Hacen largas filas por sándwich picoso

La alta demanda hace que no siempre esté disponible para quienes quieren degustarlo

Roberto Carrillo / El Diario de El Paso
jueves, 07 noviembre 2019 | 06:00

Cientos de personas tratan de conocer el secreto de porqué hay tanta demanda del “sándwich de pollo picante” del restaurante Popeye’s, pero muchos se quedará con la duda ante la imposibilidad de poder degustar el especial número 9 del menú de la cadena originaria de Luisiana.

Ya sea a la hora de comer o de cenar, largas filas de autos y personas se arremolinan en torno a alguna de las sucursales que Popeye’s tiene en El Paso, y de forma repetida la respuesta es “no hay por el momento” a quienes se aventuran a tratar de comer el sándwich que es toda una tendencia a nivel nacional.

“En este momento no tenemos ningún sándwich de pollo picante disponible, sería cuestión de esperar poco menos de una hora para tenerlo listo”, dijo Serena, gerente en turno del concurrido restaurante de comida rápida.

Los mismos empleados de Popeye’s se muestran sorprendidos por la gran demanda que el sándwich de 690 calorías tiene entre sus clientes, y a pesar de la disposición para cumplir con las órdenes, el hambre de los comensales los sobrepasa.

“Hay personas que los esperan y que se llevan hasta 10 sándwiches por orden, y aunque vemos el desencanto de algunos al saber que no lo tenemos disponible, entienden también que hay que preparar los ingredientes para tenerlo listo”, sostuvo la gerente en turno del restaurante ubicado en la calle Dyer, al noreste de la ciudad.

“Todo el día en el trabajo estuve pensando en cenar uno de estos sándwiches, pero parece que no será hoy”, dijo Jerome Samuel, originario de Tampa Bay, quien esperaba en la línea para poder cumplir su antojo.

“Me dicen que van a descongelar el pollo y los ingredientes, y que eso puede tardar una hora, creo que mejor voy a intentarlo de nuevo mañana”, sostuvo Samuel.

Mientras tanto la fila de autos crecía en el exterior de la sucursal de Popeye’s y otros tantos preferían caminar al interior para pedir el ansiado sándwich, pero la suerte, en esta ocasión, no estaría de su lado.

“Cuando vivía en Denver le tomé el gusto al sándwich de pollo frito en pan blanco, en verdad me gustaba bastante y lo acompañaba con frijoles y arroz para no extrañar el terruño”, dijo el paseño Federico Mendoza.

“Ahora que lo venden picoso en verdad es mucha la curiosidad, ver las noticias y lo que la gente hace por un sándwich me hizo venir para darme cuenta que no hay”, agregó Mendoza.

Apenas el lunes pasado la Policía del Condado de Prince George en Maryland reportó que dos personas discutieron cuando hacían fila para tratar de comprar uno de los famosos sándwiches.

Sin embargo, cuando uno de ellos se metió en la fila ambas personas se hicieron de palabras y tras una discusión acalorada uno apuñaló al otro causándole la muerte.

“No creo que pelearía por un sándwich de pollo… yo mejor regresaré mañana, quizá un poco más temprano, y ya veremos si hay mejor suerte”, afirmó Mendoza.


[email protected]