El Paso

Mata a bebé con 'llave' de lucha libre

Le causó severas lesiones, incluido un traumatismo cerebral

Ivanna Leos
El Diario de El Paso

jueves, 22 abril 2021 | 09:04

Cortesía | La víctima

El hombre acusado de presuntamente cometer el homicidio de un bebé de tan solo un año de edad admitió ante la Policía haber usado “movimientos de lucha libre” contra el menor, lo que le causó severas lesiones, incluido un traumatismo cerebral, según informa una declaración jurada –afidávit– proporcionada por el Departamento de Policía de El Paso (EPPD).

Marvin Rex Lake, de 24 años, fue arrestado el pasado lunes en relación con la muerte de Ahren DeHart, quien según la Oficina del Médico Forense del Condado de El Paso murió a causa de traumatismo, en lo que calificó como homicidio intencional. 

Lake enfrenta cargos por asesinato capital en hechos que sucedieron el pasado 12 de abril.

El acusado realizó diversos movimientos de lucha en contra del menor mientras estaba al cuidado del bebé y otros dos niños pequeños en un complejo de departamentos en el 500 Rubin, en el oeste de El Paso.

Los investigadores descubrieron que los menores habían quedado al cuidado de Lake mientras la madre de los niños fue a trabajar.

Según la declaración jurada, alrededor de las 10:50 de la noche Lake llamó a la madre del menor para informarle que el pequeño había vomitado una sustancia roja, desconociendo si era sangre o comida, por lo que salió de inmediato del trabajo para dirigirse a su casa, donde encontró a su hijo inconsciente.

Posteriormente y de acuerdo con autoridades, agentes de la Policía fueron llamados al Hospital Infantil de El Paso, después de que el menor fuera transportado allí con múltiples lesiones, incluida una fractura de cráneo.

“Se encontró que el menor contaba con diversas lesiones, incluidas daño cerebral, hemorragias por traumatismo, fractura en el cráneo, hemorragia en uno de los pulmones, lesiones abdominales y múltiples contusiones en las piernas, en la barbilla y en la parte trasera”, se agrega en el documento.

El informe señala que luego Lake se dirigió a la sede de la Policía en el Centro de El Paso e inicialmente negó haber causado las heridas del bebé. 

EPPD presionó a Lake con imágenes de las lesiones, pero él continuó afirmando que “no sabía” cómo ocurrieron, según la declaración jurada.

“El acusado cambió su historia en repetidas ocasiones durante la entrevista. Ultimadamente respondió que las heridas fueron causadas por movimientos de lucha y que, en algún momento, el niño se le resbaló y se impactó con la orilla de un sillón”, se lee en la declaración.

Lake también le dijo a la Policía que agarró al niño como si fuera una pelota de futbol después de enojarse y no poder controlar su ira, según el documento.

Más tarde, el 15 de abril, Lake se presentó en las oficinas principales del Departamento de Policía, donde exigía un “pago por los daños a su sillón”, donde supuestamente el menor se lesionó.

“No le lastimé su cabeza, solo causé las heridas internas”, fueron las palabras de Lake, según el informe.

Lake fue arrestado el 16 de abril, mismo día en que el menor fue declarado fallecido en el hospital debido a las lesiones. Lake es un ex miembro del Ejército que fue dado de baja del servicio hace más de un año.

El 19 de abril, el menor fue examinado por el médico forense del Condado de El Paso, quien determinó que su muerte fue debido a trauma intencional y homicidio.

Lake permanece en el Centro de Detención del Condado de El Paso, donde enfrenta cargos por asesinato capital y no se le emitió ninguna fianza.

 

Piden apoyo para gastos funerarios

Familiares y amigos de los padres del menor iniciaron desde el 16 de abril una campaña para recaudar los fondos necesarios que cubran los gastos médicos y funerarios.

En la campaña, que pretende reunir 20 mil dólares, se detalla que el padre del pequeño es un soldado destinado en Fort Bliss y su madre es trabajadora de un hospital local. Su hijo acababa de cumplir un año en marzo.

“Araya Coffey ha sido parte de nuestro equipo en el Hospitals of Providence Memorial Campus, ocupándose del Departamento de Labor y Parto en el segundo turno. Araya está casada con Brandon DeHart, un especialista en el ejército con base en Ft. Felicidad”, se lee en la publicación.

“El lunes 12 de abril de 2021, Araya tuvo que salir corriendo del trabajo cuando la niñera la llamó para decirle que Ahren estaba vomitando. Cuando Araya llegó a casa, Ahren estaba inconsciente”, explica la campaña para recaudar fondos.

Los amigos de la pareja piden la ayuda de la comunidad para Araya y Brandon, quienes buscan desahogar los gastos médicos y fúnebres que se derivaron de la tragedia.

“Desafortunadamente no hay mucho que podamos hacer, excepto ofrecer ayuda financiera. Y esta es nuestra llamada de ayuda”, se agrega en la campaña.

Para apoyar: www.gofundme.com/f/2cdsqia6k0

close
search