PUBLICIDAD

El Paso

‘Ni Nueva York ni El Paso aguantan más migrantes’

En visita a la frontera, alcalde de la ‘Gran Manzana’ urge soluciones al Gobierno federal

Hérika Martínez y Armando Vélez/El Diario

domingo, 15 enero 2023 | 06:00

Cortesía | En su gira de dos días por la frontera, el mayor demócrata de Nueva York tuvo oportunidad de hablar con venezolanos que buscan un lugar en EU, así como recorrer el muro fronterizo

PUBLICIDAD

En una visita sin precedentes a la frontera sur, el alcalde de Nueva York Eric Adams estuvo en El Paso el fin de semana para buscar respuestas a la crisis migratoria que ha enviado a miles de migrantes en autobuses a la llamada “Gran Manzana”.

Presionado por la falta de recursos para manejar a miles de migrantes –muchos de ellos procedentes de El Paso–, impactando las finanzas de la ciudad que dirige, Adams calificó el flujo migratorio extraordinario como “una crisis nacional”, que exige la intervención del Gobierno Federal.

PUBLICIDAD

“Ni Nueva York ni El Paso aguantan más migrantes”, dijo Adams el domingo por la tarde en conferencia de prensa acompañado por el alcalde de El Paso, Oscar Leeser, con quien recorrió la región fronteriza entre sábado y domingo.

Insistió en que tanto él como su homólogo Leeser se encuentran en el frente y necesitan más apoyo de Washington, en lo que catalogó como la respuesta de las ciudades a una situación en común.

El jueves, al presentar el presupuesto de la Ciudad, Adams calculó que la crisis migratoria costará a los contribuyentes de su ciudad 2 mil millones de dólares en el año, por lo que tomó la decisión de visitar El Paso. 

“Vemos más gente que nunca arribando: más de 400 cada día en la última semana, con 835 solicitantes de asilo en un solo día, la cifra más grande hasta la fecha. Todo empuja a Nueva York al colapso” , precisó.

Acompañado por el alcalde de El Paso, Óscar Leeser, la noche del sábado, el demócrata estuvo en los límites de la frontera, en la que observó la militarización ordenada desde el 21 de diciembre pasado por el gobernador de Texas, Greg Abbott. 

Fabien Levy, secretario de prensa de Adams, informó que durante la noche del sábado el alcalde Leeser los llevó “a una visita improvisada a un área donde se sabe que los solicitantes de asilo cruzan la frontera, así como a un área donde muchos solicitantes de asilo duermen”.

Levy compartió imágenes tanto del bordo fronterizo estadounidense, como de los migrantes durmiendo en el exterior de la iglesia Sagrado Corazón de Jesús en El Paso.

La visita con el objetivo de conocer la crisis migratoria en la frontera continuó la mañana de ayer, cuando se reunió con Leeser y otros funcionarios de El Paso para analizar cómo la crisis migratoria ha afectado a la comunidad local y cómo las ciudades pueden unirse para pedirle al gobierno federal que tome la iniciativa para abordarla.

Posteriormente estuvieron también en el centro de la vecina ciudad, en donde cientos de personas que tienen que permanecer a la intemperie le aseguraron que lo único que quieren es trabajar en Estados Unidos.

Adams acudió con su equipo a la Iglesia del Sagrado Corazón de Jesús, en donde conversó Rubén García, director de Casa Anunciación, sobre la red de líderes religiosos con los que está trabajando en todo el país para manejar la afluencia de solicitantes de asilo.

“Las iglesias están llevando a cabo sus propias estrategias de descompresión”, compartió el jefe de prensa.

En el exterior de la iglesia, los solicitantes de asilo, quienes permanecen a la intemperie, levantaron “abrumadoramente” la mano para decirle al alcalde de Nueva York que quieren trabajar.

“El alcalde Eric Adams dice que para eso vamos a luchar, para que ustedes tengan el derecho a trabajar y el derecho al sueño americano”, dijo un traductor a un gran grupo de migrantes, quienes respondieron “amén”, mientras levantaban el puño de su mano o aplaudían dándole las gracias.

Agradecidos de la visita

Edgar Daniel Sibulo Lugo, un venezolano de 27 años de edad, fue uno de los migrantes que estuvo frente al alcalde de Nueva York, por lo que se dijo agradecido de la visita del demócrata.

“Todos levantamos la mano, porque eso es lo que queremos, trabajar, trabajar ya que en nuestro país llegó un tiempo incluso que mensualmente nos ganábamos un cartón de huevo, que sería un huevo diario. Y queremos trabajar, más que todo para nuestra familia en Venezuela, nuestros hijos, nuestros padres que están sufriendo bastante con la dictadura de Nicolás Maduro”, explicó.

“Me parece una gran bendición el poder haber visto al alcalde acá, ya que somos personas que luchamos, a veces nos toca dormir en un suelo, gracias a Dios acá no nos ha faltado el abrigo. Y le doy gracias a Dios por esta visita del alcalde ya que nosotros queremos trabajar, echar a nuestra familia adelante, aquí habemos arquitectos, pintores, músicos, profesionales en todos los sentidos y de verdad le doy gracias a Dios amigo por esta visita del alcalde”, dijo el sudamericano. 

Por su parte, Levy compartió que “el alcalde Adams ha estado pidiendo al gobierno federal que agilice la autorización de trabajo para los solicitantes de asilo desde el año pasado”.

Durante su recorrido por El Paso, el funcionario también conversó con el personal de la Oficina de Nuevos Estadounidenses del Condado de El Paso, con el objetivo de saber qué es lo que escuchan de los solicitantes de asilo.

Ahí conoció a un solicitante de asilo colombiano, quien viajó cinco meses hasta llegar a El Paso, y quien le compartió que su destino final es Canadá, por lo que el Centro de Servicios de Apoyo a Migrantes del condado trabajará para llevarlo allí.

“La realidad de la situación es que a estos migrantes se les prometen cosas antes de cruzar la frontera que simplemente no están disponibles”, escribió su jefe de prensa.

Adams y el alcalde de El Paso, Leeser, se detuvieron en Healing Garden en El Paso y el monumento en Walmart para presentar sus respetos a los 23 migrantes asesinados el 3 de agosto de 2019, en un tiroteo racista y antiinmigrante.

Después, visitó la nueva instalación de procesamiento de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP), para conocer la afluencia que han visto en los últimos meses.

Posteriormente, recorrió el muro fronterizo a la altura de la “X”, en donde observó los barrotes de acero y los rollos de alambre de púas que fueron instalados por la administración del ex presidente Donald Trump, muy cerca de donde la Guardia Nacional de Texas inició ayer a colocar un cerco metálico al sur del muro, rodeado de más alambre de púas.

Ahí conversó con agentes de la Patrulla Fronteriza del Sector El Paso, y vio a un niño caminando por el costado del muro, con la esperanza de llegar a los Estados Unidos.

En los últimos meses, El Paso ha enviado camiones de migrantes hasta Nueva York –y Chicago–, en donde son acogidos en espacios humanitarios y hoteles habilitados como refugios.

Uno de ellos es el venezolano Brayan Pinto, quien hace tres meses, a los 19 años, llegó con su primo de 12 y sus tíos, en busca de asilo político, a Nueva York, en donde ya trabaja y lucha por una mejor calidad de vida que la que tenía en su país.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search