El Paso

Gana Austin a Texas ‘batalla del cubrebocas’

Capital estatal podrá exigir uso de mascarillas, dictamina juez

Associated Press

Reese Oxner / The Texas Tribune

sábado, 27 marzo 2021 | 06:00

Austin y el Condado de Travis pueden seguir exigiendo cubrebocas durante al menos un poco más después de que un juez de Distrito denegara la solicitud del fiscal general de Texas, Ken Paxton, de un bloqueo temporal del mandato local.

Paxton demandó a los funcionarios locales por negarse a poner fin al mandato después de que el gobernador Greg Abbott levantó las restricciones estatales a principios de este mes. Paxton probablemente apelará la decisión.

La jueza de Distrito, Lora Livingston, aún no ha emitido un fallo final sobre los méritos del caso, lo que significa que se les puede pedir a los funcionarios de Austin y Travis que cumplan con las disposiciones estatales.

Mientras tanto, el juez del Condado, Andy Brown, dijo que el fallo del viernes al menos prolonga la cantidad de tiempo que se requieren máscaras en sus comunidades, lo que les da más tiempo para vacunar a sus residentes.

“He estado haciendo todo lo posible para proteger la salud y la seguridad de las personas en el Condado de Travis”, dijo Brown en una entrevista. 

“Y el fallo de la juez Livingston hoy nos permite seguir haciéndolo”, agregó.

Abbott puso fin a casi todas las restricciones de seguridad de Covid-19 del estado el 10 de marzo, incluido el mandato estatal de usar cubrebocas, citando disminuciones en las hospitalizaciones y los casos de Covid-19. Muchos expertos en salud pública dijeron que la medida fue demasiado pronto, antes de que la mayoría del estado fuera vacunada o incluso fuera elegible para una vacuna.

En su orden, Abbott dijo que “ninguna jurisdicción” puede exigir que una persona use una máscara en público si el área no cumple con un cierto umbral para las hospitalizaciones por coronavirus en esa región hospitalaria. Como resultado, muchos gobiernos locales eliminaron sus restricciones. Sin embargo, este no fue el caso en el Condado de Travis, donde los funcionarios dijeron que seguirían exigiendo el uso público de máscaras.

Paxton demandó a Austin y al Condado de Travis el día después de que se levantaran las restricciones estatales. Sostuvo que la orden de Abbott reemplaza a todas las jurisdicciones locales.

Los abogados estatales presionaron para que el juez otorgara una orden judicial temporal al día siguiente, pero Livingston dijo que no habría sido justo darles a los acusados sólo un día para prepararse. Por lo tanto, las máscaras siguieron siendo necesarias en el Condado de Travis.

“Cada día que podamos mantener el mandato de máscara de la Autoridad de Salud local en su lugar es una victoria”, dijo el alcalde de Austin, Steve Adler, en una entrevista con The Texas Tribune el viernes. “El hecho de que pudiéramos mantenerlo en su lugar por las últimas dos semanas, durante las vacaciones de primavera, es una victoria, por el tiempo que dure”.

Adler dijo que a medida que el número de casos se estabiliza y la elegibilidad para la vacunación se amplía, la Ciudad puede seguir adelante con los planes para abrir más negocios, pero el mandato del cubrebocas debería permanecer vigente.

“Puedes usar máscaras y aun abrir negocios, puedes usar máscaras y tener más estudiantes en la escuela”, dijo Adler. “Puedes usar máscaras y hacer todas esas cosas, y es un precio tan pequeño a pagar para proteger vidas y gente”.

Texas ha visto una mejora en las condiciones a medida que los nuevos casos de Covid-19 y las hospitalizaciones han caído a mínimos no vistos desde octubre. Las vacunas están aumentando con más del 11.5 por ciento de la población completamente vacunada, aunque los texanos afrodescendientes e hispanos enfrentan desigualdades médicas sistémicas y están siendo vacunados a tasas desproporcionadamente bajas. A partir del lunes, todos los texanos mayores de 16 años serán elegibles para inscribirse para una cita de vacunación.

Pero a pesar de que las cifras están mejorando, el doctor Mark Escott, Autoridad de Salud Provisional del Condado de Travis, testificó en la Corte el viernes que durante la última semana, está viendo que la tendencia a la baja se estabiliza. Y con cepas variantes de Covid-19 en la mezcla, Escott dijo que la situación podría empeorar sin una intervención de salud pública.

“Está claro que aún no hemos vencido al Covid-19”, dijo Escott. “Y está claro que si somos capaces de mantener esas protecciones, nos dará tiempo para vacunar a más personas y, en última instancia, salvar vidas”.

Esta no es la primera vez que Paxton entabla una demanda por las restricciones de Covid-19. En diciembre, Paxton demandó con éxito a Austin y al Condado de Travis porque los funcionarios locales implementaron un toque de queda nocturno durante el fin de semana festivo de Año Nuevo. Sin embargo, el caso no se decidió hasta después de las vacaciones y los funcionarios hicieron cumplir el toque de queda.

Paxton también bloqueó la orden del Condado de El Paso que ordenaba a las empresas no esenciales que cerraran en noviembre.

El resultado final del caso podría tener implicaciones para otras ciudades y condados de Texas sobre cómo los gobiernos locales pueden hacer cumplir sus propios mandatos de salud pública, incluso después de que el Estado ordenó su finalización.