El Paso

Marchan paseños: rechazan el aborto

Se reúnen en un parque y se manifiestan afuera de Planned Parenthood

Jaime Torres / El Diario de El Paso
Jaime Torres / El Diario de El Paso
Jaime Torres / El Diario de El Paso

Jaime Torres
El Diario de El Paso

domingo, 19 enero 2020 | 06:00

Alrededor de mil personas adheridas a organizaciones civiles, educativas, políticas y religiosas asentadas en la región fronteriza, participaron en la denominada ‘Marcha por la Vida’, que año con año se celebra a nivel nacional para pronunciarse en contra del aborto.

La caminata partió del Parque Houston, ubicado en el 900 Montana, y concluyó en las afueras de las instalaciones locales de Planned Parenthood (PP), clasificada por ellos como el proveedor de abortos más grande de Estados Unidos.  

“Estamos marchando por la vida, tomándonos de la mano para defender la vida, ayudando a los demás a educarse y para animar a la gente a defender la vida”, afirmó Gabriela Ávila, coordinadora del movimiento Pro-Vida de la Diócesis de El Paso, Texas.

Con pancartas en mano con consignas como “El aborto mata niños” y “Dios es pro vida”, los marchistas enfatizaron que la vida es una bendición y no una carga, a la vez que lanzaban un mensaje de amor y concientización.  

Asimismo, en señal de protesta y lanzando consignas contra los directivos y exigiendo el desfinanciamiento del Gobierno para evitar el crecimiento y proliferación de este tipo de agencias en el país, los manifestantes pararon unos minutos frente a PP, ubicada en el número 1511 E. Missouri para luego proseguir su camino hacia al punto de partida.

Durante la ceremonia cientos de simpatizantes escucharon reflexivos cada uno de los mensajes que pastores y defensores de la vida pronunciaron durante sus discursos.  

“Estamos con los valores conservadores representando la vida, representando y luchando por el valor de la vida”, dijo por su parte Blanca Ortiz Trout, quien aspira a un cargo de representación federal en el Distrito 16 por el Partido Republicano.

Manifestó que toda la congregación está unida para defender el derecho de la vida, de esos niños inocentes que desde el momento en que su corazón empieza a latir tienen derecho a vivir.

Tras lamentar el incremento de abortos registrado en el país afirmó que es tiempo de que la población se una y se concientice de la gravedad del problema que cada día destruye a más familias.

Comentó que como madres es vital hablar con las hijas e inculcarles el valor de la vida, “estamos aquí porque Dios nuestro Señor nos ha puesto aquí y debemos respetar ese derecho de las generaciones que siguen de nosotros”, dijo tras mostrar a un Niño Dios, como símbolo de la vida. 

Jaime Arriola coincidió sobre la gravedad de los efectos secundarios que trae consigo el aborto, al manifestar que dentro de su experiencia como enfermero ha visto cómo muchas mujeres intentaron quitarse la vida luego de esta práctica. 

“No sólo se pierde una vida sino dos… nunca se habla de los efectos secundarios, de ese sufrimiento y de la separación de las familias”, expresó quien también aspira a una posición en el Congreso. 

Ante ello la Iglesia católica promueve las visitas a las clínicas donde se practican abortos para animar a las pacientes y hacer oración; “les decimos que no tengan miedo de hablar de la vida a otras personas y que les digan que estamos con ellas”.

De acuerdo con Gabriela Ávila cada año mueren 3 mil bebés. “Si muere un bebé es horrible, así que queremos que todo bebé tenga el derecho a nacer y tener una vida plena”, enfatizó. 

Agregó que dentro de su misión trabajan con organizaciones de ayuda a la mujer como Her and Care Connection, la cual ofrece servicios médicos, exámenes y ultrasonidos gratuitamente.

Cientos de simpatizantes del Partido Republicano, quienes anualmente participan en este movimiento internacional, se mostraron contentos por la participación ciudadana al tiempo que se comprometieron a continuar luchando por la preservación de la vida.

Robert Peña, director ejecutivo del Partido Republicano, denunció, sin precisar cifras, que el número de abortos ha crecido lamentablemente por el apoyo gubernamental que ayuda económicamente a empresas como PP.

“Reciben la mitad de su dinero de parte del Gobierno, nuestros impuestos están yendo a pagar esta operación de los abortos, por lo que es urgente hablar con los políticos, con esa gente que tiene voz y voto en las leyes para que se detenga”.

Reiteró que mientras la plataforma política de su partido es promover la vida, su contrario, el Partido Demócrata, insiste en destruirla al grado de practicarlos hasta la hora del nacimiento… “es increíble”, lamentó, tras recordar que los candidatos presidenciales demócratas siguen la misma línea.

El evento patrocinado por la Diócesis Católica de El Paso, y al que se unieron integrantes de Southwest Coalition for Life, Students for Life of America en UTEP, NMSU y EPCC, y 40 Days for Life, concluyó luego de la celebración de una misa en la que se resaltó que la vida es sagrada. 

jtorres@diariousa.com