PUBLICIDAD

El Paso

Llega al Oeste de Texas la viruela del mono

Declara Estados Unidos emergencia nacional

De la Redacción / El Diario de El Paso

viernes, 05 agosto 2022 | 06:00

Associated Press | Caja con inmunizaciones

PUBLICIDAD

La Región de Salud Pública de Texas 9/10, que incluye El Paso y el Oeste de Texas, tiene un caso confirmado de viruela del mono, una enfermedad que se ha venido extendiendo a través del territorio estadounidense.

Este jueves, el Gobierno federal declaró una emergencia de salud pública para reforzar la respuesta al brote que ha infectado a más de 6 mil 600 estadounidenses.

PUBLICIDAD

El anuncio liberará dinero y otros recursos para combatir el virus, que puede causar fiebre, dolores corporales, escalofríos, fatiga y bultos parecidos a granos en muchas partes del cuerpo.

Aunque el contagio va en aumento, los científicos dicen que es probable que haya un recuento insuficiente debido a la falta de pruebas.

Con la tendencia de los contagios en aumento en los Estados Unidos y Texas, El Paso recibió su primer envío de Jynneos, la vacuna contra la viruela del simio.

La Ciudad recibió 200 dosis de la vacuna contra la viruela del mono en la última semana de julio, dijo Chris Van Deusen, vocero del Departamento de Servicios de Salud de Texas. La vacunación completa requiere dos dosis, lo que significa que El Paso tiene suficientes dosis para vacunar completamente a 100 personas.

La viruela del mono es una enfermedad viral similar a la viruela y se transmite con mayor frecuencia por contacto de piel a piel. 

Aunque rara vez es mortal, la viruela del simio puede causar lesiones dolorosas en la cara y el cuerpo.

El 23 de julio, la Organización Mundial de la Salud declaró la viruela del simio una emergencia sanitaria mundial. La designación marca un cambio de tono más urgente en comparación con lo que dijeron los expertos en salud pública al comienzo del brote.

Se cierra ventana

A medida que los casos de viruela del simio se propagan por todo el país, los epidemiólogos dicen que la ventana para contener la enfermedad se está cerrando.

“Estamos preparados para llevar nuestra respuesta al siguiente nivel para abordar este virus, e instamos a todos los estadounidenses a que se tomen en serio la viruela del simio”, dijo Xavier Becerra, jefe del Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS).

La declaración de emergencia del HHS se produce cuando la administración Biden ha enfrentado críticas sobre la disponibilidad de la vacuna contra la viruela del mono. Las clínicas en las principales ciudades como Nueva York y San Francisco dicen que no han recibido suficiente vacuna de dos dosis para satisfacer la demanda, y algunas han tenido que dejar de ofrecer la segunda dosis para garantizar el suministro de las primeras dosis.

La Casa Blanca dijo que ha puesto a disposición más de 1.1 millones de dosis y ha ayudado a aumentar la capacidad de diagnóstico nacional a 80 mil pruebas por semana.

El virus de la viruela del simio se propaga a través del contacto prolongado de piel con piel, incluidos los abrazos, las caricias y los besos, así como al compartir la ropa de cama y la ropa. Las personas que se han enfermado hasta ahora han sido principalmente hombres que tienen sexo con hombres. Pero los funcionarios de Salud enfatizan que el virus puede infectar a cualquiera.

Nadie en los Estados Unidos ha muerto. Se han reportado algunas muertes en otros países.

A principios de esta semana, la administración de Biden nombró a altos funcionarios de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) para que sirvan como coordinadores de la Casa Blanca para combatir la viruela del mono.

La declaración del jueves es un paso importante, y atrasado, dijo Lawrence Gostin, experto en leyes de salud pública de la Universidad de Georgetown.

Según la declaración, el HHS puede retirar fondos de emergencia, contratar o reasignar personal para hacer frente al brote y tomar otras medidas para controlar el virus.

Por ejemplo, el anuncio debería ayudar al Gobierno federal a buscar más información de los funcionarios de Salud estatales y locales sobre quién se está infectando y quién está siendo vacunado. Esa información se puede usar para comprender mejor cómo se desarrolla el brote y qué tan bien funciona la vacuna.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search