PUBLICIDAD

El Paso

Mata dron de EU a líder de al-Qaeda

Ayman al-Zawahiri, fue el sucesor de Osama bin Laden en la organización terrorista

The Washington Post

martes, 02 agosto 2022 | 06:00

Associated Press | Junto con Bin Laden planeó los ataques del 9-11

PUBLICIDAD

Washington— Estados Unidos mató a Ayman al-Zawahiri, el líder de al-Qaeda y uno de los terroristas más buscados del mundo, quien supervisó los ataques del 11 de septiembre de 2001, junto con el fundador del grupo, Osama bin Laden, anunció el presidente Joe Biden.

Al-Zawahiri murió en un ataque con aviones no tripulados de la CIA en Kabul, Afganistán, durante el fin de semana, según funcionarios de EU que hablaron bajo condición de anonimato para discutir sobre inteligencia confidencial.

PUBLICIDAD

Cuando las fuerza de EU se retiraron de Afganistán en agosto pasado, los funcionarios de la administración de Biden dijeron que mantendrían la capacidad para ataques ‘en el horizonte’ desde cualquier otro lugar contra las fuerzas terroristas dentro de Afganistán. 

El ataque contra al-Zawahiri es el primer ataque contraterrorista conocido allí desde la retirada.

Hablando en un discurso de televisión en vivo desde un balcón en la Casa Blanca, Biden anunció que días atrás había autorizado un ataque para matar a al-Zawahiri. “Se ha hecho justicia y este líder terrorista ya no existe”, dijo Biden.

El atentado se produjo a las 7:48 pm hora de la Montaña –vigente en El Paso– el sábado, según un alto funcionario de la administración que informó a los periodistas sobre la operación. Un dron disparó dos misiles Hellfire contra al-Zawahiri cuando salió al balcón de una casa de seguridad en Kabul, donde había estado viviendo con miembros de su familia, dijo el funcionario.

Se escuchó una fuerte explosión en el barrio de Shirpur en el centro de Kabul. El distrito, durante mucho tiempo un área abandonada propiedad del Ministerio de Defensa afgano, se convirtió en un área exclusiva de grandes casas residenciales en los últimos años, con altos funcionarios afganos y personas adineradas propietarias de mansiones.

La comunidad de inteligencia había rastreado a al-Zawahiri hasta la casa de seguridad y pasó meses confirmando su identidad y desarrollando un “patrón de vida”, rastreando sus movimientos y comportamiento, dijo el funcionario. El personal de Inteligencia también construyó un modelo de la vivienda, que se usó para informar a Biden sobre cómo se podría llevar a cabo un ataque de tal manera que redujera las posibilidades de matar a otros ocupantes o civiles, dijo el funcionario, y agregó que las agencias de Inteligencia han llegado a la conclusión de que al-Zawahiri fue la única persona muerta en el ataque.

“Estados Unidos continúa demostrando su resolución y capacidad para defender a los estadounidenses de aquellos que buscan hacerle daño”, dijo Biden, dejando “claro nuevamente que no importa cuánto tiempo tome, no importa cómo te escondas… Estados Unidos te buscará y te encontrará”.

Altos funcionarios de Seguridad Nacional de la administración fueron informados a principios de abril sobre el reporte de que se creía que al-Zawahiri vivía en la casa, que nunca la abandonó, dijo el funcionario.

Biden recibió actualizaciones a lo largo de mayo y junio, y el 1 de julio, fue informado en la Sala de Situación de Crisis de la Casa Blanca por miembros clave del gabinete y asesores, incluido el director de la CIA William Burns, la directora de Inteligencia Nacional Avril Haines, la directora del Centro Nacional de Contraterrorismo Christine Abizaid y el asesor de seguridad Jake Sullivan, dijo el funcionario.

El presidente se reunió nuevamente con sus principales asesores el 25 de julio y continuó presionando a las agencias de Inteligencia sobre cómo planeaban realizar un ataque con un mínimo de víctimas civiles, dijo el funcionario. Todos sus asesores “recomendaron encarecidamente” el ataque, que luego Biden autorizó, dijo el funcionario.

Altos miembros de los talibanes de Haqqani también sabían que al-Zawahiri vivía en la casa y tomaron medidas después del ataque para ocultar su presencia, dijo el funcionario, que calificó la presencia del líder terrorista en Kabul como una violación del Acuerdo de Doha firmado entre los Estados Unidos y los talibanes en 2020.

El acuerdo que condujo a la retirada de tropas de EU de Afganistán incluía la promesa de los talibanes de no permitir que grupos terroristas con objetivos internacionales operaran en su territorio y de romper todas las relaciones con ellos. Si bien el Estado Islámico ha estado aumentando sus exigencias dentro de Afganistán y ha reclamado frecuentes ataques contra los talibanes y objetivos civiles, al-Qaeda parece mantener una fuerte relación con el gobierno talibán.

Un portavoz talibán, al confirmar el ataque, dijo que fue Estados Unidos quien violó su acuerdo.

Al-Zawahiri, cuyo rostro era familiar para millones de estadounidenses por sus diatribas grabadas en video contra Estados Unidos, desempeñó un papel importante en convertir a al-Qaeda en una organización terrorista más letal y ambiciosa, según muchos de los investigadores que persiguieron a sus líderes por décadas.

Al fusionar su organización centrada en Egipto con la de Bin Laden, el grupo se convirtió en un grupo terrorista mucho más peligroso y global, dijeron analistas. Al-Zawahiri fue acusado de los bombardeos de las embajadas de EU en Kenia y Tanzania en 1998, ataques que exhibieron prematuramente la creciente amenaza de al-Qaeda.

Tanto Bin Laden como al-Zawahiri escaparon de las fuerzas de Estados Unidos en Afganistán a fines de 2001 después de los ataques del 11 de septiembre, y el paradero de al-Zawahiri había sido un misterio durante mucho tiempo. Bin Laden fue asesinado en un operativo de fuerzas norteamericanas en Pakistán en 2011.

Después de la muerte de Bin Laden, al-Zawahiri se convirtió en el líder nominal de al-Qaeda, pero era un hombre perseguido, a cargo de una organización diezmada. Al carecer de los seguidores leales de Bin Laden, al-Zawahiri trató de comandar grupos terroristas remotos que a menudo ignoraban sus decretos y rechazaban sus consejos. En particular, se vio ensombrecido por el surgimiento del Estado Islámico y su sangriento dominio durante varios años sobre partes de Siria e Irak.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search