El Paso

Falta de turistas mexicanos trastorna la economía de El Paso

Recuperación plena tardará 5 años, advierte experto; urgen a reabrir puentes lo antes posible

Ivanna Leos
El Diario de El Paso

martes, 22 junio 2021 | 08:34

Archivo / El Diario de Juárez | El comercio se ha visto afectado

El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) anunció el domingo que el cierre de la frontera terrestre para viajeros no esenciales –básicamente turistas mexicanos– de México a Estados Unidos se extenderá un mes más, hasta el 21 de julio.

Esta medida, que cumplirá 16 meses desde su implementación, en marzo de 2020, con el objetivo de evitar los contagios de Covid-19, ha tenido un fuerte impacto económico en la región fronteriza.

En particular se ha visto afectado el sector comercial de El Paso, que depende en gran parte de los compradores mexicanos. Miembros de la comunidad, líderes empresariales y académicos locales urgen a la reapertura de la frontera lo antes posible y advierten que la recuperación plena tardará hasta cinco años.

Tom Fullerton, economista de la Universidad de Texas en El Paso (UTEP) asegura que difícilmente la economía volverá a la normalidad si las fronteras se abren en los próximos meses.  

“Desde un punto de vista del ciclo económico de corto plazo, se observaría un rebote comercial muy marcado durante los primeros 90 días. Sin embargo, desde un punto de vista estructural de largo plazo, la historia mundial indica que las rupturas económicas de las pandemias requieren alrededor de 5 años para ser cicatrizadas”, precisó.

Añadió que, históricamente, las pandemias casi siempre causan 24 meses de trastornos en el ciclo económico y eso se observa con la pandemia actual. 

“En esta región, también se observa comportamiento económico bifurcado con comercio débil y expansión industrial más estable”, dijo el economista de UTEP.

Explicó que depende del progreso con las vacunas y la salud pública para que las fronteras se abran; no obstante, la reapertura no sería suficiente para reactivar la economía en su totalidad.

“En El Paso, los alcances con las vacunas anti-Covid son muy positivos, pero existe un rezago muy grande para Ciudad Juárez y el resto del estado de Chihuahua. Mientras el capital humano de la región siga en riesgo, la economía no podrá volver a la normalidad”, comentó.

“Las dificultades principales seguirán siendo comerciales. En general, disminuye la eficiencia regional por enfrentar este obstáculo institucional. Sin embargo, los riesgos asociados con el coronavirus y sus variantes son muy serios y esta medida afecta tanto a la frontera entre Estados Unidos y Canadá como a la frontera con México”, dijo Fullerton.

Elemento vital: Borderplex

Jon Barela, director ejecutivo de The Borderplex Alliance, organismo que promueve el desarrollo entre Juárez, El Paso y Las Cruces, emitió una declaración en donde asegura que los viajes transfronterizos son el elemento vital de nuestra economía regional.

“Después de más de un año de viajes restringidos, es hora de reabrir nuestra frontera Sur a los viajes no esenciales. Las tasas de vacunación están aumentando, las tasas de infección están disminuyendo”, dijo Barela.

“Sin embargo, para que nuestra economía se recupere y crezca por completo, es fundamental reabrir nuestra frontera con México. México es nuestro socio comercial más importante y una fuente continua de crecimiento económico y oportunidades para nuestras economías locales, estatales y nacional. Continuaremos instando a la Administración a trabajar con nuestros aliados en México para hacer de la reapertura de la frontera una prioridad máxima”, añadió.  

Dayana Esquivel, una juarense que viajaba a El Paso hasta tres veces por semana para comprar productos para el cuidado de su bebé, aseguró que con la extensión de 15 meses a las restricciones, se ha tenido que “acostumbrar” a otros productos que no encuentra en México”.

“Cruzaba hasta 3 veces por semana para ver a mis amigos que viven allá o simplemente hacer mis compras. Hay artículos que encuentras allá y acá no, por ejemplo, pañales de bebé o ropa”, dijo Esquivel.

“Me he tenido que adaptar a encontrar productos o cosas similares de este lado o si es mucho mi agrado de algo de allá pedirle a alguien si lo puede comprar por mí y cruzarlo. Pero sí me ha afectado, podría decir que en relación a lo material porque por ejemplo la mayoría de mi ropa o la de mi bebé la compraba allá y es que, la verdad, me parece de mejor calidad y precio”, explicó la juarense.

Esquivel dijo que, además de las compras y los productos, extraña “salir de la rutina” que se vive en Ciudad Juárez.

“Me hacía ilusión la posibilidad de que se abrieran porque sí extraño muchas cosas de cruzar, entre ellas la comida o simplemente poder pasear de aquel lado”, finalizó.  

Aspectos sanitarios

El domingo por la noche, el DHS confirmó la extensión de las restricciones por un mes más, con el objetivo de reducir los contagios de Covid-19 y proteger a la comunidad de posibles repuntes.

“Para reducir la propagación de Covid-19, Estados Unidos está extendiendo las restricciones sobre viajes no esenciales en nuestra tierra y cruces de ferry con Canadá y México hasta el 21 de julio, al tiempo que garantiza el acceso para viajes y comercio esencial”, se informó en un comunicado del Departamento de Seguridad Nacional.

Asimismo, se informó que el DHS ha observado desarrollos positivos en las últimas semanas y “está participando con otras agencias estadounidenses en los grupos de trabajo de expertos de la Casa Blanca con Canadá y México para identificar las condiciones bajo las cuales las restricciones pueden aliviarse de manera segura y sostenible”, se lee en el informe.

El juez del Condado de El Paso, Ricardo Samaniego, ha insistido en el objetivo de llegar a la “inmunidad colectiva” para poder relajar las restricciones y reabrir las fronteras lo más pronto posible con el fin de impulsar la economía local. 

“Nuestro objetivo es tener la inmunidad de rebaño. Lograr que el 75 por ciento de la población de El Paso esté vacunada y con ello reactivar la economía”, dijo Samaniego.

close
search