El Paso

Investigará EU si Covid-19 fue creado en laboratorio

Joe Biden no descarta posibilidades

The New York Times

jueves, 27 mayo 2021 | 06:00

Washington– El presidente Joe Biden ordenó el miércoles a las agencias de inteligencia de Estados Unidos que investiguen los orígenes del coronavirus, indicando que su administración se toma en serio la posibilidad de que el mortal virus se filtró accidentalmente de un laboratorio, además de la teoría imperante de que fue transmitido por un animal a los humanos fuera de un laboratorio.

En un comunicado, Biden dejó en claro que la CIA y otras agencias de inteligencia aún no habían llegado a un consenso sobre cómo el virus, que provocó una pandemia y mató a casi 600 mil estadounidenses, se originó en China. Pero les indicó que llevaran a cabo una investigación más profunda y le informaran en 90 días.

“Ahora le he pedido a la comunidad de inteligencia que redoble sus esfuerzos para recolectar y analizar información que podría acercarnos a una conclusión definitiva”, dijo el presidente.

La declaración de Biden, la más pública y amplia hasta el momento sobre cómo se propagó el virus a los humanos, se produjo cuando los principales funcionarios de salud renovaron sus llamamientos para una investigación más rigurosa. 

Y siguió a las crecientes críticas a un informe de un equipo internacional de expertos convocado por la Organización Mundial de la Salud que descartó en gran medida la posibilidad de que el virus se hubiera escapado accidentalmente de un laboratorio chino llamado Instituto de Virología de Wuhan.

Sigue existiendo una profunda incertidumbre sobre los orígenes del virus que se propagó a todas partes del mundo durante 17 meses. Las evaluaciones de los científicos no han cambiado en gran medida: muchos creen que el llamado desbordamiento natural de animal a humano sigue siendo la explicación más plausible. Si bien las agencias de inteligencia de EU han recopilado algunas pruebas nuevas, la información adicional no es suficiente para permitirles sacar conclusiones definitivas sobre las teorías de larga data sobre el laboratorio en la ciudad de Wuhan, el centro del brote.

Pero la directiva cuidadosamente redactada del presidente subrayó un nuevo aumento en el interés por el laboratorio, al que el presidente Donald Trump y algunos de sus principales asesores culparon repetidamente de la pandemia. Algunos científicos atribuyeron el enfoque renovado en el laboratorio a la salida de Trump de la Casa Blanca, y a su menor identificación con la teoría, mientras que otros dijeron que reflejaba las profundas frustraciones con el reciente informe de la OMS que fue coescrito por científicos chinos.

Incluso antes de la orden de Biden, las agencias de inteligencia estadounidenses habían intensificado su trabajo sobre los orígenes de la pandemia, según funcionarios estadounidenses, impulsadas al menos en parte por la creciente apertura de algunos científicos a la teoría de que el coronavirus podría haberse filtrado accidentalmente de una investigación de laboratorio.

En las últimas semanas, más funcionarios han dicho que es al menos una posible explicación y que merece un examen serio basado en nueva inteligencia. Los detalles de esa información siguen sin estar claros, pero los funcionarios admiten que no hay material nuevo importante que haya cambiado decisivamente el pensamiento interno o les haya permitido sacar conclusiones de mayor confianza.

Avril Haines, directora de Inteligencia nacional, ha estado trabajando con varias agencias de inteligencia, reuniendo a funcionarios con puntos de vista divergentes para discutirlos, revisar la ciencia cambiante e impulsar la recopilación de inteligencia adicional.

Aun así, la orden de Biden fue un ejemplo abrupto de intervención presidencial en la recopilación de datos sin procesar por parte de los encargados de recopilar y analizar inteligencia en su nombre. Los presidentes a menudo no quieren parecer demasiado involucrados en la preparación de los informes de inteligencia que reciben, aunque Biden ha estado activo solicitando informes de inteligencia sobre temas que incluyen agresiones rusas y terrorismo interno.

El presidente había pedido en marzo una evaluación interna de los orígenes del virus, que le fue entregada hace dos semanas en su Informe Presidencial Diario de Inteligencia, según un alto funcionario de la Casa Blanca y un funcionario de la administración. Eso inició una discusión, dijeron los funcionarios, sobre desclasificar algunos de los hallazgos y hacer que los funcionarios de inteligencia emitieran una declaración pública.