El Paso

Mujer embarazada apuñaló a su pareja

Se comprobó que los agentes ya habían acudido en dos ocasiones previas a dicho domicilio

Cortesía

Roberto Carrillo Arteaga / El Diario de El Paso

domingo, 11 abril 2021 | 06:00

Una mujer embarazada de 21 años apuñaló a la persona con quien vivía.

Lizeth Corona fue arrestada la mañana del miércoles 7 de abril, después de que apuñaló a Keith Miller, de 30 años de edad, y con quien cohabitada en el 2009 de la calle Tim Foster de esta ciudad.

El afidávit relata que oficiales del Comando Regional de Pebble Hills de EPPD respondieron al llamado sobre un apuñalamiento que se reportó alrededor de las 7 de la mañana del miércoles 7 de abril.

Sin embargo, se comprobó que los agentes ya habían acudido en dos ocasiones previas a dicho domicilio donde la discusión había escalado, pero ambas personas habían coincidido en permanecer juntas, dirimiendo las diferencias entre ellos.

En la primer llamada a la que acudieron los oficiales se reportó que Corona había roto el cristal de una ventana para poder ingresar a la casa, pero la mujer no estaba presente cuando se presentaron los agentes.

En la segunda llamada la pareja discutía agitadamente, pero los oficiales no tomaron acción alguna ante la decisión de ambas personas de mantenerse juntas, rechazando el separarse.

De acuerdo al afidávit Corona y Miller reconocen que él puede ser el padre del niño que espera ella, hecho que podría avivar la discusión.

Una vez que los argumentos subieron de tono, Corona recogió sus pertenencias del lugar y las puso en su vehículo personal, para posteriormente embestir una camioneta propiedad de Miller, y regresar a la propiedad.

Fue entonces que Miller decidió bloquear el acceso al interior que presentaba la ventana con el cristal roto, mismo que se establece que Corona había dañado.

La mujer derribó un armario que Miller había puesto junto a la ventana en forma de barricada, y se introdujo de nuevo a la residencia, recogió vidrio del piso y se lo arrojó al rostro del hombre, antes de atacarlo e infringirle una herida en el hombro.

Fue entonces que Miller decidió huir del lugar, poner distancia de por medio entre él y la mujer, y llamar a las autoridades respecto al ataque que había sufrido.

Tras la agresión Corona fue detenida, llevada a un hospital para comprobar que su condición de gravidez no se viera afectada, y posteriormente fue procesada en el Centro de Detención del Condado de El Paso donde enfrenta cargos de asalto agravado, por los cuales se le impuso una fianza de 25 mil dólares.