PUBLICIDAD

El Paso

Masacre de Uvalde revive malos recuerdos en El Paso

Los tiroteos en El Paso y Uvalde señalan semejanzas macabras: ambas ocurrieron en zonas con alta población hispana, con un fuerte arraigo comunitario

Jaime Torres / El Diario de El Paso

domingo, 12 junio 2022 | 06:00

Associated Press | Memorial en honor a las víctimas

PUBLICIDAD

Mientras que la Cámara de Representantes federal aprobó un paquete de leyes de seguridad de armas que salva vidas, a nivel estatal los legisladores republicanos, junto con el gobernador Gregg Abbott, se oponen a su regulación y control, lo que ha provocado inconformidad entre los diversos grupos de la comunidad.

“La gente del área de El Paso conoce mejor que la mayoría la profundidad de la pérdida y el sufrimiento que los tiroteos masivos infligen a una comunidad”, dijo el senador estatal que representa a esta ciudad, el demócrata César Blanco.

PUBLICIDAD

El legislador, con experiencia previa en la Cámara estatal, sabe la frustración que representa el haber enfrentado en esta ciudad un tiroteo masivo con 23 muertos y 23 heridos en agosto de 2019 y que los gobernantes republicanos y los legisladores de ese partido a nivel federal y estatal rechacen cualquier cambio en las leyes para controlar las armas.

Las similitudes entre El Paso y Uvalde son visibles: poblaciones con mayoría hispana y relativo índice de criminalidad sorprendidas por atentados terroristas domésticos cometidos por pistoleros menores de 22 años, que pudieron adquirir sus armas sin ninguna restricción.

La postura de Blanco la comparte la representante federal demócrata por El Paso, Verónica Escobar y el liderazgo de su partido.

El grupo de legisladores demócratas de la Cámara de Representantes, liderados por los representantes paseños, iniciaron una serie de asambleas comunitarias en todo el estado sobre la violencia armada para empujar los esfuerzos.

La delegación del estado de El Paso dio a conocer que como legisladores de Texas, asumen su responsabilidad de mantener a las comunidades y escuelas a salvo de tragedias tan devastadoras como la ocurrida recientemente en Uvalde, Texas.

“Todos nosotros hemos sido sacudidos por los trágicos eventos en Uvalde. Continuamos manteniendo a la gente de esa comunidad cerca de nuestros corazones mientras intentan hacer frente a la desgarradora catástrofe”, dijo Blanco, senador estatal por el Distrito 29. 

Y es que para él, como para sus homólogos, los hechos de Uvalde reabren las heridas emocionales que sufrió la comunidad fronteriza hace apenas tres años.

Para Dora Oaxaca, presidenta del Partido Demócrata en El Paso, la aprobación de leyes para endurecer los requisitos para la adquisición de armas –por parte del grupo parlamentario demócrata en Washington–, es una muestra de lo que se debe hacer a nivel nacional.

“Estamos angustiados porque queremos un cambio que haga algo en contra de las personas que toman este tipo de armas de manera irresponsable, pero no sólo aquí sino a nivel estatal y federal”.

No obstante lamentó que después de haber vivido una masacre similar en 2019 el gobernador Gregg Abbott haya eliminado dos leyes que inhiben la venta indiscriminada de armas letales.

Recordó que después de la masacre del 3 agosto el gobernador prometió que iba a haber esfuerzos para asegurarnos que estas armas no cayeran en manos de asesinos… pero después hizo lo contrario y apoyó a la pasada Legislatura para desaparecer las leyes existentes y hacer más fácil el proceso para adquirirlas”.

Ahora dijo que el entrenamiento y la sabiduría para portar armas no son requisito para comprar y portar un rifle de grueso calibre.

“Es una bofetada en la cara para los policías que por ley tienen que completar la rigurosidad del entrenamiento paramilitar de todos los que aspiran a formar parte de las diversas agencias policiacas”, dijo.

Como presidenta del Partido Demócrata hizo un llamado no sólo a que cambie la legislación estatal y federal sino a todos los representantes locales y estatales para que junto con las autoridades educativas levanten la voz y busquen la manera de tener un mayor control en la venta y uso de armas.

Verónica Escobar, legisladora por el Distrito 16 por el estado de Texas dio a conocer que la reciente aprobación de la Ley de Protección de Nuestros Niños contempla una serie de prohibiciones y regulaciones encaminadas a salvar vidas.

El paquete contempla elevar la edad de compra de armas semiautomáticas de 18 a 21 años; tomar medidas enérgicas contra el tráfico de armas y las compras falsas para sacar las armas ilegales de nuestras calles; someter las compras de armas fantasma a requisitos de verificación de antecedentes, así como fortalecer los requisitos de almacenamiento seguro para proteger a los niños de disparos accidentales.

También cerrar el vacío legal de las existencias de choque para prohibir el uso civil de estas herramientas mortales; prohibir los cargadores de alta capacidad, que han sido el accesorio elegido en los tiroteos masivos más sangrientos de nuestro país y requerir un informe anual de datos demográficos de aquellos que se determine que no son elegibles para comprar armas.

La congresista dijo que la legislación votada 223-204 es parte de acciones de larga data que los demócratas de la Cámara de Representantes han tomado para combatir la violencia armada desde que obtuvieron la mayoría en 2018. 

Los demócratas de la Cámara de Representantes aprobaron dos veces la H.R.8, la Ley de Verificación de Antecedentes Bipartidista y la H.R. 1446, la Ley de Verificación de Antecedentes Mejorada. 

“Es una burla para la ciudadanía, que los niños ahora no sólo piensan en estudiar o hacer la tarea sino que están pensando y preparándose para saber cómo salvarse en caso de que alguien ingrese a un aula para atacarlos. Es un acto descarado de cualquier legislador no hacer nada”, denunció Oaxaca.

Jtorres@diariousa.com

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search