Lo arrestan por séptimo DWI

Es identificado como Enrique López

Karla Valdez/El Diario de El Paso
martes, 05 febrero 2019 | 06:00

Un paseño terminó tras las rejas, luego de que fuera sorprendido conduciendo en presunto estado de ebriedad (DWI) por séptima vez, informó la Policía de El Paso (EPPD).

Se trata de Enrique López, de 44 años, quien fue detenido por oficiales de EPPD asignados a la Unidad Antiebrios el pasado 3 de febrero.

Los hechos se registraron alrededor de las 2:02 de la mañana, en la cuadra 1300 de la calle North Zaragoza, en el Este de El Paso. 

De acuerdo con el reporte, López conducía rumbo al sur por la calle antes mencionada a bordo de un vehículo Chevrolet Cruze en color blanco sin luces. 

Una patrulla que circulaba por la zona, le marcó el alto al hombre, pero al momento de querer detenerse López golpeó la banqueta al intentar entrar al estacionamiento de un negocio. 

Darrel Petry, vocero de EPPD, indicó que al darse cuenta que López se encontraba en estado de ebriedad, los agentes procedieron a detenerlo.

Tras ingresar los datos del hombre a la base de datos, los uniformados se percataron que López ya había sido detenido por el mismo delito en seis ocasiones. 

López fue recluido en el Centro de Detenciones del Condado de El Paso bajo un cargo de arresto por tercer o más DWI, por lo que se le fijó una fianza de 10 mil dólares. 


Arrestan a otros 18 por conducir ebrios 


En poco más de 25 horas, la Unidad Antiebrios de la Policía de El Paso detuvo a 18 personas por conducir en estado de ebriedad.

Los arrestos se realizaron entre las 12:54 de la medianoche del domingo 3 de febrero y las 2:16 de la mañana del lunes.

En un lapso de 25 horas y 22 minutos, los oficiales que patrullaban distintas zonas de la ciudad lograron ocho arrestos en el Este de El paso, seis en el área Central y cuatro más en el Northeast. 

Darrel Petry comentó que de los 18 detenidos, 10 fueron arrestados por primera vez por conducir bajo los influjos del alcohol.

Mientras que para otros tres de los conductores detenidos ya los habían arrestado al menos tres veces por este delito. 

Por último Petry indicó que los cinco conductores restantes presentaban .15 grados de alcohol en la sangre, cuando en Texas el límite legal es de .08 grados. 

El vocero recordó a la comunidad, que si tienen planeado salir a consumir bebidas alcohólicas eviten conducir y consigan un conductor designado o un medio de transporte alterno. (Karla Valdez)