PUBLICIDAD

El Paso

Hostigaron a niño trans investigadores de Texas

Interrogan una hora a estudiante de octavo; termina temblando

The Washington Post

sábado, 10 septiembre 2022 | 06:00

The New York Times | Protesta en Austin contra las políticas estatales

PUBLICIDAD

En la mañana del 30 de agosto, los administradores de su escuela sacaron de clase a un niño transgénero de 13 años, acusa su madre. 

Mientras sus compañeros continuaban en clase, él se sentó en una sala de conferencias en una high school de Texas donde un investigador del Departamento de Familia y Servicios de Protección comenzó a hacerle preguntas personales, según los registros judiciales.

PUBLICIDAD

La razón: la agencia estatal investigaba a su familia conforme a una directiva emitida en febrero por el gobernador republicano Greg Abbott para investigar como abuso infantil el uso del cuidado de afirmación de género en menores, según documentos judiciales.

La entrevista, de casi una hora, abordó una variedad de temas personales, desde el historial médico del adolescente hasta su diagnóstico de disforia de género y su intento de suicidio años atrás, según los registros judiciales. El interrogatorio dejó al niño –identificado bajo el seudónimo de Steve Koe– temblando y angustiado, según una declaración firmada por su madre, Carol Koe.

El documento, obtenido por The Washington Post, es parte de una serie de pruebas complementarias presentadas el miércoles por la noche como parte de una demanda en curso de los defensores LGBTQ que buscan bloquear las investigaciones sobre las familias que brindan atención de afirmación de género a sus hijos trans.

La demanda fue presentada en junio por los grupos de defensa Lambda Legal y la Unión Estadounidense de Libertades Civiles (ACLU), así como por el bufete de abogados Baker Botts, con sede en Texas. Aunque se nombran tres familias como demandantes, la querella busca protecciones para los miembros actuales y futuros del grupo de defensa LGBTQ PFLAG en Texas.

La oficina de Abbott no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios sobre la denuncia, pero el Estado defendió sus investigaciones en los tribunales. En un informe presentado en mayo, dijo que la decisión del juez de suspender temporalmente las investigaciones “impide que una agencia estatal cumpla con su deber legal de investigar el abuso infantil denunciado”.

El Departamento de Familia y Servicios de Protección de Texas y la oficina del fiscal general del Estado tampoco respondieron de inmediato a las solicitudes de comentarios de The Post el jueves por la noche.

En julio, la jueza Amy Clark Meachum otorgó una orden para detener las investigaciones que se le siguen a dos de los tres demandantes enumerados en la demanda de junio. Sin embargo, no se pronunció sobre una solicitud para detener las investigaciones de la tercera familia o miembros adicionales de PFLAG, sino que pidió a los abogados que presenten más pruebas sobre cómo las supuestas agencias estatales están manejando los casos de abuso infantil.

Es por eso que los grupos de defensa presentaron la declaración de Carol Koe esta semana, junto con otra de una mujer identificada como Samantha Poe, cuyo hijo de 14 años está “explorando cómo se siente una transición social”. Aunque Poe no le ha brindado a su hijo atención médica de afirmación de género, en febrero se abrió una investigación de abuso en curso contra ella y ha dejado a su hijo con “ideas suicidas”, según documentos judiciales.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search