El Paso

Mata a su esposa, huye… lo encuentran sin vida

El hecho rompió la calma de un afluente vecindario del lado Oeste de El Paso, rodeado por las montañas

Cortesía / Norma y Mark Martínez

Staff
El Diario de El Paso

jueves, 24 septiembre 2020 | 18:10

El Paso— Un caso más de homicidio-suicidio en un matrimonio cimbró a la comunidad de El Paso y rompió la calma de un afluente vecindario del lado Oeste, rodeado por las montañas. 

El esposo huyó tras quitarle la vida a su mujer y horas después fue localizado su cadáver en una zona rural del Condado de Doña Ana.

El miércoles por la tarde, alrededor de las 6:30 pm, Norma Martínez, de 58 años, fue encontrada muerta dentro de su domicilio, ubicado en el número 1001 de la calle Metate, en las inmediaciones del Coronado Country Club.

Agentes de la Policía de El Paso (EPPD) acudieron a una llamada de emergencia, lo cual desembocó en el hallazgo del cuerpo sin vida de Martínez.

Después de la investigación preliminar, los detectives comenzaron la búsqueda del esposo de Norma, Mark Martínez,  de 57 años. Para el operativo se emplearon helicópteros, los cuales sobrevolaron el área por la noche, sin ubicar al sospechoso del crimen.

El jueves por la mañana continuó la búsqueda con apoyo aéreo del Departamento de Seguridad Pública de Texas. Elementos de esta unidad localizaron el vehículo del fugitivo en un campo cercano a La Unión, Nuevo México, una población en la zona metropolitana de El Paso.

Agentes del Sheriff de Doña Ana (DACSO) y de una Fuerza Especial de Fugitivos de los U.S. Marshals localizaron al interior del vehículo el cadáver de Mark Martínez, quien mostraba una herida de bala que se disparó él mismo y que le causó la muerte, considerada como un suicidio.

De acuerdo con su perfil en redes sociales, Norma era una agente de bienes raíces con licencia par operar en Texas y Nuevo México. Su página en Facebook señala que había estudiado medicina en la Universidad Nacional de Honduras.

“Mi esposo y yo nos hemos cambiado varias veces. Hemos tenido que reubicarnos debido a su trabajo que lo ha mandado a diferentes partes del país. Habiendo pasado más de una vez el proceso de compraventa, entiendo lo que mis clientes experimentan cuando compran o venden una casa”, señala la víctima de asesinato.

Trascendió que Mark Martínez era un agente retirado de la Patrulla Fronteriza, tras 28 años de servicio en la corporación.

Las redes sociales muestran a los Martínez como una pareja feliz, con fotografías de ambos en diferentes viajes, la más reciente el 9 de septiembre en el perfil de él, en unas vacaciones en las montañas. 

De acuerdo con registros catastrales, la vivienda ubicada en la subdivisión de Chaparral Park está a nombre de ambos cónyuges. La casa, con valor para efectos de impuesto de la propiedad de 211 mil 951 dólares, fue construida en 2011 y en el 2019 se le añadió una alberca, conforme a los datos públicos.