Ignora a ‘dreamers’ plan migratorio de Trump

Tiene pocas posibilidades de aprobación en Congreso

The Washington Post
viernes, 17 mayo 2019 | 06:00
Associated Press

Washington— El presidente Donald Trump dio a conocer un nuevo plan el jueves para llevar la inmigración en los Estados Unidos hacia un “sistema basado en el mérito” que priorice a los trabajadores altamente calificados sobre aquellos con familiares que ya se encuentran en el país.

El plan, que no aborda el destino de los jóvenes inmigrantes indocumentados que fueron traídos a los Estados Unidos cuando eran niños –los “dreamers”–, tiene pocas posibilidades de avanzar en el Congreso, donde los legisladores de ambos partidos lo han recibido con escepticismo.

Proporcionar protección contra las deportaciones para los “dreamers”, ha sido una de las principales prioridades para los demócratas desde que Trump intentó poner fin al programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) de la era de Obama.

Pero la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Sarah Sanders, dijo el jueves anterior que el plan no incluye esas protecciones porque el tema es demasiado divisivo.

“Cada vez que presentamos o alguien más ha presentado algún tipo de plan de inmigración y está incluido el DACA, ha fallado. Es un asunto de división”, dijo Sanders a los periodistas en la Casa Blanca, y agregó que el problema se “dejó de lado a propósito”.

“Hoy presentamos un claro contraste”, dijo Trump en un discurso en el Jardín de Rosas de la Casa Blanca. “Los demócratas proponen fronteras abiertas, salarios más bajos y, francamente, un caos sin ley. Proponemos un plan de inmigración que ponga en primer lugar los empleos, los salarios y la seguridad de los trabajadores estadounidenses. Nuestra propuesta es pro estadounidense, pro inmigrante y pro trabajador. Es sólo sentido común”.

Trump dijo en sus comentarios en el Rose Garden que el plan no cambiaría la cantidad de “tarjetas verdes” –residencias permanentes– asignadas cada año, sino que daría prioridad a los trabajadores altamente calificados sobre aquellos con familiares que ya se encuentran en el país. Permitiría a los solicitantes acumular elegibilidad en función de factores como la edad, la capacidad de hablar inglés, las ofertas de trabajo y los antecedentes educativos.

“Si se adopta, nuestro plan transformará el sistema de inmigración de Estados Unidos en el orgullo de nuestra nación y en la envidia del mundo moderno”, dijo.

Criticó las actuales leyes de inmigración del país como “sin sentido”, argumentando que otorgar algunas tarjetas de residencia por lotería “es contrario a los valores estadounidenses” y que Estados Unidos “cree un camino claro para los mejores talentos”.

El yerno de Trump y asesor de la Casa Blanca, Jared Kushner, quien ayudó a desarrollar el plan, lo anunció junto con otros asesores de Trump en reuniones informativas privadas para legisladores durante la semana pasada. Pero no parece haber un camino claro para que el plan avance en el Congreso.

Los asesores de la Casa Blanca enfatizaron que Trump está entusiastamente a bordo con un esfuerzo por demostrar que respalda la inmigración legal para ayudar a las compañías estadounidenses, aun cuando ha criticado a otros grupos, incluidas las familias inmigrantes que buscan asilo y refugiados.

El programa DACA, creado por el presidente Barack Obama a través de una acción ejecutiva en 2012, ha otorgado permisos de trabajo renovables de dos años a más de 800 mil inmigrantes que llegaron de niños.

Trump se movió para terminar el programa en el otoño de 2017, calificándolo de inconstitucional, pero los tribunales federales impidieron que la administración le quitara la protección a los que ya estaban inscritos, y el caso podría presentarse ante la Corte Suprema en el próximo mandato. Trump ha dicho que espera que la Corte le permita terminar con DACA, lo que cree que le daría más influencia para negociar una reforma más amplia de la inmigración con los demócratas.

Los demócratas en la Cámara de Representantes han presentado un proyecto de ley que ofrecería un camino a la ciudadanía para los beneficiarios de DACA, así como para los inmigrantes que viven en los Estados Unidos bajo el Estado de Protección Temporal (TPS), al que Trump también buscó poner fin.

Hablando con los reporteros, Sanders dijo que las protecciones ofrecidas a través del programa DACA son “ciertamente algo para discutir, mirar y abordar”.

“Pero este plan se enfoca en una parte diferente de arreglar el sistema de inmigración, y nos gustaría que las personas no lo rechacen antes de que se sienten y realmente aprendan sobre él”, dijo.

Sanders también trató de poner a los demócratas a la defensiva antes del lanzamiento formal del plan de Trump, afirmando que “no hay nada allí por lo que los demócratas no deban estar”.

“Queremos pasar a este sistema basado en el mérito”, dijo durante una entrevista en Fox News. “Los demócratas en este momento, a menos que se sumen a esto, lo único que han dicho es que quieren las fronteras abiertas. Creo que eso es algo terrible para nuestro país, y creo que es un mensaje terrible para ellos para 2020”. Creo que sería maravilloso verlos subir a bordo con algo que ayude a asegurar nuestra frontera”.

El líder de la minoría del Senado, Chuck Schumer, demócrata por Nueva York, criticó el plan de Trump antes de su anuncio formal.