Familia demandante pide no alterar instalaciones de Walmart

.

Roberto Carrillo Arteaga
El Diario de El Paso
martes, 10 septiembre 2019 | 06:00
Archivo |

En la demanda entablada por la familia García contra el corporativo Wal-Mart, los abogados de las víctimas piden que la corte establezca una orden de restricción en las instalaciones de la tienda donde ocurrió la tragedia, para que se puedan aclarar las fallas en el sistema de vigilancia que a decir de los demandantes, propició en parte el ataque.

El documento legal de la demanda pide a la Corte 120 de Distrito de El Paso el conceder una orden de restricción para que Wal-Mart se abstenga de modificar las instalaciones de la sucursal donde ocurrió el tiroteo del 3 de Agosto del 2019 en El Paso.

La intención es la de poder establecer fundamentos que esclarezcan las fallas en los protocolos de seguridad ante casos de tiradores activo en sus instalaciones.

“Sabemos que en este momento ya se han realizado renovaciones en la tienda, pero en dicho caso vamos a pedir por medios legales videos y fotografías obtenidas por los investigadores policiacos”, dijo el abogado Patrick Luff, de la firma The Ammons Law Firm, con sede en Houston.

“Sabemos que Wal-Mart va a tratar de enfocar la responsabilidad contra el tirador, por ello es que esperamos un juicio largo donde Wal-Mart tratará de evitar la responsabilidad en los hechos”, sostuvo Luff.

En el expediente del caso The Ammons Law Firm se ha referido al sonado caso de secuestro y toma de rehenes que ocurrió en Junio del 2016 en una sucursal del corporativo en Amarillo, Texas.

De acuerdo al contexto que es parte de la demanda, a partir de dicho momento se estableció una medición de riesgo en las diferentes tiendas alrededor del país, y donde de acuerdo a datos internos de Wal-Mart se puede reconocer y tomar medidas en localidades con riesgo de padecer un ataque armado.

“Queremos saber cómo es que se catalogó a la tienda de El Paso en esta escala de riesgo, y también saber porqué no había un guardia en servicio al momento del ataque, algo que pudo haber cambiado el curso de los hechos del 3 de agosto”, afirmó Luff.

“Pensamos que Walmart puso las ganancias por encima de la seguridad de sus compradores”, sostuvo el abogado.

Los 4 integrantes de la familia García fueron los primeros en tomar una acción legal contra el corporativo Wal-Mart, y en el documento emplazado el pasado martes en la Corte 120 de Distrito de El Paso, señalan las fallas de la empresa al no brindar protección adecuada pues no había guardias de seguridad en la tienda.

“Hasta donde sabemos el tirador estuvo antes en la tienda porque le dio hambre, identificó a las posibles víctimas y regresó al estacionamiento por su arma, regresó a la tienda y disparó. Todo esto se habría evitado si hubiera algún guardia de seguridad en la tienda”, señaló Don Coca, padre de la demandante Jessica García.

Jessica y Guillermo García fueron las primeras víctimas heridas cuando comenzó el tiroteo, ya que ambos se encontraban afuera de la tienda recaudando fondos para el equipo de fútbol de su hija mayor.En total fueron heridos 5 padres de familia del equipo EP Fusion SC: Enrique Atilano, Maribel Latin y Jessica García, así como los también entrenadores Luis Calvillo y Guillermo García.

“En la demanda se dice que Wal-Mart no prestó la protección necesaria a sus clientes, y es precisamente lo que se considera a la familia García, ya que al realizar la venta de productos ellos se convirtieron en consumidores, porque todo lo que vendían lo compraron en la tienda, y aún se encontraban en sus instalaciones”, subrayó el abogado de la familia.