para el Distrito 5 del Concejo municipal. La reunión se puede acceder a través de un enlace de Microsoft Teams o llamando al 915-213-4096 y utilizando el número de identificación de conferencia 703 135 764 #.

Actualmente, la empresa de servicios públicos está solicitando un aumento de más del 13 por ciento para los clientes residenciales, lo que significa que un hogar promedio que usa 686 kilovatios hora al mes vería aumentar su factura en casi $12, según el caso de tarifas presentado ante los reguladores estatales. Una tarifa específica llamada “cargo al cliente residencial” será de $2.29 más por mes. Ese cargo está separado de las tarifas eléctricas.

 Inversión en equipo

Schichtl dijo a los asistentes a una reunión comunitaria reciente en la Escuela Primaria Mesita que la empresa de servicios públicos necesita aumentar las tarifas debido al aumento de la inversión de capital en la red eléctrica y otros equipos. También dijo que “las tarifas actuales no producen ingresos suficientes para cubrir los costos” y que la mayor parte de esa demanda proviene de los clientes residenciales. La empresa de servicios públicos busca recuperar inversiones por $953 millones desde el último caso de tarifas en 2017.

“Lo que impulsa la mayor parte de la inversión de capital y genera un gran aumento de los gastos es nuestro crecimiento en clientes residenciales”, dijo Schichtl.

Dijo que el aumento exacto en las facturas mensuales individuales fluctuaría dependiendo de otros factores, pero la mayoría de los clientes podrían esperar un aumento de alrededor de $12 por mes.

La ley de Texas requiere que la empresa de servicios públicos presente el año anterior, en este caso 2020, como un “año de prueba” para examinar el uso y otros factores para justificar la necesidad de aumentar las tarifas.

Schichtl dijo que el año fue inusual debido a los pedidos de permanencia en el hogar de la pandemia, los cierres de negocios y oficinas y las temperaturas extremas del verano, que impulsaron un mayor uso de energía en los hogares.

Cuando se le preguntó en qué medida ese aumento residencial sesga los datos, Schichtl dijo que se tiene en cuenta en el caso de las tarifas, pero no dijo exactamente cómo cambia el argumento de la empresa de servicios públicos.

“Corregimos eso en el futuro, porque es de esperar que no sea algo que se repita”, dijo Schichtl.

 Otros incrementos

Este tampoco es el único aumento de tasas pendiente de la compañía. El Paso Electric propone un recargo adicional, $2 en el invierno y $4 en el verano, para recuperar $40 millones de la empresa de servicios públicos que dijo que perdió cuando los precios del combustible aumentaron durante los apagones mortales de Texas en febrero. El otro caso propone que los residentes de Nuevo México y Texas paguen un recargo para agregar medición automática al sistema, con un acuerdo propuesto de una tarifa mensual de $2.

Si todos los casos de tarifas se aprobaran tal como están, eso sería un aumento de casi $20 al mes para un cliente típico, dependiendo de la temporada.

Los actuales casos de tarifas son los primeros bajo los nuevos propietarios.

En julio de 2020, El Paso Electric pasó de ser una empresa pública a una propiedad privada después de ser comprada por $4.3 mil millones por el Fondo de Inversiones en Infraestructura, que es administrado por J.P. Morgan.

El regidor Peter Svarzbein, que representa al Distrito 1 en el Oeste de El Paso, dijo que en los tres casos de tarifas que supervisó como miembro del Cabildo, la compañía tuvo un acuerdo con la Ciudad que resultó en un aumento de tarifa más bajo que el inicialmente propuesto.

En el caso de tarifas de 2017, la Ciudad de El Paso se opuso al aumento propuesto de $42.5 millones de El Paso Electric, reduciéndolo a $14.5 millones en un acuerdo firmado por los reguladores estatales, una disminución del 65 por ciento con respecto a su solicitud original.

En 2017, las tarifas de las viviendas aumentaron un 5 por ciento, lo que significa un aumento mensual de $3.50 a $5 en las facturas del hogar basadas en las tarifas estacionales, y se vieron $2.14 en recargos.

“Los primeros números descartados, como el (aumento) de $40 millones, ese número se acuerda a la baja”, dijo Svarzbein, y agregó que no apoyó el caso de las tarifas tal como está actualmente. 

close
search