El Paso

Luchan en UTEP vs superbacterias

Recibe universidad 1.2 millones de dólares en fondos federales para producir antibióticos

Cortesía / Kim y su equipo de investigación de estudiantes de pregrado y posgrado centrarán sus esfuerzos en estudiar cómo las bacterias producen un producto antibiótico natural llamado lasalocid

De la Redacción / El Diario de El Paso

sábado, 06 febrero 2021 | 06:00

El doctor Chu-Young Kim, profesor asociado de Química y Bioquímica en la Universidad de Texas en El Paso (UTEP), está ayudando a combatir la amenaza de las superbacterias (enfermedades causadas por bacterias resistentes a los medicamentos) al regresar a lo básico la naturaleza, mediante una subvención de 1.2 millones de dólares de los Institutos Nacionales de Salud (NIH) para desarrollar un método biológico para producir nuevas versiones de los antibióticos actuales que se han vuelto ineficaces debido a la resistencia.

Las superbacterias son un problema importante que amenaza la vida y la salud de las personas en todo el mundo. Un informe de 2019 de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) establece que más de 2.8 millones de infecciones resistentes a los antibióticos ocurren en los Estados Unidos cada año, y más de 35 mil personas mueren como resultado.

Kim dijo que el desarrollo de nuevos antibióticos es esencial ya que muchos se están volviendo rápidamente menos útiles debido a la resistencia. En lugar de intentar crear compuestos completamente nuevos, Kim y su equipo de investigación están tomando medicamentos que ya existen y modificando su estructura química para que conserven la actividad antibacteriana pero superen la resistencia.

“La resistencia a los antibióticos representa una amenaza real para la salud”, dijo el doctor Robert Kirken, decano de la Facultad de Ciencias. “Durante las últimas décadas, hemos visto poco desarrollo de fármacos en esta área hasta hace poco. El trabajo del Dr. Kim nos ayudará a estar un paso por delante de estas infecciones que matan a decenas de miles de estadounidenses cada año”.

Tradicionalmente, los científicos modifican las moléculas de los fármacos mediante métodos químicos. La penicilina es un ejemplo de un fármaco que ha experimentado el desarrollo de versiones mejoradas a lo largo de los años. Sin embargo, Kim dijo que la mayoría de los antibióticos tienen estructuras más complejas que la penicilina. Por lo tanto, el uso de productos químicos para preparar nuevas versiones de estos medicamentos llevaría años y el rendimiento sería muy bajo, lo que lo haría poco práctico desde un punto de vista comercial e inaccesible para los pacientes.

“Lo que estamos haciendo es, en lugar de modificar químicamente las moléculas del fármaco como se hace tradicionalmente, volvemos a los microorganismos originales que sintetizan estos antibióticos en primer lugar”, dijo Kim. Por ejemplo, la penicilina es producida por un hongo y la equinomicina se deriva de una bacteria del suelo. El equipo de investigación estudiará cómo la naturaleza genera estas complejas moléculas.

“Nuestro objetivo final es utilizar ese conocimiento para diseñar microorganismos mediante la mutación de su ADN para que produzcan un antibiótico modificado que sea eficaz contra las superbacterias”, dijo Kim. “Al hacerlo de esta manera, podemos producir cantidades muy grandes del fármaco por fermentación y proporcionarlo a los pacientes a un precio asequible”.

Kim y su equipo de investigación de estudiantes de pregrado y posgrado centrarán sus esfuerzos en estudiar cómo las bacterias producen un producto antibiótico natural llamado lasalocid. Este medicamento requiere nueve enzimas, proteínas que realizan transformaciones químicas, para trabajar juntas para que las bacterias sinteticen el antibiótico.