El Paso

Gobernadora de Nuevo México pide no visitar El Paso

Los residentes tendrán que entrar en cuarentena durante 14 días si visitan algún estado de alto riesgo

Associated Press

Sabrina Zuniga / El Diario de El Paso

sábado, 17 octubre 2020 | 06:00

Nuevo México— “Por favor, no vayan a El Paso”, dijo Michelle Lujan Grisham, gobernadora de Nuevo México, durante una conferencia de prensa el jueves.

Un día antes de que entren en vigor las nuevas restricciones, Lujan Grisham enfatizó a los residentes del vecino estado que no visiten Texas, especialmente El Paso.

Ya en vigor, una de esas restricciones requerirá que los residentes de Nuevo México estén en cuarentena durante 14 días después de viajar a estados de alto riesgo.

Aunado a las nuevas reglas, todos los establecimientos que sirvan alcohol deberán cerrar antes de las 10 de la noche.

“Estamos viendo que en estos establecimientos, las personas se quedan demasiado tiempo y participan en actividades que no son seguras en un mundo Covid”, dijo Lujan Grisham.

También a partir de este fin de semana, los hoteles de Nuevo México verán reducida su ocupación, además de que las reuniones se limitarán a cinco personas o menos.

La gobernadora calificó las cifras del virus en Nuevo México como “impactantes” y dijo que si continúan lo brotes, habrá más restricciones.

“Si no lo hacemos bien, tengo que restringir las actividades de alto riesgo; esa es la única otra herramienta que tengo en mi caja de herramientas”, manifestó Lujan Grisham.

“Salvará vidas y evitará que abrumemos nuestros hospitales y nuestro sistema de atención médica”, añadió.

Nuevo México reportó 672 casos nuevos en todo el estado, de los cuales 89 se encontraban en el Condado de Doña Ana, lo que lo convierte en el segundo condado con mayor número de casos reportados en todo el estado.

“Esta es la emergencia más grave que ha enfrentado Nuevo México”, dijo Lujan Grisham en su conferencia de prensa semanal transmitida por Facebook. “Los riesgos para la salud son extremos”, declaró la gobernadora.

Aunque dijo que los números de casos recientes “justificarían” restricciones aún más estrictas, Lujan Grisham dijo que era demasiado pronto para volver a los cierres a gran escala que Nuevo México vio antes en la pandemia, como la prohibición de comer dentro de restaurantes y las actividades de ventas minoristas.

Lujan Grisham expresó que esperaba que el estado pueda tener éxito en la gestión de Covid-19 sin recurrir a medidas más severas que asestarían un golpe aún más duro a la economía.

“Si hacemos todo lo que le pedimos que haga, con la nueva orden de salud pública y volver a lo básico, las cifras irán disminuyendo gradualmente”, dijo.

Aun así, el éxito elogiado a nivel nacional de Nuevo México en la lucha contra el virus se ha deteriorado en las últimas semanas, y el promedio móvil de siete días de nuevos casos aumentó a 404 a partir del 9 de octubre, muy por encima del objetivo del estado de 168 y el doble que el último mes.