El Paso

Iniciarán procesos de desalojo

Termina moratoria impuesta por Corte Suprema de Texas; autoriza expulsión de inquilinos morosos

Texas Tribune / Termina moratoria impuesta por Corte Suprema de Texas; autoriza expulsión de inquilinos morosos

The Texas Tribune

lunes, 18 mayo 2020 | 06:00

Austin— El procedimiento de desalojo y el cobro de adeudos podrán reanudarse a partir de esta semana, según ordenó la Corte Suprema de Texas, esto después que detuvo dichos procesos temporalmente durante la pandemia del coronavirus.

Las audiencias de desalojo podrían iniciar tan pronto como mañana, ya que la orden para autorizar los desalojos empezará a partir del 26 de mayo. Eso no aplica a ciertos arrendatarios que están protegidos por la Ayuda Federal del Coronavirus, el Decreto de Alivio y Seguridad Económica, incluyendo a los renteros de casas que están cubiertas por hipotecas financiadas federalmente.

Los arrendatarios que están cubiertos por la moratoria federal contarán con esa protección hasta el 23 de agosto. Otras personas podrían estar protegidas por órdenes locales, como las que están vigentes en Austin, El Paso, Dallas y San Marcos.

De manera similar, los encargados de recolectar adeudos podrán cobrar esas cuentas a partir de finales de este mes.

Los defensores han advertido que eso podría ocurrir cuando las moratorias sean levantadas, algunos están pronosticando una oleada de desalojos.  

Aunque algunas ciudades de Texas están ofreciendo programas para ayudar al pago de la renta, los programas locales no han recibido esa petición, y no existe el equivalente a nivel estatal.

Por su parte las protecciones cruciales desaparecieron demasiado pronto, aseguran los críticos. “En un momento de crisis, el tener una cuenta bancaria congelada es una calamidad”, comentó Ann Baddour, directora del proyecto de Servicios Financieros Justos del grupo no lucrativo denominado Texas Appleseed.

Christina Rosales, subdirectora de la organización de defensa denominada Texas Housers, comentó que está preocupada por la vivienda de los texanos de bajos ingresos y teme que se registre un incremento de personas que no tienen en dónde vivir.

“Expertos están diciendo que no existe un fin visible para la crisis del Covid-19. El camino a seguir no es claro, y las personas que tienen problemas para pagar la renta van a estar sujetas a un desalojo y eso va a tener efectos cuesta abajo sobre todos nosotros. Los arrendatarios van a cambiar drásticamente sus vidas como resultado de los desalojos, los dueños podrían experimentar un incremento en las unidades vacías que no podrán llenar y las ciudades tendrán una crisis de personas sin hogar”.

Aunque Rosales agregó que existe un lado positivo en la orden de la Corte Suprema: las unidades y edificios que están respaldados por hipotecas federales aún están protegidos del desalojo a través de la Ley CARES, y la nueva orden requiere que los dueños declaren si sus propiedades están sujetas a esta protección.

Heather Wary, quien dirige la Clínica Empresarial y Desarrollo Comunitario en la Escuela de Derecho de la Universidad de Texas, comentó que el final de la moratoria para el desalojo que ordenó la Corte Suprema podría dar lugar a una serie de ejecuciones de esas instrucciones en todo el estado.

Algunas ciudades y condados han detenido los desalojos durante la pandemia. En algunos lugares, los jueces podrían optar por no proceder con las audiencias de desalojo aun en este momento, la orden de la Corte Suprema establece que “podrían reanudarse” pero no lo requiere.

David Mintz, vicepresidente de Asuntos de Gobierno para la Asociación de Apartamentos de Texas, no contestó a la petición que se le hizo para que opinara sobre este asunto.

“Un veterano me llamó muy preocupado, ya que no puede pagar debido a que perdió sus ingresos por el Covid-19”, comentó William Ritter, abogado del Programa de Ayuda Legal para los Veteranos del Centro de Servicios Legales de Texas.

“El encargado de la propiedad comentó que iba a ser el primero que estuviera haciendo fila en la Corte el 19 de mayo. Así que, espero que haya más casos como ése”.

Para Ritter, el final de la moratoria llegó demasiado pronto.

“La gente que está desempleada está esperando semanas para recibir su pago. Los cheques del estímulo económico también están tomando semanas para llegar. Se necesita darle más tiempo a las personas que están tratando de salvar su casa”, dijo. (Emma Platoff y Juan Pablo Garnham / The Texas Tribune