PUBLICIDAD

El Paso

Inicia la sesión legislativa 88 de Texas

Uno de los temas importantes que se espera que analicen es el control natal, enfocado en aborto

James Barragán y Patrick Svitek/The Texas Tribune

miércoles, 11 enero 2023 | 06:00

The Texas Tribune | Un legislador golpea con el puño a un empleado de la administración

PUBLICIDAD

Los legisladores regresaron a Austin ayer para su asamblea bienal para aprobar nuevas leyes y decidir cómo gastar el dinero del estado durante los próximos dos años.

Los republicanos mantuvieron su dominio de casi 30 años sobre la política de Texas en las elecciones intermedias de noviembre pasado, aumentando sus mayorías en ambas cámaras legislativas y manteniendo su control sobre todos los cargos electos en todo el estado. Eso significa que los texanos pueden esperar que la Legislatura continúe siendo conservadora tanto en asuntos fiscales como sociales.

PUBLICIDAD

Cuán moderados sean será la pregunta principal, ya que la batalla entre los republicanos socialmente conservadores de extrema derecha y los legisladores republicanos orientados a los negocios, que han tratado de alejarse de las peleas por cuestiones sociales, continúa dentro del partido.

Los demócratas, que han sido minoría en ambas cámaras de la Legislatura durante 20 años, tendrán herramientas limitadas para defenderse de los avances republicanos y tendrán que elegir sabiamente sus batallas.

Con un superávit presupuestario sin precedentes, los representantes se esforzarán por obtener fondos para sus proyectos favoritos en todo el estado, y los principales líderes ya no tendrán la excusa lista de los medios limitados. Pero con el aumento de los costos debido a la inflación, los legisladores también tendrán que tener en cuenta cuánto más tendrán que gastar en el presupuesto estatal para cubrir los costos de infraestructura y personal que mantienen el funcionamiento del estado.

Con los principales problemas en juego en el Capitolio, aquí hay seis cosas que estamos observando a medida que comienza la sesión legislativa 88 del estado.

Cómo gastar el superávit presupuestario

El tema más importante de conversación que se abordó el martes fue cómo gastar el superávit presupuestario del estado de $32.7 mil millones, y todos, incluidos los principales líderes legislativos, están ansiosos por cómo usar ese efectivo.

“Siempre es más fácil gastar el dinero de otras personas, por lo que todos intentarán realizar sus proyectos favoritos”, dijo Brian Smith, politólogo de la Universidad de St. Edward en Austin.

El superávit, o dinero de una sola vez que sobró del ciclo presupuestario anterior, es histórico por su inmensidad. Pero no todo está en juego. Una parte está reservada para fondos de carreteras, y una parte fluirá hacia el fondo estatal para días lluviosos, también llamado Fondo de Estabilización Económico.

El gobernador Greg Abbott prometió durante su campaña entregar “el mayor recorte de impuestos a la propiedad en la historia del estado”. Dijo que quería usar la mitad del superávit para cumplir esa promesa. Pero el vicegobernador Dan Patrick, otro halcón de alivio de impuestos a la propiedad, ha introducido una nota de precaución, advirtiendo que la Legislatura no puede gastar la mitad del dinero sin romper su límite de gastos autoimpuesto. (La Legislatura puede votar para gastar más allá del límite).

En la Cámara, el presidente Dade Phelan, republicano por Beaumont, sugirió asignar parte del excedente a gastos únicos en infraestructura. Ese plan tiene la ventaja de no tener que reproducir ese gasto en el presupuesto cada dos años, como ocurre con la desgravación del predial, que es un gasto estatal recurrente.

Pero también hay otros factores a considerar. Un recorte de impuestos a la propiedad, por ejemplo, beneficiaría más directamente a los propietarios que a los inquilinos. Y dado que una parte considerable del excedente proviene de un aumento en los ingresos generados por el impuesto sobre las ventas, algunos legisladores han planteado la cuestión de si es justo recompensar sólo a los propietarios de viviendas cuando ese dinero proviene de todos los texanos.

Los legisladores también tendrán que sopesar los costos adicionales para administrar el estado. 

“Derechos de los padres”

Los líderes republicanos y los legisladores han puesto los “derechos de los padres” en el centro de sus agendas en esta sesión. Quieren dar a los papás más voz en la educación de sus hijos, ya sea en la escuela a la que asisten o en los libros que leen.

Queda por ver cómo se manifiesta exactamente ese objetivo en la sesión. Abbott hizo campaña para la reelección en una “carta de derechos de los padres” que, entre otras cosas, busca aumentar la transparencia de los planes de estudios escolares y tomar medidas enérgicas contra lo que él llama materiales “pornográficos” en los libros disponibles para los escolares. De alguna manera, es una continuación de los esfuerzos del Partido Republicano de 2021 que llevaron a restricciones sobre cómo los maestros hablan sobre raza y género en las aulas en un esfuerzo por prohibir que se enseñe la teoría crítica de la raza en las escuelas.

