Llevan protesta pro-migrantes a museo de Patrulla Fronteriza

Manifestantes de diversas partes de EU repudian políticas de Trump

Roberto Carrillo Arteaga
El Diario de El Paso
domingo, 17 febrero 2019 | 06:00

Un grupo de activistas y representantes de diferentes organizaciones civiles, llevaron a cabo el sábado una serie de protestas pacíficas para “exigir justicia en las políticas migratorias”.

La primera acción del “Fin de Semana por la Justicia Migratoria” tuvo lugar en el Museo de la Patrulla Fronteriza de los Estados Unidos, donde alrededor de 40 personas se presentaron entonando cantos y portando mantas en pro de la liberación de los menores que están detenidos bajo resguardo de la administración federal, de la reunificación de las familias.

Ante la sorpresa de los visitantes y empleados del lugar, los activistas se colocaron en diferentes salas del museo, y dieron a conocer un mensaje en el que reprochaban la existencia de dicho museo. (Roberto Carrillo)

“Ya que no cuenta la verdadera historia de la Patrulla Fronteriza, y sobre los crímenes que se han cometido en contra de los migrantes”, dijo Hope Alvarado, quien tomó la palabra por medio de un altavoz en el lobby del recinto.

“Históricamente esta zona ha sido una ruta migratoria, pero ahora vemos como la Patrulla Fronteriza ha asesinado a migrantes desarmados o incluso a niños que han estado bajo su custodia”, dijo por su parte Juan Ortiz. 

Destacó la presencia de estudiantes de la Universidad de Nuevo México en Albuquerque, así como de la activista Patricia Okoumou quien escaló la Estatua de la Libertad el mes de Julio del año pasado, en protesta a la política de Tolerancia Cero de la administración federal.

“Buscar asilo no es un crimen, y nuestro gobierno ha confinado en centros de detención a aquellos que lo solicitan, por eso es que estoy en El Paso participando en estos eventos a los largo de 9 días, esperando además llevar confort a aquellos menores y solicitantes de asilo que están detenidos. No están solos”, dijo Okoumou.

La protesta se llevó de forma pacífica, y algunos de los activistas firmaron el libro de visitas del museo, y colocaron fotografías de los menores guatemaltecos que murieron en la víspera al estar bajo resguardo de la Patrulla Fronteriza.

Las imágenes de la niña Jakelin Caal Maquin, de 7 años de edad, y de Felipe Gómez Alonzo, de 8 años de edad, fueron colocadas en un panel donde se exhiben las fotografías de agentes de la Patrulla Fronteriza que murieron en el cumplimiento de su deber.

Al paso de 15 minutos los manifestantes abandonaron las instalaciones del museo, pero fueron detenidos por agentes de la Policía Militar que los retuvo hasta que cada uno de los integrantes del grupo mostraron una identificación, e incluso se les pidió el estatus migratorio de cada uno de ellos.

No se reportaron arrestos por estas acciones, y hasta el momento la administración del Museo de la patrulla Fronteriza de los Estados Unidos no ha levantado cargos por la realización de la protesta al interior de sus instalaciones.

El grupo formado por hombres, mujeres y algunos menores de edad se dirigió a la dedicación del mural “Brown Mothers of Exiles”, que relata el difícil viaje de los menores migrantes separados de sus familias.

[email protected]