El Paso

Iluminan al mundo en plena incertidumbre

Encienden candelabro gigante para conmemorar la festividad de Janucá

Jaime Torres / El Diario de El Paso
Jaime Torres / El Diario de El Paso
Jaime Torres / El Diario de El Paso

Jaime Torres
El Diario de El Paso

jueves, 10 diciembre 2020 | 21:21

El Paso— Como ya es tradición, miembros de la sinagoga Chabad Lubavitch El Paso encendieron las primeras llamas de un candelabro –menorá– gigante, como parte de la festividad judía de Janucá, que conmemora la victoria de los macabeos sobre el Imperio Seleúcida hace más de 2 mil 300 años.

En el evento participó el juez del Condado Ricardo Samaniego, quien hizo votos porque la luz pueda vencer la oscuridad de la pandemia. 

“Que las luces de Janucá les traigan las bendiciones de confort y felicidad durante estos tiempos complejos. Tuve el increíble honor de ayudar a encender la menorá gigante junto al rabino [Yisroel] Greenberg y la familia de Chabad Lubavitch de El Paso”, expresó Samaniego.

De acuerdo con la tradición, cuando los macabeos preparaban la rededicación del servicio de encender el candelabro de siete brazos –la menorá– del Santo Templo se dieron cuenta que sólo había suministro del aceite de oliva ritualmente puro para una noche y que reponerlo tomaría ocho días. 

De manera milagrosa, las lámparas duraron encendidas durante ocho días. Para conmemorarlo se instituyó la festividad de Janucá, en la cual durante ocho noches se van encendiendo de manera paulatina las ocho candelas de la menorá.

Desde hace más de tres décadas, cada año se ha venido encendiendo un candelabro gigante afuera de las instalaciones de Chabad Lubavitch El Paso, bajo la supervisión del rabino Yisroel Greenberg, y ahora de su hijo, el también rabino Levi Greenberg.