PUBLICIDAD

El Paso

Fallece Ingeborg Heuser, icónica maestra de ballet

Alemana de nacimiento pero paseña de corazón, dejó un legado de amor por la danza a cientos de estudiantes

Ouisa Davis / El Paso Matters

jueves, 17 febrero 2022 | 06:00

Cortesía | Heuser durante un ensayo El Paso Matters

PUBLICIDAD

Existen, entre nosotros, almas especiales que dan forma al paisaje artístico de la región fronteriza de El Paso. Las contribuciones a la Orquesta Sinfónica de El Paso del maestro Abraham Chávez; del director de teatro en español y creador del original ¡Viva! El Paso Héctor Serrano; de la bailarina y maestra folclórica Rosa Guerrero; la bailarina y profesora de flamenco Rita Triana; Prentice Loftin de El Paso Opera; la productora de Gilbert & Sullivan, Joan Quarm; Jan Wolfe de Kids & Co. y El Paso Playhouse; el escenógrafo Bert Ronke; y los pintores Hal Marcus y Francisco Romero ocupan un lugar preponderante en nuestra memoria.

Cuando uno de estos, nuestros fundadores, abandona el “escenario”, nos llama a hacer una pausa y tomar nota.

PUBLICIDAD

Ingeborg Heuser, una destacada maestra de ballet, coreógrafa y diseñadora profesional, falleció el 14 de febrero en El Paso, rodeada de su amada familia y cuidadores.

Ex profesora en el departamento de música de la Universidad de Texas en El Paso (UTEP) y directora artística del Ballet El Paso, Ballet of the Americas, UTEP ballet y Texas Western Civic Ballet, sus producciones adornaron los escenarios de los lugares de EP con estudiantes y bailarines locales de ballet durante más de cinco décadas.

Aunque su viaje comenzó en Alemania, ella era una verdadera paseña y amaba la región del Paso del Norte con todo su corazón. Es apropiado que haya dejado este mundo el Día de San Valentín: una de sus últimas producciones fue “To El Paso, With Love”, presentada en el Coronado Country Club en un fin de semana del Día de San Valentín.

Después de completar sus años de estudiante en la Escuela de Ballet de la Deutsche Oper en Berlín, Alemania, Heuser, nacida en Alemania, se convirtió en miembro del cuerpo de baile y recibió su primer contrato como solista un año después. Con esta compañía realizó una gira por Europa y apareció en seis películas alemanas e italianas. Su maestra más importante fue la famosa pedagoga y coreógrafa Tatjana Gsovsky.

Legó a los Estados Unidos en 1948, y a El Paso en 1953 cuando su esposo, Joe Weissmiller, estaba estacionado en Fort Bliss. Comenzó a enseñar en la YWCA mientras trabajaba en el departamento de publicidad de los grandes almacenes de la Casa Blanca. Abrió su primer estudio, el Ballet Centre, en Federal Street en 1955, que se trasladó a Raynolds Street en 1956 y luego se ubicó en la Cincinnati.

Heuser se convirtió en directora de ballet del Texas Western Civic Ballet en 1960. Fue entonces que E.A. Thormodsgaard, presidente del departamento de música en ese momento, le pidió que formulara un programa de ballet en el Texas Western College (actualmente UTEP). En 1962, George Balanchine la invitó a participar en sus seminarios para maestros y programas de asistencia regional.

Guiada por Doris Hering y Jean Gordan de Dance Magazine, así como por su amiga de confianza Ruth Page, Heuser fijó el rumbo de la compañía que se convertiría en Ballet de El Paso. Trajo artistas invitados, la mayoría de los cuales eran amigos, de todo el mundo.

Como pedagoga, Ingeborg Heuser enseñó en la Academia de Berlín, en la Ciudad de México, Houston, Dallas y Los Ángeles. Fue invitada a reemplazar a David Lichine durante dos meses en Roma en la Academia Nacional de Ballet.

Como primera profesora de ballet y directora de la división de ballet en el departamento de música de la Universidad de Texas en El Paso, Heuser creó y enmarcó el panorama de la danza de El Paso. A medida que los niños crecían y se desarrollaban como bailarines en su estudio privado, fueron invitados a unirse a la Escuela de Jóvenes Bailarines de UTEP y se convirtieron en aprendices e intérpretes en sus muchas producciones de ballet. Miles de niños y jóvenes de El Paso pasaron por las puertas de su estudio.

Gran parte de sus alumnos se convirtieron en bailarines profesionales en todos los géneros, maestros de ballet, miembros del personal artístico de la compañía, directores artísticos y coreógrafos, así como escritores, dueños de negocios, maestros de escuela, médicos, abogados, artistas, amas de casa, contadores, arquitectos y otros profesionistas.

Muchos de sus alumnos fueron aceptados en las principales compañías del mundo, incluido el Ballet de San Francisco, el Ballet Real Danés, el Ballet Real Sueco, el Ballet del Siglo XX de Bejart, el Ballet de Pittsburgh, el Ballet de la Ciudad de Nueva York, el Ballet West, el Ballet Arizona, el Grand Ballet Canadien, Ballet San Antonio y varias compañías de ballet europeas-estadounidenses más pequeñas.

Heuser coreografió muchos ballets para Ballet El Paso y en Roma, Italia, Utah y Alabama. Ella coreografió varias producciones de El Paso Opera y secuencias de obras clásicas para el ‘¡Viva! El Paso’ dirigida por su ex alumno, Héctor M. Serrano.

A través de décadas de actuaciones públicas y escolares, Heuser presentó a los habitantes de El Paso la belleza de la danza y sentó una base sólida para la comunidad artística en nuestra región fronteriza.

Heuser era una profesional consumada y versátil que diseñaba (y a veces cosía) vestuario para sus ballets y colaboraba con profesionales del teatro como Albert “Bert” Ronke, Mike Spence, Paul Enger y Robert Phaup en el diseño escénico, la iluminación y la producción técnica.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search