El Paso

Hallan muerto a hombre en centro de detención familiar del ICE

Al parecer se suicidio

Tomada de Internet / Centro de detención familiar

Associated Press

jueves, 19 marzo 2020 | 11:08

Houston— Un hombre murió por aparente suicidio en uno de los centros de detención familiar del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), según un grupo legal que lo representaba.

El grupo, RAICES, no identificó al hombre, e ICE no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios. Pero en un comunicado el miércoles por la noche, RAICES dijo que representaba al hombre mientras estaba detenido en el Centro Residencial del Condado de Karnes en el sur de Texas.

Su muerte el miércoles fue la novena ocurrida bajo custodia de ICE desde el inicio del año fiscal gubernamental en octubre, superando las ocho muertes ocurridas en el año anterior.

Se produce cuando los defensores han pedido a ICE que reduzca su población de detenidos y sus operaciones para arrestar a los migrantes en los Estados Unidos sin autorización en medio del brote de coronavirus. ICE dijo el miércoles que reduciría la aplicación de la ley para detener "riesgos de seguridad pública y personas sujetas a detención obligatoria por motivos penales".

"Anticipamos que esta no será la última muerte en Karnes a menos que ICE libere de inmediato a todos los detenidos en este centro de detención y detenidos en todo el país", dijo Lucia Allain, portavoz de RAICES, en un comunicado. "Un centro de detención sucio y estrecho frente a una pandemia es inseguro e inhumano".

En declaraciones legales juradas que el grupo emitió el martes, dos migrantes informaron que se enfermaron por el agua potable que les proporcionan en Karnes, que tenía 680 personas detenidas la semana pasada. Otro migrante dijo que a los detenidos se les niega el acceso al desinfectante de manos. En cambio, se les dice que usen gel de baño en las duchas para lavarse las manos en todo momento.

ICE dijo en un comunicado que la instalación cuenta con dispensadores de jabón de manos que se controlan dos veces al día y se alienta a los migrantes detenidos a informar sobre cualquier escasez. La agencia también dijo que proporciona agua, leche y jugo gratis.

Las enfermedades ya se propagaron rápidamente en Karnes y otros centros de detención, dijo Andrea Meza, directora de servicios de detención familiar de RAICES.

"Cuando estás allí, todos los niños están tosiendo", dijo. "Todo el mundo tiene goteo nasal y dolor de garganta y diarrea".