El Paso

Instan a paseñas embarazadas a realizarse pruebas de ETS

Se registró un aumento en los casos de sífilis congénita entre los recién nacidos

Archivo

Ivanna Leos / El Diario de El Paso

miércoles, 28 abril 2021 | 06:00

El Departamento de Salud Pública (DPH) insta a los residentes, especialmente a las mujeres embarazadas, a que se sometan a exámenes de detección de enfermedades de transmisión sexual (ETS) para proteger su salud y la de sus bebés.

Los nuevos datos publicados por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) muestran que los casos anuales notificados de ETS en los Estados Unidos continuaron aumentando en 2019, alcanzando un máximo histórico por sexto año consecutivo.

De acuerdo con el informe de vigilancia de ETS de 2019 recientemente publicado, se encontró que fueron 2.5 millones de casos notificados de clamidia, gonorrea y sífilis, las tres ETS notificadas con más frecuencia en 2019. Asimismo, se vio un aumento de casi el 30 por ciento en estas ETS entre 2015 y 2019.

El aumento más pronunciado se registró en los casos de sífilis entre los recién nacidos, es decir, sífilis congénita, que casi se cuadruplicó entre 2015 y 2019.

El DPH informó que, en 2020 hubo una fuerte disminución en los casos de ETS; sin embargo, los funcionarios creen que puede deberse a la vacilación y la demora en buscar atención médica oportuna durante la pandemia.

En los primeros cuatro meses de 2021, los funcionarios informaron un aumento considerable en los casos de ETS en comparación con 2019, con un aumento aún mayor en los casos de sífilis entre las mujeres embarazadas.

El DPH insta a las mujeres embarazadas a buscar atención prenatal oportuna y a recibir los exámenes de salud necesarios para detectar y tratar las ETS y prevenir la transmisión de la enfermedad y cualquier efecto dañino a su bebé.

Según el Código de Salud de Texas, los proveedores médicos deben realizar pruebas de detección de enfermedades de transmisión sexual a las pacientes embarazadas durante el primer y tercer trimestre del embarazo, así como durante el parto, e informar todos los casos positivos al DPH.

Los funcionarios de Salud Pública recuerdan a los proveedores de atención médica que deben realizar pruebas de detección de enfermedades de transmisión sexual a las mujeres embarazadas, según lo exige la ley, para proteger la salud de la madre y del recién nacido.

“Las ETS pueden tener graves consecuencias para la salud. Las personas con estas infecciones no siempre experimentan síntomas de la enfermedad, pero, si no se tratan, algunas pueden aumentar el riesgo de infección por VIH o pueden causar dolor pélvico crónico, enfermedad inflamatoria pélvica, infertilidad, embarazo severo, complicaciones del recién nacido e incluso la muerte infantil”, informaron.

Las personas que necesitan exámenes de enfermedades de transmisión sexual o el cuidado prenatal pueden comunicarse con el Centro de Atención Comunitaria del DPH para una cita en (915) 212-0200 y seleccione la opción 5 o visite EPHealth.com bajo el Centro de Servicios de Atención Comunitaria o llame al 2-1-1 para una remisión a servicios.