Un concepto más divisivo dentro del Partido Republicano podría ser la reactivación de un esfuerzo por vales escolares, o la reorientación del dinero de los impuestos para permitir que los padres saquen a sus hijos de las escuelas públicas y los envíen a otro tipo de escuelas. 

Cuestiones LGBTQ y salud de la mujer

Los conservadores sociales también están intentando tomar medidas enérgicas contra los derechos LGBTQ en esta sesión. Alrededor de tres docenas de proyectos de ley dirigidos a personas LGBTQ se habían presentado hasta la semana pasada.

Estas propuestas varían desde imponer restricciones a los espectáculos de drag hasta restringir el cuidado de afirmación de género para niños transgénero e incluso criminalizarlo. Las principales asociaciones médicas recomiendan dicha atención para tratar la disforia de género, pero los legisladores socialmente conservadores han denunciado la atención como “mutilación genital” y “abuso infantil”.

Aún así, los principales líderes como Abbott han apoyado el impulso de los conservadores para iniciar investigaciones de abuso infantil de los padres que brindan tal cuidado a sus hijos.

Los legisladores también tendrán que descubrir cómo abordar el acceso al aborto en el estado después de que el procedimiento fuera prohibido en la ley de Texas luego de que la Corte Suprema de EU revocara el histórico caso de aborto Roe vs. Wade el verano pasado.

Antes de las elecciones de noviembre, algunos candidatos y legisladores republicanos habían expresado su disposición a crear excepciones a la prohibición estatal del aborto en casos de violación o incesto. Pero después de que los republicanos mantuvieran su dominio en la política estatal el día de las elecciones, Smith dijo que no ve una motivación política para que los líderes republicanos revisen el tema.

Seguridad de frontera

En la última sesión, la Legislatura asignó un récord de $3 mil millones para los esfuerzos de seguridad fronteriza, incluida la muy promocionada misión de Abbott, Operación Lone Star, que ha enviado a miles de soldados estatales y miembros del servicio de la Guardia Nacional a la frontera entre Texas y México. Parte de ese dinero también se ha utilizado para construir un muro, el primero en el país financiado por las arcas del Estado.

Pero con una cantidad récord de migrantes que intentan cruzar al país, la financiación no pudo mantenerse al día con la gran cantidad de recursos enviados para retrasar el cruce de extranjeros.

Los legisladores estatales tuvieron que transferir otros mil millones de dólares para mantener la misión fronteriza de Abbott hasta 2022, a menudo tomando dinero de agencias estatales con fondos insuficientes como el Departamento de Justicia Criminal de Texas y el Departamento de Justicia Juvenil de Texas. Se espera más dinero, que va desde cientos de millones de dólares hasta otros mil millones, del estado para continuar el esfuerzo hasta el final del año fiscal en agosto, dijo DeLuna Castro.

Aún así, la cantidad de personas que atraviesan la frontera suroeste se ha mantenido obstinadamente alta, y los legisladores estatales tendrán que decidir si quieren seguir gastando miles de millones de dólares en un esfuerzo que no ha tenido un éxito rotundo.

Patrick respondió afirmativamente, diciendo que el estado debe continuar gastando en seguridad fronteriza porque los demócratas en Washington han abandonado su responsabilidad en el tema.

La dinámica de los “Tres Grandes”

Las sesiones siempre dependen de la relación entre los Tres Grandes: el gobernador, el vicegobernador y el presidente de la Cámara. Esta vez, hay motivos suficientes para la tensión desde el comienzo.

Los dos líderes de la cámara no se gustan, especialmente después de la maratón de sesiones en 2021. Patrick criticó repetidamente la gestión de Phelan en la Cámara después de que los demócratas rompieran el quórum sobre el proyecto de ley de elecciones prioritarias del Partido Republicano. Y luego Patrick ejerció su influencia con el ex presidente Donald Trump para tratar de generar una oposición primaria a Phelan, quien finalmente se presentó sin oposición.

“Tenemos que llevarnos bien para hacer los negocios del estado”, dijo Phelan en septiembre antes de agregar secamente, “y tengo que decirles que nuestro personal se lleva muy bien”.

Abbott y Patrick también son un dúo para ver. Al igual que Phelan, Abbott vio a Patrick entrometerse en su primaria y tomó nota. Y más recientemente, están especialmente en desacuerdo cuando se trata de las consecuencias del colapso de la red eléctrica de 2021.

Estrategia democrática

Los demócratas regresan a la Legislatura con números muy similares: 64 miembros en la Cámara y 12 en el Senado. Pero en la Cámara, tienen un nuevo presidente del caucus, el representante Trey Martínez Fischer de San Antonio.

“Trey es un líder muy diferente”, dijo en una entrevista reciente el representante Ron Reynolds de la ciudad de Missouri, presidente del Caucus Legislativo Negro de Texas. “Anticipo que habrá una naturaleza más agresiva al combatir a los republicanos sobre los temas.”

Los demócratas de la Cámara ya mostraron una nueva voluntad de luchar en 2021 cuando rompieron el quórum durante semanas en protesta por las nuevas restricciones de votación.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search