El Paso

Montana Vista: acuden cientos para vacunarse

Algunas personas esperaron por horas y no lograron la ansiada inyección

Jaime Torres / El Diario de El Paso

Jaime Torres Valadez / El Diario de El Paso

sábado, 27 marzo 2021 | 06:00

Un total de mil 400 residentes de la comunidad Montana Vista y sus alrededores fueron inmunizados ayer viernes durante una clínica de salud organizada por el Condado de El Paso y en la que participaron cerca de 100 voluntarios de diversas agencias comunitarias.

La convocatoria emitida por las autoridades rebasó las expectativas al acudir mucho más gente de la esperada, por lo que decenas de personas se quedaron sin recibir la tan anhelada dosis de protección contra la pandemia. 

Rosario Reyes, residente del sector, había caído en la desesperación pero ayer viernes la suerte le cambió y sin hacer cita logró inmunizarse de un solo “piquete” al recibir la vacuna unidosis de Johnson & Johnson.

“Ya me había registrado en tres ocasiones y en ninguna me hablaron y mire lo que son las cosas, me entero en la mañana de que iban a estar aquí, me organicé y en menos de dos horas quedé inmunizada”, dijo la madre de familia al salir del puesto de vacunación.

Sin embargo, Carlos Padilla no corrió con tal suerte porque al llegar le dijeron que se habían agotado las dosis y que tenía que esperar turno, en tanto le llamen las autoridades de Salud.

“Me puse medio triste porque vine con mucho entusiasmo a ponérmela y que me digan que no hay, pues como que no se vale, deberían haber traído las suficientes”, expresó el habitante de esa comunidad, ubicada en el extremo Este de la ciudad, quien además había solicitado permiso en su trabajo.

Al igual que muchos otros residentes de Montana Vista, Padilla acudió a pie, en compañía de su esposa, pero ninguno logró aplicársela. “Los oficiales del Sheriff y los constables devolvieron a muchos al llegar a la fila y pues igual que yo se fueron ‘agüitados’”.

No obstante su madre Martha, quien había acudido horas antes, dijo sentirse contenta al recibir la dosis. “No me dolió y me siento muy bien pero sobre todo con la seguridad de que no me voy a infectar del coronavirus”, dijo la señora Carrillo, quien afirmó que en casa ya fueron inmunizados su esposo y otro de sus hijos. “Me traje a Carlos pero, pues no le tocó”. 

Rogelio Esparza, jefe de Bomberos del Distrito 2, con sede en Montana Vista, dijo sentirse satisfecho de la jornada de vacunación al ver a tanta gente que acudió a inmunizarse.

“Fue muy agradable ver tanta asistencia, pero sobre todo que la gente se sienta que es atendida y no está olvidada por las autoridades”, dijo el funcionario, luego de darle entrada al último carro abordado por dos personas que acudieron a ponerse la vacuna.

Comentó que aunque la gran mayoría acudió en su automóvil y bajo el sistema de autoservicio (drive-thru) recibió su dosis, hubo otros que acudieron a pie y se les atendió conforme a su llegada.

Aunque se dio prioridad en un principio a los residentes del lugar, hubo un momento de la mañana que algunos se inconformaron al ver ciudadanos de otros vecindarios.

“En un principio sí pedimos alguna identificación para corroborar que eran vecinos de aquí y se les dio prioridad, pero luego se abrió al resto de la comunidad”, se dijo.

“Fue un esfuerzo grandísimo para traer las vacunas hasta aquí y lo hacemos porque queremos asegurarnos que las comunidades más vulnerables que viven en zonas rurales también tengan acceso al programa de inmunización”, manifestó Iliana Holguín, comisionada del Precinto 3.

Reiteró que es muy difícil para las familias que habitan estos sectores del condado asistir a los centros de vacunación en la zona Centro porque no cuentan con transporte y se les dificulta registrarse por Internet al carecer del servicio.

Sin embargo aseguró que con esta iniciativa del Condado, en la que participan voluntarios,personal de las diversas dependencias, encabezado por su titular Ricardo Samaniego, Departamento de Bomberos, oficiales del Sheriff y constables así como soldados de la Guardia Nacional y empleados del Departamento de Servicios de Salud Estatal, fue posible servir a esta comunidad.

Recordó que en un acto similar se logró vacunar a 800 personas en las poblaciones de Tornillo y Fabens, en el Valle Bajo, la semana pasada.

“Para el Condado es una prioridad que todos tengan acceso a la vacuna”, enfatizó tras celebrar con aplausos junto a sus compañeros el que se haya procesado a mil 400 adultos en un mismo día.

Muchas personas como Rosario, ahora pueden movilizarse con más confianza al realizar sus actividades cotidianas pero sin dejar de lado los protocolos de salud y seguridad, que exigen las autoridades médicas, como el uso del cubrebocas, cuidar la sana distancia y lavarse las manos con frecuencia.

Las autoridades mencionaron que las clínicas móviles de salud continuarán recorriendo los diversos sectores del condado, aunque no se dijo cuándo o dónde será la próxima sesión de inmunización.