PUBLICIDAD

El Paso

Histórico: despegan de NM primeros turistas espaciales de Virgin Galactic

Tres personas, una que compró el boleto hace 18 años, y dos ganadoras de sorteo

Associated Press

jueves, 10 agosto 2023 | 10:46

Associated Press Associated Press Associated Press Associated Press

PUBLICIDAD

Truth or Consequences, NM.- Virgin Galactic se lanzó al borde del espacio con sus primeros turistas el jueves, incluido un exatleta olímpico británico que compró su boleto hace 18 años y un dúo de madre e hija del Caribe.

El avión espacial se deslizó de regreso a una pista de aterrizaje en Spaceport America en el desierto de Nuevo México, después de un breve vuelo que les dio a los pasajeros unos minutos de ingravidez.

Los aplausos brotaron de familiares y amigos que miraban desde abajo cuando el motor del cohete de la nave se encendió después de que se soltó del avión que la había llevado a lo alto. El cohete espacial alcanzó unos 88 kilómetros (55 millas) de altura.

La compañía de Richard Branson espera comenzar a ofrecer viajes mensuales a los clientes en su avión espacial alado, uniéndose a Blue Origin de Jeff Bezos y SpaceX de Elon Musk en el negocio del turismo espacial.

El pasajero de Virgin Galactic, Jon Goodwin, quien fue uno de los primeros en comprar un boleto en 2005, dijo que tenía fe en que algún día haría el viaje. El atleta de 80 años, compitió en canotaje en los Juegos Olímpicos de 1972, tiene la enfermedad de Parkinson y quiere ser una inspiración para los demás.

"Espero que les muestre que estos obstáculos pueden ser el comienzo y no el final de nuevas aventuras", dijo en un comunicado.

Los precios de las entradas eran de 200 mil dólares cuando Goodwin se inscribió. El costo ahora es de $450,000.

A él se unieron la ganadora del sorteo Keisha Schahaff, de 46 años, entrenadora de salud de Antigua, y su hija, Anastatia Mayers, de 18 años, estudiante de la Universidad de Aberdeen en Escocia. También a bordo: dos pilotos y el entrenador de astronautas de la compañía.

Fue el séptimo viaje al espacio de Virgin Galactic desde 2018, pero el primero con un titular de boleto. Branson, el fundador de la compañía, se subió a bordo para el primer viaje con tripulación de tamaño completo en 2021. Los investigadores militares y gubernamentales italianos volaron en junio en el primer vuelo comercial. Alrededor de 800 personas se encuentran actualmente en la lista de espera de Virgin Galactic, según la compañía.

El cohete espacial de Virgin Galactic se lanza desde el vientre de un avión, no desde el suelo, y requiere dos pilotos en la cabina. Una vez que la nave nodriza alcanza unos 50.000 pies (10 millas o 15 kilómetros), el avión espacial se libera y dispara su motor cohete para dar el impulso final a poco más de 50 millas (80 kilómetros) de altura. Los pasajeros pueden quitarse los cinturones de sus asientos, flotar alrededor de la cabina durante unos minutos y disfrutar de las vistas panorámicas de la Tierra, antes de que el avión espacial se deslice de regreso a casa y aterrice en una pista.

En contraste, las cápsulas utilizadas por SpaceX y Blue Origin están totalmente automatizadas y vuelven a caer en paracaídas.

Al igual que Virgin Galactic, Blue Origin apunta a los límites del espacio, rápidos altibajos desde el oeste de Texas. Blue Origin ha embarcado a 31 personas hasta el momento, pero los vuelos están suspendidos luego de que un cohete se estrellara el otoño pasado. La cápsula, que transportaba experimentos pero no pasajeros, aterrizó intacta.

SpaceX, es la única compañía privada que transporta a los clientes hasta la órbita, y también cobra un precio mucho más alto: decenas de millones de dólares por asiento. Ya ha volado tres tripulaciones privadas. La NASA es su mayor cliente y confía en SpaceX para transportar a sus astronautas hacia y desde la Estación Espacial Internacional. desde 2020.

La gente ha estado realizando viajes de aventura durante décadas, los riesgos subrayados por la reciente implosión del sumergible Titán que mató a cinco pasajeros cuando descendían para ver los restos del Titanic. Virgin Galactic sufrió su propia víctima en 2014 cuando su avión cohete se rompió durante un vuelo de prueba, matando a un piloto. Sin embargo, los turistas espaciales siguen haciendo cola, desde que el primero entró en órbita en 2001 con los rusos.

Branson, que vive en las Islas Vírgenes Británicas, vio el vuelo del jueves desde una fiesta en Antigua. Había realizado una lotería virtual para establecer un orden jerárquico para los primeros 50 clientes de la compañía, apodados los Astronautas Fundadores. Virgin Galactic dijo que el grupo acordó que Goodwin iría primero, dada su edad y su Parkinson.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search