Llenan de flores memorial en Cielo Vista

Fueron donadas por Antonio Basco, quien un día antes las recibió enviadas por personas de varias partes del mundo en honor a Margie Reckard, su esposa y una de las víctimas

Jaime Torres / El Diario de El Paso
lunes, 19 agosto 2019 | 06:00

Las manos de Maria Luisa temblaron y su corazón palpitó con mayor fuerza cuando tomó un ramo de flores que la tarde de ayer llegó en una de las 22 carrozas al memorial en honor a las víctimas de la masacre del pasado 3 de agosto.

Ella, al igual que cientos de personas, acudió al memorial ubicado sobre la calle Edison para ayudar a bajar las flores que un día antes recibió de varias partes del mundo Margie Reckard, y que su esposo Antonio Basco donó para el memorial.

Maria Luisa sintió el dolor de la tragedia y esperó serena el arribo del cortejo fúnebre conformado por las carrozas propiedad de las cinco agencias funerarias que ofrecieron sus servicios gratuitamente a las familias de las víctimas de la masacre.

“Siento tanto dolor en mi corazón por este atroz asesinato pero al mismo tiempo tengo la fuerza para unirme a mi comunidad y enfrentar juntos cualquier situación que se nos presente”, expresó mientras sus ojos llorosos derramaban lágrimas que resbalaban por sus mejillas.

Girasoles, rosas, orquídeas, lirios y claveles, fueron parte de los arreglos y coronas enviadas por personas de diferentes partes del mundo que los presentes bajaron de los coches fúnebres para colocarlos a lo largo del memorial lineal de más de 100 metros.  

“Siento mucha tristeza porque aquí mucha gente perdió la vida, gente inocente que no sabían que ese día iba a ser el último de su vida”, dijo sollozante Leticia Bernal, residente de la zona Centro, mientras escuchaba la melodía ‘Las Golondrinas’ que entonaba el mariachi.

“El mensaje que queremos dar al mundo es que algo tiene que hacerse  por la situación que vivimos. Ya no puede haber este tipo de masacres como la que acabamos de sufrir y también decirles que estamos unidos con las familias”, dijo Salvador Perches, presidente del Grupo Perches. 

Manifestó que el cortejo, que salió de la iglesia La Paz Faith, ubicada en el 1201 de la calle Piedras, tiene como fin impactar y crear conciencia de lo que está pasando.

El operativo de la carga de flores en las 22 carrozas de las casas funerarias Perches, Sunset, Martin, San José y Monte Carmelo Funeral Home comenzó a temprana hora con la participación del personal de todas las agencias involucradas que vistieron las camisetas con la leyenda El Paso Strong en sus pechos.

La ruta que siguió el convoy fúnebre fue por la calle Piedras hacia el sur, luego tomó la avenida Montana rumbo al Este hasta llegar a la intersección con el bulevar Airways.

Posteriormente viró hacia el sur y posteriormente girar hacia el Este por la calle Viscount hasta la calle Westmoreland donde giró hacia el sur para finalmente tomar la calle Edison y llegar al Memorial. La procesión fue escolta por elementos del Departamento de Policía y de la Oficina del Sheriff.

Cientos de personas aguardaban en el lugar y al llegar las carrozas en colores blanco, negro y gris se sumaron al operativo para bajar los arreglos florales en el memorial.

El grupo de empresarios depositó además una lápida fabricada en material granito con los nombres de todos y cada una de las personas fallecidas, una manta alusiva al duelo y 22 cruces de metal adheridas en color dorado.

“Gracias a todo el mundo por el apoyo. Se percibe el amor que se tiene por esta ciudad y se demuestra en estos momentos difíciles”, dijo Salvador Perches a nombre de todos los participantes en esta noble causa.

A 17 días de la tragedia Laura Avila aún no se repone del impacto que le causó el ataque.

Para ella, y a pesar de lo sucedido la discriminación es un problema que debe de atenderse de inmediato porque no obstante lo sucedido sigue imperando en el estado de Texas. 

“Acabo de ir a Forth Worth, Texas y fui víctima de la discriminación por parte de un empleado de un supermercado. Ya basta de ese coraje contra los mexicanos y de la comunidad hispana”, expresó.

Manifestó que lo sucedido en  El Paso es un hecho insólito. “A mis 75 años nunca había visto una cosa tan horrenda en mi ciudad”, indicó.

Agregó que un amigo de sus hijos vivió ese ataque al resultar herido en el estómago y de recibir un rozó de una bala en la cabeza. “Gracias a Dios logró sobrevivir y está fuera de peligro”.


[email protected]