Lo reciben funcionarios y 150 invitados

-

Roberto Carrillo / El Diario de El Paso
martes, 12 febrero 2019 | 06:00

En medio de un fuerte dispositivo de seguridad, el presidente Donald Trump arribó este lunes a las 6:20 de la tarde, a la ciudad de El Paso, Texas a bordo del avión presidencial Air Force One.

El mandatario fue recibido por una comitiva de funcionarios estatales encabezada por Dan Patrick, teniente gobernador del estado de Texas e invitados especiales conformados por militares, empleados federales y participantes en las campañas electorales.

Pese al viento y las bajas temperatura los más de 150 invitados que dieron la bienvenida a tierra fronteriza ovacionaron al mandatario al aparecer en la puerta de la aeronave.

Tras saludar a los asistentes el presidente bajo por la escalinata y volvió a levantar su mano a los asistentes a la distancia antes de subir a la limosina. 

A pesar de que el presidente no se acercó ni saludó de mano los invitados, como regularmente lo hacen, los invitados observaron cómo se alejaba a bordo del automóvil llamado ‘la bestia’ y escoltado por agentes del servicio secreto y oficiales de las distintas corporaciones policiacas locales, estatales y federales.

Asimismo, seguidores del mandatario se mostraron emocionados por su líder republicano  y se mostraron esperanzados por que se construya el muro fronterizo.

“Hay mucho peligro en esa zona desértica tanto para los migrantes como para los pobladores norteamericanos que viven cerca de la línea fronteriza”, manifestó Gabin Clarkson, residente de Las Cruces, NM.

El convoy partió del aeropuerto internacional pasadas las 6:30 de la tarde para dirigirse al Coliseo de El Paso, en la zona Central, donde lo esperaba una multitud para escuchar su discurso político en el que nuevamente insistiría en la construcción del muro fronterizo.