El Paso

Ocultarán nombres de focos de contagio

Autoriza procurador general de Texas que la Ciudad se reserve información

Élida S. Pérez / El Paso Matters

jueves, 03 septiembre 2020 | 06:00

Un fallo del fiscal general (AG) del Estado de Texas permitirá a la Ciudad de El Paso retener los nombres de las instalaciones donde brote el Covid-19.

Un abogado de Houston con amplia experiencia en leyes de transparencia criticó el fallo.

“El fiscal general le está dando a esto un bosquejo muy superficial y básicamente está aceptando lo que la Ciudad está diciendo”, dijo Joseph Larsen del bufete de abogados Gregor Wynne Arney, con sede en Houston. “Así que culpamos al AG por seguir ciegamente lo que dice la Ciudad. Deberíamos (también) culpar a la Ciudad por lo que creo que es tergiversar el significado del estatuto ante el fiscal general y por no actuar en interés de la salud pública”.

La fiscal de la Ciudad, Karla Nieman, en un comunicado a El Paso Matters, dijo que la Ciudad ha seguido la ley estatal en su manejo de los datos de Covid-19. “La Fiscalía General ha estado de acuerdo con las acciones de la ciudad. La Ciudad ha trabajado para equilibrar la salud y la seguridad de nuestra comunidad mientras protege la privacidad de las personas. La Ciudad ha dado a conocer la mayor cantidad de información posible para mantener informado al público, pero al mismo tiempo mantener la confidencialidad de todas las partes involucradas”.

El Gobierno municipal proporciona algunos datos estadísticos sobre brotes por tipo de instalaciones, como centros de detención y hogares de ancianos. 

{TAKI}

Pero la Ciudad no identifica instalaciones específicas. Cuatro de los ocho miembros del Cabildo municipal recientemente favorecieron la divulgación de los nombres de las instalaciones con brotes, pero el alcalde Dee Margo emitió un voto de desempate para evitar la divulgación de la información.

El problema se deriva, en parte, de una solicitud de registros abiertos de El Paso Matters presentada en mayo para obtener más información sobre los clústeres de Covid-19 en El Paso. La solicitud buscaba los nombres de las instalaciones o negocios identificados por el Departamento de Salud Pública como un grupo de Covid-19, pero no pedía los nombres de las personas.

Los abogados de la ciudad, en una carta del 23 de junio al fiscal general de Texas, Ken Paxton, reconocieron que la ley permitía la divulgación de dicha información, pero no la requería. La Ciudad dijo que estaba ejerciendo su discreción y no divulgando la información, según la carta.

Larsen dijo que la interpretación de la Ciudad es errónea.

“Les diré por qué ese argumento no se sostiene, no le da a la Ciudad discreción. No dice que la Ciudad pueda divulgar información, dice que la ‘información puede ser divulgada’”, dijo Larsen. “Ese estatuto simplemente significa que no es confidencial. No le da discreción a la Ciudad. Dice que la información ‘puede’ ser divulgada. No confiere discreción”.

La carta del 28 de agosto de Paxton a la Ciudad sobre el fallo dice en parte que “la información en cuestión fue creada o proporcionada al Departamento de Salud Pública de la Ciudad durante investigaciones bajo el Capítulo 81 del Código de Salud y Seguridad. Según sus declaraciones y nuestra revisión, aceptamos que la información enviada está sujeta a la sección 81.046. También declara que las disposiciones de liberación de la sección 81.046 no son aplicables. En consecuencia, la Ciudad debe retener la información enviada bajo el Código de Gobierno junto con la sección 81.046 (b) del Código de Salud y Seguridad”.

Sin embargo, la Ciudad no indicó en su carta que ninguna de las disposiciones de divulgación de la sección 81.046 fuera aplicable. La entidad dijo específicamente en su carta que la Subsección (c) (1) era aplicable. Esa es la subsección que permite la divulgación de dicha información con “fines estadísticos”.

Larsen dijo que el fiscal general ha emitido fallos por carta casi idénticos a los gobiernos de todo el estado.

“Los fallos de las cartas del fiscal general eran todos idénticos (para las ciudades), así que debo asumir que el fiscal general sabe lo que está haciendo”, dijo Larsen. “Trata constantemente estas cosas exactamente de la misma manera y el AG no está mirando esto muy de cerca”.

El director ejecutivo de El Paso Matters, Robert Moore, envió una carta al fiscal general en respuesta al fallo señalando que el fallo no aborda la disposición de liberación que citó la Ciudad.

“Como resultado, ha convertido lo que es, en el mejor de los casos, una excepción discrecional (Subsección (c) (1)) en una excepción obligatoria. Eso es particularmente preocupante porque los gobiernos locales de Texas están usando esa subsección para proporcionar a sus electores precisamente el tipo de información estadística que estoy buscando de la ciudad de El Paso”, dice la carta.

Larsen dijo que está de acuerdo con el argumento de Moore.

La ley estatal permite la divulgación de información estadística que no identifica a las personas, incluida la cantidad de casos de enfermedades infecciosas en una ubicación específica. La Ciudad de San Antonio, por ejemplo, proporciona actualizaciones sobre las infecciones por Covid-19 en hogares de ancianos como parte de su actualización diaria sobre el impacto del virus en la comunidad. El Condado de Dallas y el Condado de Tarrant han estado publicando dicha información desde abril.

Larsen dijo que, aunque el fallo no sienta un precedente y solo es aplicable a los hechos y la información proporcionada para El Paso, el resultado podría llevar a otras ciudades a hacer lo mismo en sus esfuerzos por retener información crítica para la salud pública durante la pandemia.

Dijo que también podría hacer que las ciudades que actualmente están publicando información cambien de rumbo porque “no tienen que hacerlo”.

“Este es fundamental y básicamente un problema de salud pública y la única forma en que los problemas de salud pública se solucionan y cualquier tipo de problema como este (se soluciona) es a través de la transparencia”, dijo Larsen.