El Paso

Hotel Gardner sigue haciendo historia

Considerada una joya escondida en el Centro, es el hostal en funcionamiento más antiguo de la ciudad

El Diario de El Paso

Roberto Carrillo / El Diario de El Paso

lunes, 17 mayo 2021 | 06:00

El 11 de mayo de 1922 marcó la fecha de apertura del Hotel Gardner en el Centro de la ciudad, y desde hace 99 años el inmueble se ha mantenido en operaciones de forma continua.

Ubicado en el 311 Este de la Avenida Franklin, el hotel más antiguo y en operaciones de la ciudad fue inaugurado por Preston E. Gardner, un abogado que en 1923 se postuló como candidato a la alcaldía de El Paso, pero fue derrotado en las urnas por R. M. Dudley.

Aunque Gardner no tuvo éxito en su carrera política, su apellido es parte de un legado que ha perdurado a lo largo del tiempo: del fin de la fiebre española, de la Segunda Guerra Mundial, y hoy en día de la pandemia causada por Covid-19, entre otros eventos de importancia.

El Hotel Gardner es propiedad de la familia Nebham desde la década de 1940, y ha preservado su característica arquitectura de los años 20, así como sus interiores que transportan al visitante a otra época desde el momento que se vislumbra una escalera central hecha de mármol.

En sus habitaciones se han hospedado personajes como John Dillinger, quien fuera el enemigo número uno del país por sus sonados robos a bancos, y quien en una de sus huidas se instaló con su pandilla en el Gardner, donde se puede observar una mascarilla que reproduce el rostro del afamado delincuente, así como un revólver de la época y la ficha de la pesquisa del pistolero y dos de sus secuaces.

Asimismo se cuenta con el registro de Cormac McCarthy, novelista estadounidense ganador del Premio Pulitzer y otros galardones, pero que vivió como huésped durante períodos extendidos, ya que en el Hotel Gardner encontraba inspiración para escribir sus novelas, en varias de las cuales incluso lo mencionó.

“Mi padre ha estado en el hotel desde que tenía 8 años y se hizo cargo del negocio en los años 80”, rememoró Stephanie Nebham, actual propietaria y administradora del Hotel Gardner.

 “No recuerdo que se tomara un día libre, y cuando se hizo cargo del hotel no tenía duchas, él mismo hizo el mantenimiento, renovó la fachada, remodeló el frente e incluso diseñó las vidrieras él mismo para que parecieran como llaves”, recordó Stephanie sobre el compromiso de su padre, Joe Nebham.

El Hotel Gardner cuenta con 50 habitaciones, que en su mayoría conservan los mismos muebles antiguos que tienen una historia propia.